martes, 25 de abril de 2017

Soto de Agúes - collada Isorno - foces del río Nozalín - Soto de Agües.

Ruta circular con salida y llegada en Soto de Agües, en Sobrescobio. Descripción, fotos y vídeo.


Soto de Agües, es una pequeña localidad enclavada en el Parque Natural de Redes, de apenas 300 habitantes, una de las tres parroquias del municipio de Sobrescobio, junto con la de Laines y de Oviñana, y el segundo núcleo más poblado después de Rioseco, capital del municipio.
Ubicada a una altitud de 410 metros, dista de la capital municipal 3 kilómetros y de Oviedo 48 kilómetros. Para llegar a la misma desde la capital del Principado de Asturias hay que coger la carretera A-8, y desviarse a la altura de la localidad de Olloniego a la AS-249 en dirección a Langreo, para seguir luego por la A-17 y desviarse en Rioseco a la carretera SC-2 que concluye en la localidad. 
El aparcamiento público ubicado en el centro de Soto de Agües, es el punto de partida de una ruta que combina paisajes, vegetación y flora exuberantes.






Atravesar el llano, pintoresco y empedrado pueblo coyano –apelativo de los naturales de Sobrescobio- en dirección norte es empaparse de etnografía asturiana. En él abundan los hórreos, paneras, cuadras con el peculiar cierre de enlazado de varas de avellano y casas con corredores, que hacen del mismo, posiblemente, el más reconocidos y con mayor reclamo de los que integran el Parque Natural y Reserva de la Biosfera de Redes.

La ruta en sí, comienza a píe de la fuente pública y antaño lavadero de la localidad, a través de la hormigonada pista que a píe del mismo sale, que realmente se corresponde con la ruta del Alba, también conocida como la de les foces del Llaímo, con la que se comparte recorrido durante 3 kilómetros.





En este punto se ubican los paneles informativos de la ruta del Alba, señalizada cono el PR-AS-67, así como otros de la fauna, flora y geología de la zona.


Metros más adelante, a la izquierda, al final de las praderías se encuentra la piscifactoría, que se abastece de las aguas del río en su discurrir ya por campo abierto, con un frondoso castañal a la derecha.





La pista, a partir de este lugar, se encajona sin apenas desnivel paralela al frondoso río en su tranquilo serpenteo entre las montañas en busca del valle.






Poco antes del kilómetro 3 de la ruta, a la derecha se encuentran los restos de los cargaderos de la mina del Carmen, en la base del monte Llaímo, en el lugar conocido como el Campurru. Mina de hierro, perteneciente a la empresa Duro Felguera, que estuvo en funcionamiento entre los años 1922 y 1967, cuyo mineral se trasladaba primero hasta Rioseco, la capital municipal, y de allí a Pola de Laviana, a través del tren llamado la Campurria, en la actualidad desaparecido y sin ningún vestigio de huella de su existencia.





La pista entra en un falso descenso, metros más allá del punto kilométrico, con una bifurcación a la izquierda. La pista principal es la que da continuidad a la ruta del Alba en busca de su punto final en la cruz de los Ríos, teniendo que desviarse a la izquierda para proseguir la ruta a realizar, cruzando el río a través del puente conocido como Ponte Retortoriu.








La nueva ruta no está señalizada mediante cartel alguno, pero si está señalizada con las indicativos de un PR, banalizado como PR-AS 120. La única referencia es un cartel de la consejería de Infraestructuras del Principado de Asturias, que hace mención a obras a realizar con el nombre del lugar, aunque en realidad no tiene pérdida alguna.
La pista, por desgracia también totalmente hormigonada, nada más pasar el puente comienza a empinarse y a ganar desnivel en su proseguir por el margen izquierdo del río del Alba, que pronto se abandona.
A 200 metros del puente, a la izquierda, se encuentra una bifurcación que hay que obviar, y proseguir de frente. Esta pista conduce a la mayada de Porciles –primero- y a la del Fresno después, siendo una de las alternativas de bajada de la ruta.






La pista continúa su ascenso a través de un frondoso bosque con abundancia de castaños, robles y acebos, pasando por el idílico lugar atravesado por el reguero Fresneal, que da nombre al lugar, que cuenta con tres cabañas en perfecto estado de conservación. 






Siguiendo salvando el desnivel entre la exuberante vegetación, alcanzando la zona conocida como Lichariegu, a 596 metros de altitud, con praderías y varias cabañas en apenas 15 minutos.







Pocos metros más arriba, en su pequeño remanso a la izquierda, perteneciente al monte forestal 229, se encuentra en el monte la fuente abrevadero construida por el antiguo Icona en el año 1970.






La ascensión continúa atravesando un bosque de hayas hasta su zona alta. Es el punto conocido como Cantu la Vega, ubicado a 690 metros, dónde se  ubican dos cabañas, desde el que se divisa una espléndida vista sobre el valle del río Alba, salpicado de abedules, robles y hayas, con el altivo Retriñón y sus estribaciones altivo sobre el mismo. En él se encuentra una indicación señala un camino alternativo –a través del bosque- de vuelta al ponte Retortoriu.







