viernes, 14 de agosto de 2020

Capilla de San Antonio Abad, en Caleao. Caso.

 Capilla bajo la advocación del Santo venerado, al que llaman el “llaconeru”.

Caso es un concejo ubicado en la zona central oriental del Principado de Asturias, en la zona alta del valle del Nalón, río que nace en su territorio; limita al sur con la provincia de León, y con los concejos de Piloña, Ponga y Aller y Sobrescobio, al norte, este y oeste respectivamente.

Abarca una superficie total es de 307,94 kilómetros cuadrados, incluida íntegramente en el Parque Natural de Redes –creado en 1996- reconocido como Reserva de la Biosfera por la Unesco en el año 2001; se vértebra en 10 parroquias y cuenta con una población de 1457 según el censo oficial de 2020.

Santa Cruz la Real de Caleao es una de esas parroquias, compuesta por el pueblo de Caleao y el caserío de la Encrucijada. Situada a 717 metros de altitud,  cuenta con una superficie de 49,97 kilómetros y dista 12 kilómetros de Campo de Caso, la capital municipal.

Parroquia que fue entre los años 1830 y 1835 fue Ayuntamiento, lo que le da categoría de parroquia rural, conservando sus antiguas ordenanzas para el fomento de su ganadería y aprovechamiento de bienes comunales.

Su acceso rodado es a través de la carretera AS-117 que comunica Avilés con el puerto de Tarna, teniendo que desviarse en la localidad de Coballes, de la que dista 6,50 kilómetros, y tomar la C-02 que discurre paralela al río Caleao.




A la entrada del pueblo, salvando el río Caleao, sale a la izquierda la pista por la que se accede a la pequeña planicie dónde se encuentra la capilla bajo la advocación de San Antonio de Abad, el área recreativa de los Arrudos y desde el año 2019 el único camping del concejo.






La capilla es una modesta construcción construida a finales del siglo XIX, y que antaño estuvo bajo la advocación de San Miguel y San Cibrián, aunque al que se festeja es a San Antonio.



Atípica edificación, compuesta de tres cuerpos, de techumbre de teja y pintada de blanco. En su frontal, a la derecha cuenta con un pequeño habitáculo abierto con un banco de piedra. A la izquierda el acceso con una rústica puerta de madera y dos ventanas cuadradas a cada lado protegidas por verjas de hierro. Y en su trasera un adosado lateral, en la que se encuentra la sacristía de la que sale una espadaña de medio circulo coronada por una cruz, con una campana en su interior.  





En su interior de unas dimensiones de unos 6 metros, y techumbre de madera, el altar se encuentra separado por un arco y está presidido por un retablo de madera policromado que contiene las tallas de San Miguel y San Cibrián, en sus laterales, con una imagen del Salvador en el centro y un Cristo crucificado en su parte superior.




Caleao es un pueblo eminentemente ganadero, en la que la matanza del cerdo forma parte de sus tradiciones y sustento nutricional histórico, tiene una gran devoción a San Antonio, al que también le atribuyen algún que otro milagro. 




Al que festejan cada 17 de enero, cuya talla bajan en procesión desde la iglesia parroquial sita en el alto del pueblo, al que ofrendar con un ramu y su puya, y le ofrecen los frutos de su trabajo, como quesos, huevos, gallos o lacones. Producto este, de la matanza del cerdo, que motiva que al santo también le llamen en el pueblo con el calificativo de “el llaconeru”.




 MÁS INFORMACIÓN COMPLEMENTARIA. Pinchar en enlaces.

 Un Principado para descubrir. 

ASPET visita el concejo de Caso.  

 “Per tanto escandalizar ya tás, gallu, sentenciáu, así que calla, que ya no vas salir de Caliau …:” parte de una copla cantada en Caleao.

No hay comentarios:

Publicar un comentario