jueves, 21 de julio de 2016

Hoi An. Sala de asambleas de Phuc Kien.

Ubicada en el casco antiguo, es uno de los vestígios de su población china.


Perteneciente a la provincia de Quang Nam, en el centro de Vietnam, la ciudad de Hoi An se encuentra situada en la orilla norte del río Thu Bon, su actual censo poblacional es de 90.000 habitantes. Fue un importante puerto comercial entre los siglos XVI y XIX, al que acudían mercaderes de China, Japón e incluso Europa, acumulando un rico legado cultural comparable al de pocas ciudades en Vietnam.
Su impresionante legado histórico y cultural, es un mosaico de culturas. Su casco viejo, envuelto en un hilo de intemporalidad, evoca tiempos pasados y sus edificios históricos, atractivas casas alargadas, las decoradas salas de asambleas y los santuarios familiares, que componen su barrio antiguo, ha merecido el reconocimiento de Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO desde 1999, contando con 884 edificaciones protegidas por su importancia histórica o cultural.
Ubicado en su casco antiguo, en la calle Tran Phu, se encuentra la “Sala de asambleas de Phuc Kien”, también conocido como el “Salón de la asamblea de la congregación china de Fujian”.








La pagoda del complejo, fue construida inicialmente a finales del siglo XVII, denominándose Kim Son, y estaba dedicada a Buda. 









El transcurso del tiempo daño seriamente la misma, y a finales del siglo XVIII –en el año 1759- fue comprado por los ricos comerciantes huidos de Phuoc Kien, en la provincia china de Fujian, el mayor grupo étnico chino de la ciudad, tras la caída de la dinastía Ming en el año 1644, de la que descendían algunos de ellos.










Quienes restauraron y embellecieron la misma, renombrándola como “Phuos Kien, salón de la asamblea” y dedicándola a Thien Hau, diosa del mar y protectora de los navegantes y marinos.  











Es una reliquia religiosa, el mayor salón de actos de la ciudad y cuenta con una gran riqueza arquitectónica y artística, estando incluido desde 1990 en el listado de los vestigios históricos nacionales vietnamitas.










El acceso al conjunto, es una estructura dividida en tres partes, cubierta con siete tejados superpuestos, con tejas barnizadas, predominando el color azul y con esquinas curvadas que se solapan entre sí.









Su magnífico pórtico cuenta con dos unicornios, que son los guardianes del templo.






 
                                                                                                                   





 El templo encierra bellas pinturas y la maqueta de un barco de vela de 1875, que simboliza el viaje inicial hacia Vietnam. 










En el diseño de la decoración, se han utilizado animales que simbolizan la cultura china, como el pescado –símbolo de los logros-, dragones –del poder-, unicornios –del conocimiento-, fénix –nobleza- o tortugas –de la resistencia-












El altar mayor está presidido por la diosa, flanqueada por los guardianes que la alertan cuando se produce un naufragio.  En el complejo también están representadas las diosas Thuan Phong Nhi, capaz de escuchar el sonido de un barco a millas de distancia, y Tjien Ly Nhan, capaz de verlos a igual distancia. La disposición de las estatuas de culto en el salón está basada en la filosofía oriental y significa “felicidad humana”






  
                                                                                                 



En ella también se encuentran las imágenes de comadronas celestiales y de los señores de la fertilidad, que son veneradas por quienes quieren tener descendencia. Así como la de los seis generales de la dinastía Ming, llegados a la ciudad y fundadores del complejo, y que simbolizan la fuerza y la honestidad.








La sala está comunicada con un patio exterior, en los que lucen esplendidos una fuente de cerámica y mosaicos con dragones y un gran mural en una pared lateral.











Una característica de la pagoda es que en ella se realizan ofrendan espirales de incienso, con forma de cono, que dependiendo de su tamaño pueden llegar a tardar en consumirse meses enteros.








En ella cada año lunar, en los días 15 de enero, 16 de febrero y 23 de marzo, se organizan actividades que son foco de atracción de los habitantes de la ciudad, y de turistas nacionales y extranjeros.



MÁS INFORMACIÓN. Pinchar en enlaces.



“Grandes actos se componen de pequeñas obras”. Lao-Tse (siglo IV a.C) filósofo chino, creador del taoísmo.


No hay comentarios:

Publicar un comentario