domingo, 16 de febrero de 2020

Casa palacio de los Gamoneda, en Luarca.

Ubicado en la plaza Alfonso X el Sabio, data del siglo XVIII, acoge la Exposición permanente sobre Severo Ochoa.

Luarca es la capital del occidental concejo asturiano de Valdés, parroquia y localidad que cuenta con un censo poblacional de 4937 personas –censo de 2019- ha sido a lo largo de la historia el puerto más importante del occidente asturiano y uno de los más importantes del Principado de Asturias. La villa, llamada también “La villa blanca de la costa verde”, ha crecido urbanísticamente entorno a su puerto y está vertebrada por el río Negro, que desemboca en una de sus tres playas.

En el centro neurálgico de la villa, la plaza Alfonso X el Sabio, el rey que concedió la carta puebla a la villa en el año 1270, dónde también se ubica el consistorial valdesano y el popular kiosco de la música, se encuentra la casa o palacio de los marqueses de Gamoneda.



Construida en el último cuarto del siglo XVIII en estilo barroco, su tipología responde a las construcciones señoriales urbanas de la época, que cuenta con la declaración de Monumento Histórico Artístico y Bien de Interés Cultural por el Gobierno del Principado de Asturias, desde el 22 de marzo de 1995.
 

Fue iniciativa de Juan Antonio Pérez Gamoneda y Cascos Villademoros, caballero de la Orden de Santiago, consejero en el Supremo de Indias y secretario del monarca Carlos III de España, quien le concedió el título de marqués de Gamoneda en 1765. Título que no se transmitió y en la actualidad se encuentra vacante, no habiendo apenas documentación del mismo, solamente un legajo en el archivo de Simancas, no figurando ni en el del Ministerio de Justicia ni en el del Histórico Nacional.




Edificación que sufrió importante modificaciones a lo largo del tiempo, de planta rectangular con una superficie total de 480 metros cuadrados, divididos en planta baja, piso y desván. Sus muros originales eran de mampostería pizarrosa revocada y sillería arenisca y su cubierta de lajas de pizarra a dos aguas.




Exteriormente en su fachada principal los vanos se ordenan simétricamente, destacando su balcón central del primer piso con repisa moldurada en voladizo y molduras de orejas, sobre él un frontón mixtilíneo con pináculos y flanqueado por pilastras, albergando en su tímpano el escudo de armas de la familia Gamoneda.



Llamativo escudo, de considerables dimensiones, compuesto por una torre de piedra a cuya puerta está un hombre armado, con un pino de sinople a sus costados, surmontado el del lateral derecho una flor de lis, todo sobre ondas.



El palacio paso a ser propiedad del Ayuntamiento de Valdés en octubre de 2009, al adquirirlo a sus por entonces propietarios, la familia Lombardía, por un importe total de un millón de euros.




Desde el 23 de marzo de 2011 la edificación acoge en su planta baja la Oficina de Turismo y en la superior la Exposición permanente sobre Severo Ochoa de Albornoz, bajo la denominación “Luarca en la ciencia”, con la que la villa rinde homenaje a la reconocida labor investigadora de uno de sus hijos más ilustres.



Exposición que se complemento el 15 de noviembre de 2018, con la ubicación en la esquina izquierda del palacio el monumento al Premio Nobel valdesano con el que el municipio le quiere hacer “eterno”.

 




 

 

“Creo que la humanidad tiene que hacer un gran esfuerzo para progresar espiritualmente y es necesario llevar la cultura y la educación a todas las clases sociales”. Severo Ochoa de Albornoz (1905-93) médico e investigador asturiano, Premio Nobel de Medicina en 1959.

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario