viernes, 17 de septiembre de 2021

Escultura de Tino Casal, en Oviedo.

Ubicada en la calle Palacio Valdés, es obra del escultor Anselmo Iglesias Poli.

Oviedo, tercera capital del reino de Asturias, y por tanto en su momento de España, ostenta la capitalidad del Principado de Asturias, estando ubicado en el centro neurálgico del mismo. Vertebrado en 30 parroquias, su extensión es de 186,15 kilómetros cuadrados, se encuentra a una altitud de 227 metros sobre el nivel del mar, resguardado por el monte Naranco al norte, y la sierra del Aramo al sur, y su censo poblacional es de 220.406 habitantes –censo de 2020-.

Ciudad repleta de magia, la vieja dama del norte de España renueva cada día su encanto. Si algo la define es el exquisito cuidado de todos sus rincones. Visitarla y recorrerla es una aventura apasionante, la alta peatonalización de sus calles –tanto del centro como de barrios- permite al visitante el disfrute de parques, edificios, plazas, esculturas, fuentes, rincones y sobre todo gentes, y todo ello enmarcado en una máxima limpieza que le ha valido para ser galardonada en diferentes ocasiones como la ciudad más limpia de España.

Moderna y vital, pero repleta de historia, sus doce siglos de historia le permiten atesorar un patrimonio artístico como pocas ciudades españolas. Sus íconos monumentos del arte prerrománico, declarados Patrimonio de la Humanidad, se complementan con múltiples edificios civiles y religiosos, como la Catedral, componiendo un paisaje urbano al que complementa monumentos conmemorativos y esculturas.




Paisaje que se ha visto incrementado notablemente en las dos últimas décadas, debido al auge de esculturas que proliferan por todos sus rincones. Más de ciento cincuenta esculturas y monumentos, muchas en tamaño natural a píe de calle,  la convierten en un museo abierto e interactivo las veinticuatro horas, símbolos inmortales y representativos de la ciudad, susceptibles de ser tocadas, abrazadas y fotografiadas.

Desde el 12 de abril de 2019 luce al final de la céntrica calle Palacio Valdés, la dedicada a uno de los artistas más afamados del Principado, José Celestino Casal Álvarez, conocido artísticamente como Tino Casal.




Nacido en la localidad de Tudela Veguín, perteneciente al concejo de Oviedo, el 11 de febrero de 1950, fue un polifacético artista formado en la Escuela de Artes y Oficios de Oviedo, que destaco en su faceta de cantante, compositor y promotor de música pop de la que fue referencia nacional en la década de los años ochenta, considerado uno de los artífices de la denominada movida madrileña.

Cuyo fallecimiento un 22 de septiembre de 1991 a los 41 años de edad, en un accidente coche en Madrid, corto de raíz su consolidada carrera conmocionando a su entorno y el panorama musical español.




En el año 2016 fue nombrado a título póstumo “Hijo predilecto de Oviedo”, coincidiendo con el 25 aniversario de su muerte.

Y un año antes se creó una plataforma popular por iniciativa de su amigo el productor musical Juan Taboada, compuesta por sus familiares y amigos, que promovió la instalación de una escultura suya, que contó con el apoyo del consistorio desde su creación. Que fue inaugurada el 12 de abril de 2019 en la calle Palacio Valdés, muy cerca de la confluencia con las de Melquíades Álvarez, San Bernardo y Covadonga. Obra del artista ovetense Anselmo Iglesias Poli, realizada en bronce con una altura de 1,95 metros y un peso total de 335 kilos, que fue realizada en la fundición Igless Principado, S.L.




Representa a tamaño natural al artista con sus tradicionales guantes y sombrero, con un micrófono en su mano derecha como si estuviese cantando, que tuvo un coste de 35.000 euros que fueron recaudados a través de diferentes donaciones de particulares, instituciones y colaboraciones altruistas de músicos agrupados por la plataforma impulsora.




En su base aparecen sus lugares y fechas de nacimiento y fallecimiento, la firma del escultor y unas palabras de Aurelio González Ovies que dicen "Tino Casal, su ser y su grandeza, talento, creación y alma de huracán".




En mayo de 2020 la estatua sufrió un acto vandálico que le causo la ruptura con su anclaje, por lo que fue necesaria su retirada y posterior colocación una vez reparada.





MÁS INFORMACIÓN COMPLEMENTARIA. Pinchar enlaces.

CATEDRAL DE SAN SALVADOR.

ESCULTURAS Y MONUMENTOS EN OVIEDO Y SUS AUTORES.
OTROS.

“Tino Casal fue un artista poliédrico, que no sólo fue músico, sino también pintor, diseñador, rotulista y productor”. Ramón Palicio, amigo personal de la infancia del artista.

No hay comentarios:

Publicar un comentario