viernes, 3 de junio de 2016

Hanoi. El lago de la Espada Restituida (Hoan Kiem).

Ubicado en el epicentro de Hanoi, en el distrito comercial de Hoan.


Hanói, la capital desde 1954 primero de Vietnam del Norte y después de la República Socialista de Vietnam, se encuentra situada en la zona norte del país, en la margen derecha del río Rojo. Dividida en un distrito provincial, diez urbanos y dieciocho rurales, tiene una extensión de cerca de mil kilómetros cuadrados, y una población –incluyendo su área metropolitana- superior a los siete millones de habitantes.
En el distrito urbano de Hoan - el comercial por excelencia - en el epicentro y neurálgico de la ciudad, en pleno barrio antiguo, se encuentra el lago Hoan Kiem, que en castellano significa “El lago de la espada restituida”.








Lago natural de agua dulce, que en su día posiblemente formase parte del río Rojo y que fue haciéndose más pequeño poco a poco por la tierra que fue ganando al lago, según fue creciendo la ciudad. En la actualidad ocupa una superficie de poco más de 10 hectáreas, su circunferencia abarca cerca de dos mil metros y su profundidad oscila entre un metro doscientos centímetros y dos metros. Su nombre original fue Thuy Luc, en castellano “lago de agua verde”, por el color verde de sus aguas durante todo el año, fruto del teñido ocasionado por las algas que contiene.









Su actual y peculiar nombre lo toma a inicios del siglo XV, y como muchos de los nombres de sitios y monumentos emblemáticos vietnamitas, está relacionada con una leyenda histórica, en este caso con el general Le Loi, con versiones diferentes pero fondo y final mismo.
En 1407, los chinos de la dinastía Ming invadieron Vietnam, siendo expulsados en 1428 viéndose obligados a reconocer su autonomía. El nacionalista Le Loi lideró el alzamiento y tras la victoria fundó la dinastía Le Moderna, quien rigió los destinos del país entre 1428-1728.
La leyenda cuenta que un día que el general paseaba por el lago, una tortuga dorada sagrada que vivía en el mismo  le entregó una espada mágica, para defender el reino contra los invasores Ming, siempre y cuando tras la victoria le devolviese el arma. Éste levanto en armas a los vietnamitas y, durante unos diez años, con la ayuda de la espada, que  demostró una eficacia ejemplar, logró contener y expulsar a los chinos, autoproclamándose emperador de Le Thai To, nombre por entonces de Hanoi. Tiempo después, un día que el emperador estaba paseando por la orilla del lago, apareció de nuevo la tortuga sagrada, reclamó la espada, se la tragó y nunca más fue vista.




Alegoría de la tortuga con la espada en la puerta de entrada al templo Den Ngoc Son.




Esta versión tiene mucho que ver con la moraleja de saber poner fin a las cosas y no caer en actitudes triunfalistas y egocéntricas. Otra versión concluye que fue el ya entonces emperador, quién volvió al lago para restituir el arma a su verdadero dueño. Sea el final uno u otro, obtenida la victoria el emperador mandó construir una pagoda para honrar  la tortuga y desde entonces es conocido y su nombre es Ho Hoan Kiem, el lago de la Espada Restituida.




Tortuga disecada en el Temlo Den Ngoc Son, que la creencia popular relaciona con la de la leyenda.





En el interior del lago en su orilla sur , en el islote llamado de la tortuga dorada, a mediados del siglo XIX se levantó una pequeña pagoda, construcción en forma de torre, llamada Thap Rua o torre de la tortuga, para recordar este hecho sobrenatural. Torre que se ha convertido en una reliquia de gran significación y símbolo e icono de Hanoi y sus habitantes.











En su orilla norte, en el lado opuesto, en otro islote se encuentra el “Templo de la montaña de Jade” (Den Ngoc Son), uno de los edificios más hermosos y venerados. Aquí se encontraba el palacio de verano de los emperadores de la dinastía Le, que fue destruido por el fuego, levantándose un templo y un pabellón a inicios del siglo XIX, en tiempos de la dinastía Nguyen. 
http://www.dendecaguelu.com/2016/06/hanoi-el-templo-de-la-montana-de-jade.html









Al mismo se accede a través del puente llamado The Huc –puente del sol naciente o del rayo del sol-, pintado en rojo, un atractivo paso de madera con arcos pintados en rojo intenso con adornos de animales y caracteres chinos a los lados, diseñado en forma de arco o peine para darle la bienvenida al sol de la mañana, destruido por un incendio en 1958 y reconstruido respetando su estilo inicial.









Al oeste se alza una gran estatua del emperador Ly Thai To, fundador de la dinastía Ly, erigida en 1888 en bronce sujeta por un pedestal de mármol, con su sombrero real y su espada imperial. Al que se le debe la fundación de la actual Hanoi en el año 1010, llamándola Thang Long o Dragón ascendente, ya que según la leyenda al entrar en la ciudad tras derrotar a los chinos, un dragón dorado alzó el vuelo y surcó el cielo.








La tradición dice, que aquellos que ven una tortuga en él son bendecidos por la buena suerte. Es en sí un ícono de Hanoi, representando para sus habitantes su historia, corazón y alma, quienes acuden al mismo con asiduidad y uno  de los destinos más populares de los turistas que visitan la capital vietnamita.









Suele estar abarrotado durante buena parte del día, a él acuden para hacer deporte –tanto a primera hora de la mañana como de la tarde- y durante las celebraciones del Tet Nguyen Dan, que señala el comienzo del año lunar, escenario de actuaciones de música y fuegos artificiales.











MÁS INFORMACIÓN.  Pinchar en los enlaces.




“El lago de Hoan Kiem, es un lago de flores en el centro de Hanoi”.  Ludemit, poeta griego.  


No hay comentarios:

Publicar un comentario