domingo, 22 de marzo de 2020

Mulu Maternidad Infantil. en Gondar. Un poco de Asturias ayuda a la vida en Etiopía.

Auspiciada por la ONG “Ayudamos a Mamá en Etiopía”, con la colaboración de Mensajeros de la Paz, el Gobierno del Principado de Asturias, los Ayuntamiento de Gijón, y Fuenlabrada, la Comunidad de Madrid y la  Fundación Alimerka.

Amara es uno de los ocho Estados en los que junto con tres Ciudades Autónomas, está dividida una República Democrática Federal de Etiopia, cuya superficie total de 1.133.000 kilómetros cuadrados es equivalente a las de España y Francia, por ejemplo.
Situado en el denominado altiplano etíope, su población mayoritariamente pertenece a la etnia amara y son cristianos coptos.
A ella pertenece Gondar, situada a los píes de las montañas de Simien, a una altitud de 2.133 metros, cuenta con una población aproximada de 750.000 habitantes. Fundada en 1632 y capital imperial desde entonces hasta 1855, es conocida como el “Camelot africano” por su imponente y maravilloso conjunto imperial de estilo medieval “Fasil Gebbi”.
En la actualidad, febrero 2020, es una moderna ciudad y una de las referencias turísticas del país. Con el Fasil Gebbi, los baños del emperador Fasilidas y el monasterio de Debre Birhan Selassie como sus referencias principales.
A pesar de ello, la región y la ciudad no están exentas de la endémica pobreza y miseria asentada en todo el país. Se calcula que el 84 %  de la población etíope vive en zonas rurales y su acceso a instalaciones sanitarias es casi inexiste, lo que le coloca en el puesto 169 de los 177 en el índice de Desarrollo Humano elaborado por la ONU.
Tres es el ratio estimado de médicos por cada 100.000 habitantes, por lo que solamente un 10 % de las mujeres dan a luz en presencia de una partera o sanitario, siendo continuos los abortos en condiciones deplorables, estando por ello considerada Etiopía como uno de los países más peligrosos para dar a luz, con un altísimo porcentaje de muertes neonatales y maternas.





Situación bien conocida por Yeshi Beyene Hagos, nacida en la región de Gondar, y residente desde en España desde 1991, previo paso fugaz por los Estados Unidos. Y hoy en día una “abanderada ejemplar” en la lucha contra esta lacra cuya existencia es inexplicable en pleno siglo veintiuno.


Yeshi con un niño en brazos nacido el 17-02-2020.


En el año 2011 acudió a su tierra natal para visitar a su abuela Mulu enferma, ingresada en el hospital de Gondar. En los ocho días que estuvo acompañándola, cinco fueron las mujeres fallecidas al dar a luz en el hospital, que unido a las lamentables condiciones del centro, motivaron su promesa a su abuela de que a su vuelta a España impulsaría algún movimiento para mejorar las condiciones sanitarias de su país, y en concreto de sus mujeres y niños.


La fotografía de su Mulu, luce en el pasillo junto con otras del Padre Ángel, Yeshi y de Yeshi con el Rey Felipe VI


Dicho y hecho, a su vuelta la inquieta y trabajadora etíope, con la inestimable ayuda de su marido español y de personas sensibilizadas con las situaciones de injusticia que existen en el mundo, crea en la madrileña Fuenlabrada -su localidad de residencia dónde regenta una peluquería desde 1994- ese mismo año la ONG: “AYUDAMOS A MAMÁ EN ETÍOPIA” (AYME). 




Nombre, que como índica su Web, es una toda una declaración de intenciones y objetivos, que no es otro que “Reducir la mortalidad infantil  mediante formación previa al parto, asistencia durante el mismo y mejorar los cuidados neonatales”.




Tras años de trabajo recabando apoyos, el 25 de septiembre de 2018, se inaugura a las afueras de Gondar: “MULU, MATERNIDAD INFANTIL”.




De cuyo funcionamiento fui conocedor directamente el 18 de febrero de 2020, con motivo del viaje turístico-humanitario que hemos realizado a Etiopía, organizado por la ONG y mi compañero en la FEPET –Federación Española de Periodistas y Escritores de Turismo- Diego Caballo, vicepresidente a su vez de AYME.


Con Yeshi, Diego y el equipo médico del complejo.


Esperada visita, y no por ello menos sorpresiva y edificante. Lo primero, la carga de  asturianismo positivo que me asaltó, al ver que en los cárteles que la anunciaban figuraban los logos y nombres del Gobierno del Principado de Asturias y del Ayuntamiento de Gijón, junto con la ONG y Mensajeros de la Paz.



Y que además, un proyecto complementario en espera de la financiación necesaria, el HOSPITAL INFANTIL PADRE ÁNGEL, lleve el nombre del sacerdote mierense. Y que el parque infantil lleve el del gijonés, Juan Miguel García, recientemente fallecido, responsable de proyectos de Mensajeros de la Paz.




Y es que gracias a la donación económica realizada por la Agencia Asturiana de Cooperación al Desarrollo del Gobierno del Principado de Asturias, la concejalía de Cooperación del Ayuntamiento de Gijón, la Fundación Alimerka, de Mensajeros de la Paz y la aportación, gestión y trabajo de la ONG, este magnífico proyecto es una realidad.



Ayudamos a Mamá en Etiopía cuenta entre sus grandes colaboradores con la Comunidad de Madrid y el Ayuntamientos de Fuenlabrada, quienes con sus aportaciones respectivas de una ambulancia y un laboratorio, hacen posible que el proyecto siga creciendo, ya que aún son muchas las necesidades a cubrir para un mejor servicio.




Su funcionamiento es posible gracias al acuerdo de colaboración que la ONG tiene con la Universidad de Medicina de Gondar –considerada la mejor del país- que envía médicos ginecológicos y otros especialistas encargados de su día a día.




Universidad que también conocimos ese día, pudiendo departir con su rector y con el decano de la facultad de Medicina, en un encuentro organizado para el grupo de viajeros por Yeshi Beyene.








Al igual que lo hizo con el Ayuntamiento, manteniendo un almuerzo de trabajo con su teniente de alcalde y el concejal de turismo.






En unos terrenos de diez mil metros cuadrados cedidos por el Ayuntamiento, las instalaciones la componen dos barracones que acogen las diferentes dependencias.





En espera de nuevos fondos, está pendiente de construir el mencionado Hospital Infantil, para lo que el Ayuntamiento ya ha cedido los terrenos necesarios.




Habitaciones, sala de partos, consultas, laboratorios, despachos médicos, baños y cocina, conforman unas humildes y necesitadas instalaciones, que sin embargo son todo un “lujo” en estas tierras y un ejemplo claro a seguir, tanto por su administración local, como estatal, al igual que otras ONG. Nada mejor que salvar la vida de una madre y de su hijo.






Un pequeño parque infantil y zona de ocio, al que se le ha dado el nombre de Juan Miguel en agradecimiento al enorme trabajo desarrollado para que la Maternidad fuese una realidad, complementan –de momento- las mismas.




A medias, en espera de los fondos necesarios, está una edificación para albergar la futura cafetería. Ya que aunque parezca extraño es de lo más demandado por una población que no entiende, y por lo que me han comentado casi prioriza, el festejo familiar por la llegada al mundo de una nueva criatura, a lo que se suma que sería también sería un medio para conseguir algún fondo más.





Sin embargo lo que más urge en estos momentos es un generador eléctrico, ya que el suministro eléctrico etíope deja mucho que desear, y son muchas las veces en las que a lo largo del día el suministro deja de funcionar. Son necesarios algo más de seis mil euros, para lo que he ofrecido mis servicios profesionales a Yeshi y a Diego, para realizar un evento en Madrid con el objetivo de recaudar dicho importe. Haber si lo conseguimos y al menos se cubre esa necesidad imperiosa, sobre todo bien como se encuentra el que tienen en la actualidad.




Dos ambulancias, donadas por el Ayuntamiento de Gijón y la Comunidad de Madrid, dan servicios a una Maternidad, en la que vieron la luz cinco nuevas criaturas en nuestra estancia en Etiopía, y llevaba registrados 404 nacimientos en su libro registro el día de la visita. ***





Y ello pese a las aún muchos recelos y reticencias de una población anclada en los albores de los tiempos, con creencias y costumbres difícilmente imaginables en nuestra sociedad occidental.




El centro también presta atención médica a los más pequeños y realiza las vacunaciones necesarias.




Por ello es habitual el desplazamiento de mujeres con sus bebes y niños a una Maternidad que es modélica en el país.





Antes de partir, aún hubo tiempo de que Yeshi y su equipo nos agradecieran nuestro apoyo y compromiso, y que mejor hacerlo con un café con pan y palomitas, la “bunna etíope” (ceremonia del café). 



Acto sumamente solemne, símbolo por excelencia de la hospitalidad de los habitantes de un país, que no sólo es uno de los principales productores mundiales sino que pasa por ser el lugar dónde fue descubierto.


 
                                           

Sensacional experiencia vivida, con las emociones a flor de piel en todos nosotros, y con la satisfacción de que las modestas aportaciones económicas y materiales que realizamos a la ONG tenían el mejor destino posible.





A ello se suma, que por primera vez veo y “palpo” que las ayudas a la Cooperación en nuestro Principado de Asturias, que tantas veces se utilizan políticamente son utilizadas correctamente. Por desgracia se leen y se escuchan tantas cosas sobre el funcionamiento de algunas ONGs que uno se ha vuelto bastante incrédulo.



El trabajo que realiza la ONG, con Yeshi como cabeza visible y “alma mater” de la misma, es digno no sólo de reconocer, sino de apoyar. Vaya el reconocimiento de Estela y el mío, y nuestro compromiso de apoyo.






OBSERVACIONES:
*** Etiopía se rige por el calendario “juliano”, que va 7 años y 8 meses por detrás del calendario occidental, de ahí que la fecha que figure en el registro fotografiado sea la del 09-06-12, en vez del 18-02-2020 que es cuando se saco la fotografía.
*** Fotos no firmadas, de compañeros que realizamos el viaje.


MÁS INFORMACIÓN DE LA ONG:
** Dirección: C / Barcelona, 6, 5º D. 28940 Fuenlabrada. Madrid.
     Presidenta: Yeshi Beyene Hagos. Teléfono: 669-750-383.
     Vicepresidente: Diego Caballo Ardila. Teléfono: 616-470-139.
     Correo electrónico: ayme.ongd@gmail.com            
MÁS INFORMACIÓN COMPLEMENTARIA. Pinchar en enlaces.

“Ninguna madre debería fallecer por dar a luz, ni ver como muere su hijo”.  Yeshi Beyene Haos, presidenta de la ONG “Ayudamos a Mamá en Etiopía”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario