lunes, 18 de enero de 2021

Pico Tiatordos, desde Pendones, en Caso. Principado de Asturias.

Ruta de ida y vuelta, en la que se recorren 12,400 kilómetros, con un desnivel de ascenso y descenso de 1204 metros, en el que se invierte un tiempo neto de 7 horas y 40 minutos.  

Caso es un concejo ubicado en la zona central oriental del Principado de Asturias, en la zona alta del valle del Nalón, río que nace en su territorio. Limita al sur con la provincia de León, y con los concejos de Piloña, Ponga y Aller y Sobrescobio, al norte, este y oeste respectivamente.



Abarca una superficie total es de 307,94 kilómetros cuadrados, incluida íntegramente en el Parque Natural de Redes –creado en 1996- reconocido como Reserva de la Biosfera por la Unesco en el año 2001 y cuenta con una población de 1457, según el censo de 2020.

Vertebrado en diez parroquias, una de ellas es Sobrescobio, situada al sur del concejo, que cuenta con una extensión de 89,05 kilómetros cuadrados y a ella pertenecen los núcleos poblaciones de Belerda, Bezanes, La Foz, Pendones y Sotu, y 33 de las 123 majadas –mayaes en Casu- censadas que tiene el concejo, siendo la parroquia que más tiene.



La aldea de Pendones, ubicada a una altitud de 760 metros, dista 11 kilómetros de Campo Caso la capital municipal, y a ella se accede a través de la bifurcación que sale de la carretera AS-117 que concluye en el puerto de Tarna, y que discurre en un trayecto de apenas 2 kilómetros paralelo al río Pendones hasta la localidad.

Pendones, la aldea madreñera de Caso.




Lugar de partida de diversas rutas de montaña y ascensiones a picos, entre ellas el Tiatordos, señalizado como PR-AS-65 “Ruta del Tiatordos”, también llamado “Cordal de Ponga”. Cordal que divide los concejos de Caso y Ponga y tiene en el pico Tiatordos su máxima cota.




La ruta que tiene por objetivo ascender al pico, parte de la pista asfaltada que sale de encima del aparcamiento en dirección noroeste, paralela al río Pendones, fruto de varios arroyos que nacen en la vertiente occidental del cordal de Pendones, estribación perpendicular al cordal de Ponga, al que el río delimita al norte, y que entrega sus aguas como tributario al río Nalón en el lugar de desviación de la carretera para acceder a la aldea.




En el tramo inicial del recorrido, y desde el mismo pueblo se divisa perfectamente el objetivo del día, el pico Tiatordos. Esplendida panorámica con el totémico pico entre el xerru Mateos y el pico la Palombar a la izquierda y el pico Arco a la derecha, con la foz del Palombar en el medio –conociéndolo-, siendo la masa boscosa de debajo la zona dónde se encuentra la mayada de Pláganu.




Recorrido apenas un kilómetro el camino hace forma de Y, debiendo seguir por el que desciende levemente a la derecha, ya que el de la izquierda conduce a la foz del Congostín y sube hasta el collado Llago, situado a los píes del Maciédome.




La siguiente referencia es el puente denominado Pontigón, sobre el arroyo de Faya, tributario del río Pendones, que hay que atravesar.



Y continuar durante un kilómetro más hasta una nueva separación de caminos. De nuevo hay que tomar el de la derecha, dónde el camino se va estrechando y ascendiendo, atravesando un espectacular bosque de hayas, hasta alcanzar las cabañas ubicadas a la izquierda en el denominado Sen de la Vara.




Disfrutando de las amplias vistas sobre el entorno, a través de un falso llano, sin apenas desnivel a través del xierru Forniellu, se llega a las praderías de la Palombar con sus cabañas. Una de ellas, la que está pegada al camino pintada con caballos y otros animales, que recuerdan pinturas rupestres, obra de un artista ovetense afincado en Pendones.




A escasos 10 minutos de la misma, hay que estar atentos, ya que el camino a seguir hace un giro de 90 grados hacia la izquierda, para internarse en la foz del Palombar, debiendo desechar el continuar de frente, cuyo inicio se encuentra a una altitud de 989 metros y dista 2,83 kilómetros de la salida.




Enclave natural espectacular, situado en una de las zonas de mayor protección del Parque Natural de Redes, en el que la foz está surcada por el arroyo de mismo nombre, que nace metros más arriba, en la vertiente sur del pico Tiatordos, a 1440 metros de altitud. Y que discurre en dirección suroeste por el estrecho valle, formando la foz entre rocas y una vegetación exuberante, bordeando el pico Palombar, que cuenta con una altura de 1402 metros, cuyas laderas orientales caen verticalmente sobre el arroyo, que metros más abajo es tributario del río Pendones.

Foz del Palombar.



El camino o teórico camino en muchos sitios, se interna en la estrecha foz, atravesándola en continuo ascenso hasta su parte final que desemboca en un contundente hayedo y donde los helechos se han asentado, después de superar los 211 metros de desnivel existentes. 



Y que en función de la temporada y las condiciones climatologías en ocasiones la hacen difícil de transitar, al circular por sus piedras el agua.




En ascenso se continúa hasta la abandonada mayada del Plaganu, situada a 1233 metros de altitud, entre los collados del Águila y les Colladielles, prácticamente tomada por los helechos, hábitat de maravillosas hayas centenarias, que cuenta con varias cabañas derruidas y una fuente en buen estado de conservación, a cuya vera discurre el camino.

Mayada del Pláganu.





Con el picu vigilante en lo alto, el sendero balizado sigue salvando el desnivel a través de un estrecho sendero por zona boscosa en zig zag hasta el collado de los Acebos, situado a 1333 metros y de pequeñas dimensiones.




Para seguidamente acceder a la mayada de Tiatordos, distante 4,85 kilómetros de Pendones,  en el que se invierte un tiempo neto de aproximadamente 3 horas.

Mayada del Tiatordos.




Ubicada a 1479 metros de altitud en la ladera sur del pico considerado por muchos montañeros como “la montaña perfecta”, que la protege, la mayada es una de las más grandes de las existentes en el parque de Redes. Alargada vega de pastos bajo la panda del Tiatordos, se encuentra entre les vegues del Pinu y Xenús, y por encima del collado de los Acebos y el sierru Mateos.



Cruce de caminos, a ella se puede acceder desde Pendones, por el itinerario seguido, o desde Taranes, en el vecino concejo de Ponga, a través de la foz de la Escalada y la mayada de Entregüé. Al igual que la anterior, varias cabañas a medio derruir y tomadas por la vegetación dan fe de su pasado pastoril, aunque la actividad ganadera allí continua con una importante cabaña vacuna que allí pasta en el estío.




En su extremo noroeste, en dirección al camino que viene de Taranes, se encuentra el lugar conocido como los “fitos del Tiatordos”, también llamados de Piedrafita y de Entregüe, que es el lugar señalizado con mojones y más adecuado para afrontar la dura subida para salvar los 472 metros de desnivel hasta la cima del pico.



La forma más fácil de remontar la empinada ladera consiste en seguir el sendero situado a la izquierda que pasa entre dos rocas. 





Sube a continuación por una zona herbosa; a media ladera se empina, para atravesar, después, una zona donde la piedra suelta se mezcla con la roca, con tramos de tierra que resbala cuando está húmeda.





Así se llega a la cresta de la montaña y al vértice geodésico que marca la cumbre, ubicada a una altitud de 1951 metros. 




A la que se llega después de recorrer 6,200 kilómetros de Pendones, con un desnivel de ascenso de 1204 metros, en el que se invierte un tiempo neto de 3 horas y 55 minutos.



La cumbre es la más elevada del cordal de Ponga y Caso, se erige entre ambos concejos y es denominada por algunos como la “montaña perfecta”. Está formada por una crestería de calizas que se disponen a gran altitud y en forma curva, dando origen en la parte oriental a un gran cuenco, conocido como el Recuencu del Tiatordos.





El conjunto calcáreo cuenta con unos 300 metros de longitud, lo que motiva que reciba diferentes denominaciones según sus tramos. En Ponga, el contrafuerte que cae sobre la localidad de Sobrefoz se conoce como la “nariz del malhome”; una afilada aguja caliza es el “fuxu la muyer”; la curva rocosa es el “recuencu del Tiatordos”; la vertiente con un desnivel cercano a los 500 metros es la “paré la copra”; y la cresta acaba en la “encía Tiatordos” y en la “peña Sovancio”.




Mientras que en la vertiente pongueta la montaña adquiere el aspecto de un gran murallón calcáreo, la ladera casina es de forma alomada, alternando las capas de caliza de montaña inclinadas, en algunos casos casi verticales, con tramos de areniscas cubiertos por manchas de bosque autóctono.




Sus bordes de la montaña en forma de foces, la de Sobrefoz y la de la Escalada, fueron tajados por los dos ríos colindantes, el Ponga y el Taranes, quienes delimitaron el acceso a la misma.




Hacia el sur limita con el cordal de Salafoz y de Pandellanza, que lo unen al pico Maciédome. Hacia el noroeste continúa hasta Becerrea y al norte se desploma sobre el margen derecho del río Taranes.



En la cumbre se encuentra un deteriorado vértice geodésico, un buzón de cumbre primeraemente colocado por el Grupo de Montaña Peña Tallada, de Ribadeo, el 23-12-2003. Al que sustituyo uno más reciente colocado en 2018 por el Club Alpino de Lugones.





Y un piolet, con una placa con el texto: “Este símbolo va dedicado a los montañeros que perdieron la vida en misión de exploración o rescate en las montañas, por esta razón los montañeros los recordamos con cariño. 27-08-88. Raxes”.




El Tiatordos es una de las cumbres más emblemáticas de Asturias. Su inconfundible silueta, su situación entre los parque naturales de Redes y Ponga, su altura y las espectaculares vistas que desde ella se disfrutan, la hacen imprescindible única.




Sus maravillosas vistas se extienden desde los Picos de Europa por el este, hasta la cordillera Cantábrica con las Ubiñas al oeste, y desde el resto del cordal de Ponga y los leoneses montes del Mampodre hasta la sierra del Sueve y el mar Cantábrico al norte.





Impresionante es su caída de más de 500 metros sobre el valle del río Ponga, se divisan las localidades ponguetas de Taranes, Tanda, San Juan de Beleño y Sobrefoz. 




Y no menos el disfrute detallado de los picos que desde ella se observan, como por ejemplo el Abedular, Bardera, Cantu´l Osu, Carasca, Carriá, Cuyargallos, Maciédome, Montobiu, peña Mea, peña el Vientu, Pierzu, Rapaina, Remelende, Senda. O las peñas Mea, Pileñes, Ten y el Vientu, conforman un espectáculo único y diferencial.






La vuelta a Pendones se realiza por el mismo itinerario que se siguió en el ascenso, teniendo la ruta un total de 12,400 kilómetros, con un desnivel de ascenso y descenso de 1204 metros, en el que se invierte un tiempo neto de siete horas y cuarenta minutos.




 

*** DATOS TÉCNICOS.

LUGAR                                ALTITUD     KMS       TIEMPO       ACUMULADO.

Pendones.                                    747 mt.      00,00       00,00               00,00

Puente Pontigón.                         775 mt                       00,19              00,19

Desviación a la derecha.             820 mt.                      00,11               00,30

Sen de la Vara.                            917 mt.                      00,16               00,46  

Cabañes del Palombar.                986 mt.                      00.21               01,07  

Foz del Palombar. Entrada.        989 mt.      02,83       00,11               01,18  

Final foz del Palombar.             1150 mt.      03.22       00,36              01.54         

Mayada del Pláganu.                1233 mt.      03.86       00.21              02.13    

Collado los Acebos.                 1333 mt.       04,19       00,17              02,30

Mayada del Tiatordos.              1479 mt.      04,85       00,30               03,00

Pico Tiatordos.                          1951 mt.      06.20       00,55              03,55

Pendones.                                    747 mt.      12.40       03.45               07,40              

 

 

MÁS INFORMACIÓN COMPLEMENTARIA. Pinchar en enlaces.

Un Principado para descubrir.

Rutas de Montaña.

Rutas de montaña. Vídeoteca.

MÁS INFO DE LA RUTA.

Foz del Palombar.

Mayada del Pláganu.

Mayada del Tiatordos.

Pendones, la aldea madreñera de Caso.

Rutas de montaña. Vídeoteca.

 CASO.



MAYAES DE CASO.


“Os prohíbo morir sin conocer el Tiatordos”. A. Buylla, montañero asturiano.

No hay comentarios:

Publicar un comentario