miércoles, 3 de agosto de 2016

Hoi An, la referencia de la seda en Vietnam.

El sector textil da trabajo a más de mil personas, y hay cuatro fábricas de sericicultura.


Se define a la sericicultura como la cría del gusano de seda –Bombyx mori- mediante un conjunto de técnicas para producir capullos, y con ellos, la seda como producto textil final.
Las primeras referencias a la cría del gusano, con el fin de obtener la seda, datan del año 3400 a.C. en la actual China, donde abundaba el árbol de la morera. En el año 1300 a.C.
hay evidencias de la producción de seda y de tejidos con ella. Los miembros de la familia imperial serían los primeros usuarios de los productos obtenidos del trabajo de la seda extendiéndose su producción, tanto geográfica como socialmente, hacía otras zonas de Asia.
Pronto se convirtió en un producto de lujo, apreciado por los comerciantes, llegando a tener una fuerte demanda y convirtiéndose en un elemento básico del comercio internacional.
En la actualidad más de trescientos países son productores de seda, siendo China el primer productor mundial con gran diferencia, con cerca del 55 %, seguido de la India con un 14 %. Vietnam ocupa la séptima posición en el ranking mundial, con apenas un 0,09 %.
En Vietnam, la ciudad de Hoi An, ubicada en el centro del país y perteneciente a la provincia de Quang Nam, es la referencia de los trabajos textiles en seda. Trabajos basados en una tradición que quizá le venga desde el siglo XVI, cuando se convirtió en un importante puerto comercial, al que acudían mercaderes de China, Japón e incluso de Europa, y que fue referencia en Asia hasta el siglo XIX.
La ciudad se ha especializado en el sector textil, y en concreto en el trabajo de la seda, en ella hay cuatro fábricas de seda y más de mil trabajadores. Fábricas que desarrollan un trabajo integral de sericicultura, a las que se suman talleres más modestos. En ellas, partiendo de la cría del capullo de seda, obtienen el hilo, lo tejen, manufacturan la tela, confeccionan las prendas y proceden a su venta.




Thang Loi, una de las cuatro fábricas existentes.


Taller-tienda en el barrio antiguo.




Actividad industrial y comercial, que se compatibiliza con la turística, siendo las visitas a fábricas y talleres uno de los reclamos de la ciudad, dónde muestran todo el proceso desde su inicio a los visitantes.
Proceso que comienza con las explicaciones sobre el nacimiento de los gusanos, que se obtienen mediante la colocación de sus huevos en un recipiente especialmente preparado.









Los huevos eclosionan y comienzan a ser alimentados con hojas frescas de morera.









Después de unos 35 días y 4 mudas de piel, los gusanos son 10.000 veces más pesados que cuando nacieron y son ya capaces de comenzar a hilar los capullos.









Las orugas –gusanos- son colocados en un marco de caña, dónde cada una empieza a hilar un capullo, con movimientos de cabeza siguiendo un patrón determinado, produciendo una seda líquida.











Durante los dos o tres días siguientes, la oruga hace girar sobre si misma alrededor de un millar de filamentos, quedando encerrada dentro del capullo.







Momento en que pasan al proceso de metamorfoseado para reproducirse, o se introducen en agua hirviendo, y son retiradas cuidadosamente de su capullo. Los capullos ahogados son clasificados por el tamaño de la fibra, calidad y defectos. 








El proceso de extracción se hace mediante una máquina que extrae la delgada hebra del filamento de seda, poco a poco, evitando su ruptura. Los filamentos se van combinando y formando un hilo, que se va enrollando en una especie de rodillo de forma cuadrada, formando una bobina









Seguidamente las madejas de hilos, se pasan a telares artesanales, dónde se van trabajando en función del destino de las mismas.










La oferta comercial en estas fábricas y en los múltiples talleres y comercios que hay en la ciudad es muy variada. Vestidos, trajes, camisas, blusas, pijamas y todo tipo de prendas de vestir; bolsas, bolsos y otros similares; cuadros; artículos para el hogar; los típicas lámparas vietnamitas y otros muchos útiles es posible encontrar en las mismas.








Comercios en los que es posible adquirir cualquier tipo de prenda confeccionada en el día. El servicio está tan especializado, que en cuestión de horas toman las medias, prueban y entregan el pedido demandado.












MÁS INFORMACIÓN. Pinchar en enlaces.






“Dominar a otros es fortaleza. El dominio de sí mismo es el verdadero poder”. Lao-Tse (siglo IV a.C) filósofo chino, creador del taoísmo.



No hay comentarios:

Publicar un comentario