lunes, 13 de junio de 2016

Hanoi. La Catedral de San José (Nha Tho Lon).

Iglesia católica, de estilo neogótico, ejemplo de arquitectura colonial.


Las tres religiones principales en la tradición religiosa de Vietnam son el budismo, el taoísmo y el confucionismo, conocidas en conjunto como Tam Giao, cuyo significado es tres enseñanzas o triple religión. A ello se añade las costumbres nativas de adorar a los espíritus, venerar a los antepasados y deificar a los héroes nacionales. El caodaísmo es una religión sincrética creada en el siglo XX que se practica en el sur del país, que se suma a la población de creencia cristiana y a un número más reducido de hinduistas y musulmanes cham, sin olvidarse del conjunto ecléctico de religiones y creencias que tienen las diversas etnias existentes.
El catolicismo tuvo su primera presencia en el siglo XVI, introducido por los misioneros españoles, portugueses y franceses, que comenzaron a instalarse en la entonces Indochina. El momento de mayor esplendor se desarrollo a finales del siglo XVII, con el establecimiento de obispados y el ordenamiento de vietnamitas como sacerdotes. A partir del siglo XVIII el cristianismo fue perseguido por las diferentes dinastías y gobiernos, con mínimos momentos de protección hasta 1990, año que a tenor de la política aperturista y la liberación religiosa permitió un tenue resurgimiento del mismo.
En la actualidad el cristianismo, cuenta con unos nueve millones de fieles, aproximadamente un 10 por ciento de la población total del país, de los que el noventa por ciento son católicos. Las iglesias, contempladas como símbolo de la decadencia capitalista, están siendo tímidamente restauradas, y las liturgias restaurándose de forma paulatina, con especial predominio por razones históricas en el sur del país.
Hanói, la capital desde 1954 primero de Vietnam del Norte y después de la República Socialista de Vietnam, se encuentra situada en la zona norte del país, en la margen derecha del río Rojo. Dividida en un distrito provincial, diez urbanos y dieciocho rurales, tiene una extensión de cerca de mil kilómetros cuadrados, y una población –incluyendo su área metropolitana- superior a los siete millones de habitantes.
En el número 40 de la calle Nha Tho, en el distrito de Hoan Kiem, el más céntrico y emblemático de la capital vietnamita, ubicada en una plaza rodeada de edificios antiguos y viejos, se encuentra la Catedral de San José, la catedral y principal templo católico de Hanoi.




Vista de la Catedral desde un edificio cercano.




Envejecida iglesia, de estilo neogótico tardío, cuya construcción tardo dos años, y fue inaugurada el día de Navidad de 1886. Monumento peculiar, de diseño con chapiteles y  majestuosas agujas, basado en el de la Catedral de Notre Dame de París. Levantada durante la primera ocupación de la ciudad, es un ejemplo de la arquitectura colonial de Hanoi. Es también conocida como la pequeña Notre Dame, pero no en honor de la primigenia parisiense, sino de su homónima de Saigón edificada seis años antes.







Sede de la Archidiócesis de Hanoi, su campanario está compuesto por una gran campana y otras cuatro más pequeñas, su nave tiene forma de cruz, y sus dimensiones son de 64,5 metros de largo, 31,5 de alto y 20,5 metros de ancho, llega a acoger en su interior a 4000 fieles en días más señalados.









A sus puertas, al igual que la sita en la actual Ho Chi Minh, cuenta con una estatua de la Virgen María, metros antes de su fachada.









Rodeada de verjas, cuenta con escalinatas a su entrada principal, aunque el acceso a la misma se hace por la puerta lateral.








En su interior, las ventanas con vidrieras y los murales religiosos, incluido un bajo relieve de los tres Reyes Magos con sus camellos colocado en su muro trasero, conservan el estilo tradicional europeo del exterior. En cambio, los pasillos, los muros y el recargado altar, están decorados con elementos de la tradición vietnamita.







Para su contrición los franceses derribaron la antigua pagoda Bao Thien, que ocupaba ese lugar desde hacía más de 800 años, respetando sin embargo la pagoda de la Dama de Piedra –Chua Ba Da- del siglo XV, ubicada en su extremo sur. Antiguamente denominada Luz Sagrada –Linh Quang – el supuesto hallazgo de una estatua femenina de piedra durante su construcción le granjeó el nombre con la que es conocida. Pagoda que cuenta con varias estatuas del Trich Ca o Buda Sakyamuni y dos antiguas y grandes campanas de bronce.

OBSERVACIONES: Fotos no firmadas cedidas por Juan Ibañez.


MÁS INFORMACIÓN. Pinchar enlaces.



“Allí dónde Dios tiene un templo, el diablo suele levantar una capilla”. Robert Burton (1577-1640), clérigo y erudito inglés.












No hay comentarios:

Publicar un comentario