En continuo y liviano ascenso, ya por zonas de praderías combinadas con helechales, y algunos robles y fresnos, se pasa primero por la zona conocida como Mudriellos, y luego por Manuela, que toma el nombre de una cabaña restaurada que domina el valle del Alba.









Se ha de continuar, obviando una desviación que da acceso a las zonas conocidas como los Troncos y los Colláos, hasta el idílico lugar de la Baúga, a 907 metros de altituad. Que da cobijo a seis cabañas, con vistas excepcionales hacia la collada de Isorno y el xerru Tendillanes, objetivo final de la ruta, que bien merece una pequeña parada.








La pista hormigonada continua unos metros en pequeño descenso hasta el diminuto regato Praullongo, que atraviesa la misma e inunda los prados hidrófilos del valle de mismo nombre, dónde también se encuentra una fuente.







Concluyendo la pista metros más arriba, en una pequeña planicie en el que se encuentran dos cabañas reconstruidas, en el que se bifurca el camino.






La ruta continúa por una pista, ya de tierra, de la derecha, que pasando primero por una zona de praderías con restos de dos cabañas, y bajo bosque concluye en una pradería con un llamativo cierre.








Cierre que incita a su apertura, y más al divisar otro similar al final del prado al que se llega por un marcado camino. Pero ese no es el camino a seguir, es un diminuto e incomodo sendero entre sebes de pinchos, que linda con la finca, que tiene la ventaja de su corto recorrido, y en cuyo final se ubican un par de cabañas.








Ya por camino se continúa en ascenso despejado, pasando por delante de dos coquetas cabañas totalmente restauradas, en zona de sotobosque y praderías, hasta la collada de Isorno, ubicada a 1150 metros.







La collada, hace de límite –y cómo tal está señalizado- de los concejos de Sobrescobio, por el que ha transcurrido toda la ruta seguida, y Caso.





Pradería con espectaculares vistas, por el lado este el frondoso valle del pueblo de Caleao, que se divisa en las cercanías y las montañas de la cordillera cantábrica; a píe de de la collada altivo al norte el pico Riegos salpicado de tejos y brezales; y al oeste la cadena caliza que conforma el xerru Tendillanes.







Disfrutado de las vistas, y sin duda un buen momento para reponer fuerzas, la ruta que marca el PR continúa por tierras coyanas. De la collada, hay que hacer un giro inverso de 45 grados y seguir las señales de madera del PR que indican hacia el mayau los Fresnos y la fuente del Fitu, aunque los tiempos y distancia que marcan para nada se ajustan a los marcados -150 metros y 15 minutos respectivamente-.




Una marcada senda se dirige hacia el crestón del xerru Tendillanes, sin prácticamente desnivel, hasta la fuente del Fitu, que a fecha abril de 2017, tenía agua el abrevadero, aunque el caño no echaba gota.







Una pequeña subida, nos sitúa en uno de los altos del xerru con indicaciones de nuevo, a entender del que suscribe erróneas, marcando un vial con vistas panorámicas  a la mayada les Morteres. Esta recogida mayada o braña, cuenta con tres cabañas abandonadas y caídas, y es sin duda un lugar de posibles complicaciones, aunque la marca de la cruz indica que el PR no continúa por la misma.






Las marcas de este, continúan durante unos metros por el xerru, aunque acercándose al crestón del mismo, una roca marca un sin sentido, al estar en la misma marcadas la cruz y la continuidad del PR.








El sendero de cabras en el xerru está relativamente marcado, por lo que se entiende que es perfectamente transitable. Sin embargo, atendiendo las indicaciones de mi acompañante de ruta, que no estaba por la labor de continuar por dicha senda,  he decidido dar la vuelta y volver a la mayada les Morteres, a la que también se accede por un frondoso bosque.







Bosque que abarca la vertiente norte del xerru Tendillanes, y que la lógica dice que a su conclusión se accede a la mayada de los Fresnos, lugar al que se accede una vez concluido el xerru.






El camino correcto de comunicación entre ambas mayadas es complicado de encontrar, de hecho el que suscribe no lo ha encontrado hasta bien avanzado en el mismo, siguiendo siempre la parte superior del mismo.






La pequeña travesía por un bosque marcado por castaños –los menos- robles y fresnos cubiertos de musgo, dio el resultado positivo, encontrando el camino que atraviesa el mismo en su vertiente media superior primero, y una fuente seguidamente, levemente oculta.






El camino sigue hasta el encuentro de lo que en épocas de lluvias es un regueru, ubicado a 1050 metros de altitud, perfectamente marcado en el bosque como divisorio de aguas.







El final del bosque coincide con la senda que marca el PR y que viene desde el cerro del xerru Tendillanes en su vertiente suroeste.







La marcada pista alcanza una cabaña, perteneciente ya a la mayada de los Fresnos, ubicada a 950 metros de altitud, que tiene visible a un metro escaso la cañería que proveniente cercano desfiladero de los Arrudos abastece de agua a la ciudad de Gijón, en obra de ingeniería ejemplar de la década de los años cuarenta del siglo pasado.






La senda continúa su discurrir hasta el final de los Fresnos, dominado por tres cabañas en perfecto estado. Punto en el que el caminante debe de tomar una decisión, sobre el camino a seguir, dado que tanto a derecha como a izquierda es posible continuar el camino.






La pista de la izquierda marca un continuo y pronunciado descenso hasta la mayada de Porciles, para enlazar seguidamente con las zonas conocidas como Peribanes, Remilanso y Garbanceros hasta la ponte del Retertoriu y continuar por la ruta del Alba, el camino emprendido en su inicio, concluyendo en Soto de Agües.
La que sale a la izquierda, al píe de dos cabañas en bastante buen estado, marca su traza de sendero de tierra hasta que metros más abajo pasa a ser de hormigón, salvando el importante desnivel existente a través de un frondoso bosque de fresnos y hayas, hasta enlazar con el río Nozalín, a 750 metros de altitud.










En este punto se enlaza con un pequeño recorrido, el PR-AS-67, que transcurre desde Soto de Agües al pico Cuyargayos. 








La ruta se continúa a través de la estrecha pista, también de hormigón que baja paralela al discurrir del estrecho río Nozalín, que nace en la cercana sierra de Bermeja, divisoria de los concejos de Sobrescobio y Caso, cuyo techo es el pico Cuyargayos (1391 m), entre zona montañas calizas y pastizales empinados.






Para llegar a la zona más cerrada del trayecto, a 600 metros de altitud, un pequeño tramo de foces marcado por una vistosa cascada de unos tres metros de altura, que altiva lanza el agua que le va llegando y que pocos metros más abajo se diluye por entre la caliza a unos 20 metros de altura de la pista, que continua atravesando la mordida montaña.






Ya por valle abierto la pista continua en permanente descenso hasta alcanzar las primeras cuadras de Agües, para atravesar por el puente de hormigón el río Nozalín antes de entregar sus aguas al del Alba, y llegar a las primeras casas del núcleo rural.







El cuál hay que atravesar, pasando por la capilla de San Andrés primero, por la iglesia parroquial, construida en 1898 con el dinero aportado por la vecindad, las antiguas escuelas y actual biblioteca y cruzar el puente tipo romano salvando el río del Alba y llegar al punto de partida, el aparcamiento sito en Soto, poniendo fin a una ruta en la que se ha invertido un tiempo neto de seis horas y cuarenta y cuatro minutos y en la que se han recorrido cerca de 19 kilómetros.









LUGAR                                            ALTITUD     TIEMPO.      TIEMPO ACUM.
Soto de Agües, aparcamiento.            410 m             00,00 h.                      00,00 h.
Soto de Agües, lavadero.                                          00,10 h                       00,10 h.
Piscifactoría.                                                              00,10 h.                      00,20 h.
Campurru, mina del Carmen.             480 m.             00.38 h.                      00.58 h.
Ponte Retortoriu.                                                       00.06 h.                      01,04 h.
Fresneal.                                                                    00,27 h.                      01.31 h.
Lichariegu.                                         596 m.             00.15 h,                      01.46 h.
Cantu la Vega.                                   600 m.             00,12 h,                      01.58 h.
Mudriellos.                                                                00.19 h.                      02.17 h.
Manuela.                                            825 m.             00,13 h.                      02,30 h.
Baúga.                                                907 m              00,23 h.                      02,53 h.          
Regato Praullongo.                                                    00.08 h.                      03.01 h.
Final de pista hormigonada.                                      00,06 h.                      03.07 h.
Cabaña, acaba pista.                                                  00,10 h.                      03.17 h.
Collada de Isorno.                             1150 m.           00.14 h.                      03.31 h.
Fuente del Fito.                                 1140 m.           00.10 h.                      03.41 h.
Mayada les Morteres.                        1170 m.           00.10 h.                      03.51 h.
Fuente en el bosque.                                                  00.26 h,                      04.15 h,
Regueru en bosque.                           1050 m.           00,12 h,                      04.27 h.
Cabaña y canalización agua.                950 m            00,18 h,                      04,45 h.
Mayada los Fresnos.                                                  00.10 h.                      04.55 h.
Enlace río Nozalín.                              820 m.           00.35 h.                      05.30 h.
Cascada.                                              600 m.           00,22 h.                      05,52 h.
Agües.                                                                       00,38 h.                      06,32 h,
Soto de Agües, aparcamiento.             410 m            00,12 h.                      06,44 h.
                       


OBSERVACIONES:
Tiempos, sin contar paradas, a un ritmo más bien lento, con continuas fotos y toma de datos.


VÍDEO DE LA RUTA.  Pinchar en enlace.




MÁS INFORMACIÓN. Pinchar enlaces.




“La tierra y el cielo, bosques y campos, lagos y ríos, las montañas y el mar son excelentes escuelas que nos enseñan muchísimas cosas que no se pueden aprender en los libros”. John Lubboch (1814-1913) matemático e investigador inglés.


No hay comentarios:

Publicar un comentario