jueves, 7 de mayo de 2020

Los Tankwas, las embarcaciones de papiro etíopes

Surcan desde tiempos inmemoriales el lago Tana, siendo su ancestral medio de transporte.

El Cyperus papyrus, “Papiro”, es una planta adaptada a los medios acuáticos y húmedos, constituida por un tallo de sección triangular, que en su extremo superior porta hojas dispuestas en estrella.
Originaria de la cuenca sureste del mar Mediterráneo, alcanzó una gran difusión en Egipto, por su abundancia a orillas del Nilo, y dónde era utilizado para elaborar los documentos –llamados papiros- manuscritos y pintados.
En el lugar dónde nace el Nilo Azul, que al juntarse al Nilo Blanco en Jartun (Sudán del Sur) forma el Nilo, a más de 5.000 kilómetros, en el lago Tana en  Etiopía, abundan igualmente, pero la utilidad que le aplican es otra.
Esta planta, adaptada a terrenos húmedos y calurosos, condiciones que reúne el lago y su entorno, llega a alcanzar los cinco y seis metros de altura y un grosor de hasta 25 centímetros. 
El lago Tana, situado a una altitud de 1788 metros en Bahar Dar, la capital del estado de Amara, es el más grande de los muchos existentes en el país, y el décimo del continente africano, con 85 kilómetros de largo por 65 de ancho, una superficie de 3600 kilómetros cuadrados y una profundidad máxima de 14 metros.
Bahar Dar, confluencia de naturaleza, historia y modernidad.
Lago Tana, el mar interior y espiritual de Etiopía.






Auténtico mar interior de agua dulce, en un país sin mar, cuenta con cerca de cuatro decenas de islas e islotes, algunas no habitadas, cuyo número exacto varía según el nivel del lago y las diferentes interpretaciones de geógrafos, y en sus orillas se encuentran las penínsulas de Górgora, Mendabba y Zeghe.





Con las varas de los papiros y cuerdas, los habitantes del entorno del lago, de las islas y de las penínsulas construyen, desde tiempos inmemoriales, unas embarcaciones que denominan TANKWAS, que tiene forma de hoja o canoa.





Su construcción es muy rápida, no supera el día. Al igual que su vida útil, que apenas supera los dos meses, ya que al contacto con el agua se van empapando y pudriendo, a pesar de que cuando se sacan del agua, se secan al sol.




Estas ancestrales y pequeñas embarcaciones, miden entre cuatro y seis metros de eslora y su manga es estrecha, apenas el espacio para una o dos personas, son el medio de transporte utilizado históricamente por los habitantes del entorno del lago.




Son utilizadas para la pesca, para el transporte de materiales y para desplazarse de un lugar a otro. Cuando van muy cargadas, con las más variopintas mercancías o animales, se hunden por encima de la borda hasta casi desaparecer, de modo que sus tripulantes parece que navegasen flotando y remando sobre la superficie del agua.




El primer europeo que escribió sobre el lago Tana, las fuentes dónde nace el río Nilo Azul y las cataratas que este forma a los 30 kilómetros de su nacimiento y, como no, de las “tankwas”, fue el jesuita español, aunque algunas crónicas le otorgan falsamente nacionalidad portuguesa, Pedro Páez, en el año 1618.
Madrileño, llegado en 1603 a Etiopía, tuvo una gran relevancia en la historia de este país. Fue capellán y convirtió a dos emperadores al catolicismo, que se instauro como religión oficial en el país; creó escuelas; construyó un palacio imperial y una iglesia católica en Gorgora y escribió la “Historia de Etiopía” que él conoció, siendo el primero en ofrecer la detallada historia y geografía del entonces desconocido país africano.
Javier Reverte, en su libro “Dios, el diablo y la aventura”, recoge la descripción que de estas embarcaciones realizó el jesuita en libro: “Como una suerte de bajeles, que llaman tancoas, no fabricadas con madera sino con una clase de junco que llaman tabua, de los cuales hay muchos en este lago, cada uno de ellos es del grosor del brazo de un hombre y de una braza de longitud. La gente está muy satisfecha con estas canoas, que son tan bellas como aquellos que las hacen”.





Los artesanos hacen tankwas en miniatura, que son el principal souvenir que se vende en las penínsulas e islas del lago, a las que acuden cada vez más turismo atraídos por el expecional valor histórico, cultural y artístico de los monasterios coptos en ellos existentes y sus pinturas, únicos en el mundo.





MÁS INFORMACIÓN COMPLEMENTARIA. ARTÍCULOS SOBRE ETIOPÍA.


WEB ONG: AYME (AYUDAMOS A MAMA EN ETIOPÍA:  www.aymeong.es
** Dirección: C / Barcelona, 6, 5º D. 28940 Fuenlabrada. Madrid.
     Presidenta: Yeshi Beyene Hagos. Teléfono: 669-750-383.
     Vicepresidente: Diego Caballo Ardila. Teléfono: 616-470-139.
     Correo electrónico: ayme.ongd@gmail.com            
** Enlace vídeo de la creación de AYME:

** Guía en Etiopía: Eshetu Fanta. Email: salvavidas.fanta@gmail.com Teléfono: +251 911603107



“La gente está muy satisfecha con estas canoas, que son tan bellas como aquellos que las hacen”. Pedro Páez (1564-1622) jesuita y misionero español.


No hay comentarios:

Publicar un comentario