martes, 10 de noviembre de 2020

Playa de la Ribeirona. Cadavedo. Valdés.

Perteneciente al concejo de Valdés y a la parroquia de Cadavedo, también es llamada de Cadavedo.

El Principado de Asturias aglutina en sus diez mil kilómetros cuadrados de extensión, un variado y espléndido repertorio de bellezas naturales, como es el conjunto que conforman sus playas.

Su litoral tiene una extensión de unos 345 kilómetros bañados por el mar Cantábrico, siendo sus extremos las puntas de Tina y de la Cruz, en los concejos de Ribadedeva y de Castropol, salpicado por más de 200 playas repartidas por los 21 concejos bañados por el Cantábrico, de los que el Llanes es el que cuenta con más y Gijón con menos. Contando algunas de ellas con declaración de Monumento Natural.

La Franca, por el oriente, y Peñarronda, por el occidente, son las playas situadas en los extremos del territorio astur, cuya costa también es conocida como la “Costa verde”. El conjunto que forman es heterogéneo, diferente e irrepetible. Unas amplias y abiertas; otras recogidas y escondidas; en unas desembocan ríos, otras están a píe de rías; unas de fina arena, otras de regodonés y/o piedras; unas tranquilas y otras agrestes; unas de fácil acceso y otras complicado; unas urbanas y otras salvajes; unas conocidas y otras no tanto; unas en la base de abruptos acantilados, y otras abrigadas por promontorios que las rodean;  todas ellas, salvo mínimas excepciones, seguras. 

La costa asturiana, a efectos de jurisdicción administrativa, está dividida en ocho distritos marítimos. Son los de Llanes, Ribadesella, Lastres, Gijón, Luanco, Avilés, San Esteban de Pravia y Luarca, de oriente a occidente. El cabo de la Mar, la punta de la Isla, el río Ñora, la playa de Xivares, el cabo Peñas, Ranón, la punta de Ballota y la ría del Eo, son los límites de cada uno de ellos.

El concejo de Valdés, en el occidente del Principado de Asturias, cuenta con una superficie total de 353,52 kilómetros cuadrados, vertebrada en 15 parroquias. Limita al norte con el mar Cantábrico, al este con los concejos de Cudillero y Salas, al oeste con los de Navia y Villayón y al sur con los de Tineo y Salas.

De sus quince parroquias, seis están bañadas por el mar Cantábrico, que cuentan con un total de  treinta y una playas, pertenecientes al distrito marítimo de Luarca, que abarca el litoral marítimo comprendido entre la punta de Ballota, en el concejo de Cudillero y la ría del Eo, ya en el límite con Galicia, concejo de Castropol.




Barayo, Bozo, Campiechos, Carretón, Castiel, Chousera, Churin, Cueva, Escaladina, Fontanecha, Herbosa, las Arreas, los Molinos, Otur, Perceberos, Picón, Plumineru, Portizuelo, Primera de Luarca, Punxeo, Ribeirona (Cadavedo), Ribón, Sabugo, Santa Ana, Salinas, Segunda de Luarca, Serrón, Tablizo, Touran, Turbeiriza y Vallinas, son las treinta y una playas del segundo concejo en cuanto a número de ellas del Principado.

Situada en la zona norte del concejo, en su parte oriental, distante 18 kilómetros de la capital municipal se encuentra la localidad y parroquia de Cadavedo, ubicada a una altitud de 90 metros.

A escasos dos kilómetros de la localidad se encuentra la playa de la Ribeirona, también conocida como de Cadavedo. Playa en forma de concha, ensenada comprendida entre la punta del  Cuernu, al noroeste, y el islote de los Cuervos, al este.




Forma parte del Paisaje Protegido de la Costa Occidental, estando en un entorno con un elevado valor paisajístico y ecológico.

La localidad fue antaño, en la Edad Media, un importante centro ballenero y la playa era el punto de amarre de la flota, costumbre que se ha mantenido con amarres de barcas aún en la actualidad.

Con una longitud de 400 metros de largo, sus materiales son cantos rodados y sustratos rocosos en su inicio, con una explanada de arena que deja expuesta las bajadas de las mareas, con un desnivel muy gradual que limita mucho su peligrosidad.




En ella desemboca el pequeño arroyo de Frieras, tras filtrarse por el cordón de cantos de la misma. Riachuelo que surge de varios regueros en el entorno, y dónde aún se conservan dos molinos de agua en bastante buen estado, a pesar de no estar en uso. Y en sus inmediaciones hubo una explotación minera de la época romana.

Apta para la práctica de actividades deportivas y de pesca, cuenta con accesos rodados y peatonales, aparcamiento, servicios de aseos, duchas y socorrismo, así como de hostelería.




En su parte occidental, está protegida por los acantilados que forma la punta del Cuerno y el campo de la Garita, donde se ubica la capilla de la Regalina construida en el año 1931 y lugar dónde se celebra una de las Fiestas más prestigiosas del Principado cada último domingo de agosto en honor de la Virgen de la Reígada o Regalina.

Capilla de la Regalina. Cadavedo.





MÁS INFORMACIÓN COMPLEMENTARIA. Pinchar en enlaces.

Un Principado para descubrir.

CERTAMEN DE CAMELIAS.

Certamen de camelias Villa de Luarca. IV edición. 2019. Pregón de Luis Javier Del Valle.

DESCENSO ECOLÓGIO DEL RÍO ESVA.

FIESTAS Y SIMILARES.

JARDINES DE LA FONTE BAIXA.

MUSEOS, PLAYAS y OTROS DE INTERÉS

Capilla de la Regalina. Cadavedo.

Casa palacio de los Gamoneda.

Cementerio de Luarca.

Picos Estoupo y Capilla Martín, desde el alto de Aristébano.


“Quieru you decir decires, nel idioma más harmosu de la cántabra ribera. Ya escribir lus mious sentires, cun voclables ya expresiones de la fala mas Felguera. Quieru yo cantares, nel idioma mas harmosu desta costa de esmeralda. Ya escribir los mious pensares cun vocables ya expresiones de la vieya fala xalda”. Galo Antonio Fernández, padre Galo (1884-1939) sacerdote y escritor asturiano.

No hay comentarios:

Publicar un comentario