jueves, 16 de junio de 2016

Hanoi. Las casas de Ho Chi Minh.

Ubicadas en la parte posterior de su actual Mauseolo.


Ho Chi Minh, “el que ilumina”, nació el 19 de mayo de 1890, en Hoang Tru, en la región de Annam, en el centro de Vietnam. Su verdadero nombre era Nguyên Sinh Cung,  pero su vida en la clandestinidad durante una larga temporada de su vida, le obligó a utilizar innumerables apodos para escapar de la persecución policial.
Tras cursar estudios en Hue, abandono su país en 1911 para recorrer el mundo. Emigró a Paris, recibiendo la influencia del ideario socialista, afiliándose primero al Partido Socialista Francés y siendo cofundador del Partido Comunista Francés en 1920. Posteriormente se trasladó a Moscú y a China, dónde organizó la Juventud Revolucionaria y fundo el Partido Comunista de Indochina en 1927. Condenado a muerte por las autoridades coloniales francesas, huyó primero a la Unión Soviética y China, regresando a Vietnam en 1941, para participar en la lucha contra Japón y Francia, durante la Segunda Guerra Mundial, fundando el Vietminh –Frente para la Independencia de Vietnam- y siendo apresado.
Liberado en 1943, toma el mando de la insurrección vietnamita contra los franceses, adoptando el nombre de guerra Ho Chi Minh, que ya no abandonaría nunca, obteniendo la victoria en 1945 y proclamando la independencia de la República Popular de Vietnam.
En 1946 Francia no reconoció al nuevo Estado y comenzó una larga y sangrienta guerra, que concluyó el 7 de mayo de 1954, reconociendo Francia la existencia de cuatro Estados independientes en la entonces Indochina: Laos, Camboya, Vietnam del Sur y Vietnam del Norte. Este último bajo el gobierno de Ho Chi Minh.
Bajo un régimen socialista, impulsó una profunda reforma agraria y se esforzó por impedir la corrupción el abuso de poder, manteniendo un liderazgo carismático basado en compartir las decisiones políticas y en mantener un estado de vida austero y popular. Prosiguió su lucha revolucionaria por la reunificación de Vietnam, prestando apoyo al movimiento guerrillero comunista de Vietnam del Sur, en poder de una dictadura capitalista sostenida por la ayuda de Estados Unidos, generándose una nueva guerra, en este caso civil desde 1957 hasta 1975.
Conocido popularmente como tío Hò, murió antes del fin de la guerra, el 2 de septiembre de 1969, sin llegar a ver la retirada estadounidense, el hundimiento militar de Vietnam del Sur y la reunificación del país bajo un régimen comunista.  A pesar de su fallecimiento, al carismático líder siempre lo tuvieron muy presente sus tropas, portando los carros de combate cuando tomaron Saigon –capital de Vietnam del Sur- pancartas con el lema “Tú siempre marchas con nosotros, tío Hô”. Capital que seguidamente fue renombrada con su nombre, en su honor.
Hombre sencillo, que huyó de las comodidades y el boato del poder, antes de morir en una cueva de Hanói, a la edad de 79 años, a causa de la tuberculosis que padecía, manifestó en su testamento político su voluntad de ser incinerado y que sus cenizas se repartieran por el norte, centro y sur del país, como símbolo de la unidad nacional a la que había dedicado su vida.
Sus últimas voluntades fueron desoídas por los dirigentes del politburó vietnamita, cuyo cuerpo fue embalsamado con ayuda de especialistas rusos e instalado y expuesto en un impresionante y gigantesco mausoleo, de inspiración soviética, similar al de otros líderes comunistas mundiales. Oficiamente llamado “Lang Chu tich Ho Chi Minh”, se encuentra en  Hanói, en la plaza Ba Dinh, sita en el distrito homónimo situado al oeste de la capital vietnamita.
http://www.dendecaguelu.com/2016/06/hanoi-mausoleo-de-ho-chi-minh.html








En el entorno del mausoleo, en su parte posterior, a orillas de un bonito lago artificial, se encuentran las dos casas que habitó el presidente durante su mandato, modestas como toda su vida.







Ubicada en el antiguo jardín botánico, entre una gran variedad de hermosas plantas, en primer lugar, la primera casa de piedra en la que residió de 1954 a 1958, rehusando al antiguo palacio Presidencial del gobernador de Indochina, al considerar que era demasiado grandioso para él. Casa que hasta ese momento era utilizada por personal de servicio del palacio.









En el garaje de la misma se exhiben los tres coches, propiedad del ejemplar presidente, regalos de amigos franceses y rusos, y que apenas fueron usados por su propietario, en otro claro gesto de desapego de bienes materiales.









Y separada por un estanque artificial la segunda de ellas, mandada construir por él en 1958, residiendo en ella desde el 17 de mayo de ese año hasta su muerte en 1969.






Casa de pequeñas dimensiones que contó con su diseño y distribución, de gran simplicidad y modernidad a la vez.







Inspirada en las construcciones sobre pilares de las minorías étnicas, entre árboles centenarios, de estilo sobrio y refinado, testimonio del desapego que el gran revolucionario sentía hacia todo lujo ostentoso. Esta sencilla vivienda de dos plantas es conocida como Nha Bac Ho –casa de tío Ho-.








En la planta baja, junto a los pilotes y rodeadas de plantas se reparten las mesas y sillas, que solían utilizar los miembros del politburó en sus reuniones con el Presidente.








Las escaleras de madera de la casa conducen a dos sencillas habitaciones; un estudio y un dormitorio, ambos con el mismo aspecto que cuando vivía el gran líder. En el estudio se conserva una antigua máquina de escribir y una librería llena de volúmenes en diversos idiomas.









El dormitorio resulta más espartano todavía, con una cama, un reloj eléctrico, un teléfono y una radio.








En la planta inferior se encuentra un pequeño acuario con carpas, peces que abundan en el estanque y que el mismo se encargaba de alimentar, así como de cuidar su jardín.







Pegado a la casa, se encuentra el pequeño departamento que da acceso a un túnel con  salidas a cuatro casas a las afueras de la ciudad de su confianza. Túnel utilizado en los diferentes ataques sufridos durante las cruentas guerras en las que él dirigió a sus compatriotas.







Alrededor de la casa se extienden unos jardines con sauces llorones, mangos y jazmines, así como numerosos árboles de teca, alguno que supera los 320 años, en los que llama la atención su peculiar nacimiento.









MÁS INFORMACIÓN. Pinchar en enlaces.


“Desde hace más de ochenta años, los imperialistas franceses, abusando de la norma de la Libertad, Igualdad y Fraternidad, han violado nuestra Patria y oprimido a nuestros conciudadanos”. Ho Chi Minh (1890-1972) revolucionario, político y presidente de la República Democrática Popular de Vietnam.


No hay comentarios:

Publicar un comentario