jueves, 16 de mayo de 2013

Travesía desde la Armadiella a La Foz de Caso, por La Ablanosa y Cerreu.

Travesía por el Parque Natural y Reserva de la Biosfera de Redes, desde la Armadiella –a 2 kms del pueblo de Tarna- y La Foz de Caso. Descripción, fotos, tiempos  y video de la misma.

 
El puerto de Tarna, está ubicado a una altitud de 1490 metros, límite del Principado de Asturias con la provincia de León, al que se accede a través de la carretera AS-17, siendo el pueblo de Tarna (990 m) el último núcleo rural antes de coronar el mismo. El pueblo sorprende por su moderno trazado urbanístico, que es debido a su reconstrucción por el Servicio de Regiones Devastadas finalizada la Guerra Civil, ya que la totalidad del pueblo fue destruido durante los violentos combates que en la primera semana de octubre de 1937 enfrentaron a las tropas republicanas de El Coritu con las brigadas navarras de Muñoz Grandes, que buscaban ganar el acceso a la zona central de Asturias por la carretera abierta a mediados de 1935 desde tierras leonesas.
La ruta se inicia antes de llegar al pueblo, a dos kilómetros aproximadamente del mismo viniendo desde Campo de Caso, la capital del concejo de Caso, en el punto kilométrico 14,500, a la altura del lugar conocido como Las Torres o la Armadiella, a una altitud de 930 metros, desde dónde sale un camino ancho a la derecha haciendo un ángulo de 45 grados con la carretera, y dónde se encuentra una señal de prohibido el paso para los vehículos.
 
 
 
 
El camino-pista conduce rápidamente –unos 300 metros- hasta las cabañas derruidas de la maya (como denominan a las majadas en Caso) Llaría, en el que se encuentra un cruce de caminos. El de la izquierda baja a cruzar el río Nalón por un viejo puente de hormigón, para a través de un ancho camino encaminarse hacia el monte Saperu, con posibilidad de llegar hasta la cascada del Tabayón del río Mongayu. El que sigue de frente, en leve subida a la derecha es el correcto, que conduce por un ancho camino en descenso, flanqueados de prados y de arbolado de fresnos y avellanos en busca del río Nalón, pasando por antes por delante de una cabaña en buen estado.
 
Cruce de caminos en la maya Llaría.
 
El río Nalón se salva por el ancho puente reconstruido del Corral (820 m), también llamado del Pociellu, cuyo río de mismo nombre entrega sus aguas unos metros más arriba al río más largo de todo el Principado de Asturias.
 
 
 
 
Una vez cruzado el puente, la ancha pista camino de tierra y en algunos momentos de hormigón gana altura en pocos metros, para continuar una moderada y larga subida por la ladera de los Pandos de la Ramaona y el valle del río Pociellu, que permiten unas preciosas vistas sobre el Cuitu Negru, con Les Cuerdes a su derecha y la zona de la cascada del Tabayón a su izquierda. A unos diez minutos de cruzar el puente se encuentra una bifurcación en ángulo de 30 grados  que puede dar lugar a equivocación, ahí que dejar la bifurcación de la izquierda que sigue de frente, y seguir la derecha, en muy leve subida.
 
 
 
La pista continua entre un poblado y precioso arbolado de avellanos, robles y hayas, que forma una auténtica maraña vegetal, con el río abajo a la izquierda hasta primeramente la cabaña denominada Yanalapiedra (976 m), estratégicamente situada con la quebrada silueta del Cuitu Negru sobre la vertiente opuesta.
 
 
 
Y posteriormente a la maya L´Ablanosina (1046 m) que con sus cinco cabañas en buen estado de conservación es una preciosa atalaya, y es la antesala para acceder a la maya L´Ablanosa (1080 m). Esta maya es una de las emblemáticas de las 123 con que cuenta el concejo casín; antiguamente perteneciente a la parroquia de Tanes, siendo comprada posteriormente por los vecinos de Bezanes, que subían desde finales de mayo a finales de octubre, a cuidar su ganado y a elaborar madreñas, en ocasiones a escondidas de los guardas forestales utilizando la madera del cercano monte Los Escudilleros. En la actualidad la maya la componen poco más de una veintena de cabañas en muy buen estado, algunas preparadas como fin de semana (incluidas barbacoas y mesas de descanso), y  la fuente-abrevadero construida en el año 1955, perteneciente al monte de utilidad pública 205.
La coqueta maya es una atalaya, que permite contemplar el imponente Cuitu Negru, la sierra de Pries, el hayedo de Fabucao por el que discurre el camino hacia la vega del Pociellu -que disputa con la maya de Brañagallones el ser la más grande y bonita del concejo-, el Cantu del Osu mostrando su esplendor por encima del hayedo, el Cuetón,  el collado Muezca y hacia la derecha el Collaín y el Cerro Fuentes.
 
 
 
En L´Ablanosa, hay dos caminos delimitados por la fuente haciendo un ángulo de 90 grados, el que sube por encima de la misma y el que sigue dejando la misma a la derecha que enfoca hacía el hayedo de Fabucao, pasando por cabañas pertenecientes a la misma maya. Por este último y en las últimas cabañas fácilmente identificables por opuestas razones –una con techo de Uralita desgraciadamente y otra techada con tablas- sale un sendero a la derecha, que más parece un cortafuegos, que en fuerte pendiente permite el acceso al mayau el Cerreu.
 
 

 
A partir de aquí se entra en zona de “Uso restringido del parque” y hay que solicitar el oportuno permiso para poder transitar por ella. Por el marcado sendero, de traza rectilíneo, se remonta la pronunciada cuesta, a través de vegetación de monte bajo de helechos y cotoyas, hasta la parte final en la que hay una zona arbolada, para llegar al collado que da acceso a la maya Cerreu. La empinada cuesta permite vistas impresionantes, de toda la zona transitada y de su entorno, que van mejorando según se gana altura, en un auténtico disfrute para la vista.

 
 
 
En la frondosa campera del collado se ubica una nueva fuente-abrevadero que da servicio a la maya, a la que se accede girando 90 grados a la izquierda, encontrando a poca distancia la primera de las cabañas que componen la maya. En el caso de optar por coger el desdibujado sendero de la derecha se puede acceder al collaín de Fuentes para desde allí ascender al Cantu del Oso.
 
 
Fuente en el collado, con el Cuetón –a la derecha- y el Cantu del Oso.
 
La maya el Cerreu es una de las 34 mayaes que  pertenecen  a la parroquia de Sobrecastillu, que abarca los núcleos de Belerda, Bezanes, La Foz, Pendones y Sotu, siendo posiblemente una de las más bellas y desconocidas de todas las casinas.
Ubicada a 1389 metros, es una auténtica atalaya y mirador natural de todo el entorno, desde el que se divisan magnificas vistas de una buena parte de la cuenca alta del río Nalón -con la carretera de acceso a Tarna perfectamente dibujada- en el que destacan los prominentes picos que la rodean, cumbres como el Porrón, Pelagena, Campigueños, Tiatordos, collado de Pandallanza, Maciedome, Abedular, Montovio, Remelende, Peña Ten, Los Lloviles, la Panda de Pileñes y la cima de esta última, por un lado y el conjunto que forman el Cuetón, el collado Muezca, el Collaín, el Cerro Fuentes y el Cantu del Oso, por otro.
A las impresionantes vistas que desde Cerreu se divisan, hay que sumar su no menos impresionante valor etnográfico y que probablemente la hagan única en el Principado de Asturias –al menos yo no conozco otra- al estar compuesta en muy alto porcentaje por cabañas con techos y buena parte de su estructura de llábanas (tablas) de madera –también conocidas como canalones-. La lastima es que a fecha de marzo de 2013, la maya la componen doce cabañas totalmente caídas y cinco semiderruidas conservando buena parte del techo, a las que hay que sumar un par de ellas con techos de teja en bastante buen estado.
El trabajoso mantenimiento de este tipo de construcciones con el renovado de las llábanas motivadas por la ruptura por el peso de la nieve, la podredumbre que genera la humedad o los espacios que abre y levanta el aire, son sin duda las causas que han llevado a la situación actual, que uno entiende es de fácil solución y su reconstrucción por parte de la gestión del Parque Natural, sin duda repercutiría de forma beneficiosa en el mismo.
 
 
En Cerreu, con las impresionantes cabañas  y el Tiatordos (1951 m) al fondo.
 
 
Una vez disfrutado del espectáculo que ofrece Cerreu, el recorrido debe continuar hasta Les Collaes, que se divisa perfectamente desde el alto de la maya, para lo que es preciso retroceder hasta el collado con la fuente, y coger a la derecha el camino sendero que conduce hacia ellas. Sendero en buen estado, a media ladera y que permite seguir visionando las vistas anteriores, teniendo a nuestros píes las mayaes de la Fumiosa y el Campón.
 

Vista de Les Collaes (1382 m) desde Cerreu (1389 m).
 
 
Desde Les Collaes (1382 m) la panorámica cambia, abriéndose a nuestros pies el valle que forma el río Nalón con la carretera AS-17 y los núcleos poblacionales creados a la vera de ambos, con una perfecta visión de Soto de Caso coronado por las moles del Casar y del Visu La Grande.
El camino continua –sin señalizar como toda la ruta- por la parte izquierda en muy pequeña subida, internándose en un pequeño bosque, que se salva por su ladera Sur, por camino no muy limpio con bastante matorral en dirección al collau Llagu (1371 m).
 
 
 
 
En el collau Llagu hay que seguir en busca del inicio del cercano bosque que copa todo el monte Abario, con una pequeña laguna incluida en una zona abrigada circular, a partir de la cuál el camino se interna en el monte propiamente dicho. Esta zona por ser de Uso Restringido apenas esta caminado y los caminos están invadidos por la exuberante vegetación que crece en el mismo. El camino ideal sale a la derecha de la laguna, para ir rodeando el bosque de cotoyes hasta un pequeño collado (1204 m), pero el mismo es difícil de encontrar, y en nuestro caso lo que hicimos fue atravesar el monte de la mejor manera posible, al no ser de fácil caminar por la inexistencia de caminos, y encontrar también mucha cotoya en las posibles vías de escape.
 
 
 
 
 
Desde el mencionado collau sale un camino que atraviesa el resto del exuberante hayedo que forma el monte Abario, que en nuestro caso cogimos una vez bajado una buena parte del bosque, y que sigue en paralelo al reguero de Muries, en exuberante vegetación boscosa en busca de la hendidura que desemboca en el pueblo de La Foz, en su barrio alto.
 
 
 

 
La zona más baja del bosque, enlaza con zonas de pastizales, y en camino perfectamente visible y en buen estado concluir la ruta en La Foz de Caso (672 m) cuyos barrios separa el río Nalón y la carretera AS-17, poniendo final a una travesía con una longitud cercana a los 17 kilómetros, en el que se salva un desnivel de 459 metros de ascenso y 717 metros de descenso, invirtiendo un total de 4 horas y 35 minutos.
 
 
 
TIEMPOS  DE  REALIZACIÓN.
Armadiella (930 m).                                      00.00 horas.                00.00 horas.
Maya Llaría.                                                  00.05 horas.                00.05 horas.
Puente Corral (820 m).                                   00.15 horas.                00.20 horas.
Cruce de caminos (derecha).                          00.10 horas.                00.30 horas.
Yanalapiedra.                                                00.13 horas.                00.43 horas.
L´Ablanosina (1046 m).                                 00.12 horas.                00.55 horas.
L´Ablanosa (1080 m).                                    00.10 horas.                01.10 horas.
Maya Cerreu (1389 m).                                  00.45 horas.                01.55 horas.
Les Collaes (1382 m).                                    00.35 horas.                02.30 horas.
Collau Llagu (1371 m).                                  00.20 horas.                02.50 horas.
Laguna, entrada monte Abario.                     00.10 horas.                03.00 horas.
Enlace regatu Muries.                                    01.00 horas.                04.00 horas.
La Foz (672 m).                                             00.45 horas.                04.35 horas.
 
Observaciones: tiempos netos sin contar paradas.
 
MÁS INFORMACIÓN.
Video de la travesía.
 
 
 
 
Dicho casín: “El inviernu nunca lu comieren los llobos”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario