martes, 7 de abril de 2020

Monolito a Severo Ochoa, en la plaza Carmen y Severo Ochoa, en Luarca

Situado en la plaza que lleva el nombre de Carmen y Severo Ochoa, es obra del artista ovetense Ruperto Álvarez Caravia.

Luarca es la capital del occidental concejo asturiano de Valdés, parroquia y localidad que cuenta con un censo poblacional de 4937 personas –censo de 2019- ha sido a lo largo de la historia el puerto más importante del occidente asturiano y uno de los más importantes del Principado de Asturias. La villa, llamada también “La villa blanca de la costa verde”, ha crecido urbanísticamente entorno a su puerto y está vertebrada por el río Negro, que desemboca en una de sus tres playas.




Uno de los hijos ilustres y Predilecto de Valdés es Severo Ochoa de Albornoz, nacido en la villa el 24 de septiembre de 1905. Médico y científico, que a la muerte de su padre, con siete años, se fue a vivir a Málaga, residiendo posteriormente en Madrid y diferentes países antes de asentarse en Estados Unidos, dónde se nacionalizo en 1956 renunciando a la española. Ejerció la investigación en las universidades de Washington y Nueva York, recibiendo multitud de reconocimientos y premios, entre el de doctor honoris causa por la Universidad de Oviedo en 1967 y el más importante el Premio Nobel de Medicina en 1959 por sus importantes trabajos en Bioquímica.




En la calle peatonal que va paralela al río por su orilla derecha, y que comunica la plaza de Alfonso X el Sabio con la zona del puerto, se encuentra la actual plaza Carmen y Severo Ochoa, pretérita plaza del Maíz, a continuación de la de la Constitución.




Plaza rebautizada en 1988 dónde se encuentra la casa natal dónde nació el 24 de septiembre de 1905 el hijo predilecto del municipio, el ilustre médico e investigador Severo Ochoa, con el que el consistorio quiso perpetuar su memoria.



En el extremo sur de la plaza se ubicó el monolito de granito, cuya zona central lo ocupa la obra en bronce realizada por el artista ovetense Ruperto Álvarez Caravia (1919-93) en el año 1986, que refleja el momento de entrega del Premio Nobel de Medicina en Estocolmo el 10 de diciembre de 1959. En cuya cara posterior contiene el texto “Severo Ochoa de Albornoz, Premio Nobel de Medicina 1959. Nació el 24/09/1905. Luarca fue su cuna. Carmen García Cobián su musa”.




Metros antes del monolito se encuentra una fuente de cinco caños, coronada con una placa en bronce sobre granito de un pescador en su barco.




En la casa dónde fue alumbrado por su madre Carmen de Albornoz, y que pronto abandonaría la familia para asentarse en la casona familiar de Villa Carmen, sita en el cercano pueblo de Villar, fue colocada el 4 de noviembre de 2005, con motivo del cien aniversario de su nacimiento, una placa que recuerda el acontecimiento.




Placa que en su parte superior derecha tiene un círculo con su cara, un microscopio, un nombre y las fechas conmemorativas; y el texto: “En recuerdo a su ilustre Premio Nobel. Aquí nació don Severo Ochoa de Albornoz. Quiso ser recordado como un hombre sencillo. 4-11-2005 Ayuntamiento de aldés”.




MÁS INFORMACIÓN COMPLEMENTARIA. Pinchar en enlaces.

Un Principado para descubrir.

 CERTAMEN DE CAMELIAS.

Certamen de camelias Villa de Luarca. IV edición. 2019. Pregón de Luis Javier Del Valle.


DESCENSO ECOLÓGIO DEL RÍO ESVA.


FIESTAS Y SIMILARES.


JARDINES DE LA FONTE BAIXA.


MUSEOS, PLAYAS y OTROS DE INTERÉS.
Casa palacio de los Gamoneda.

Museo rural etnográfico de Luarca.



“Una mujer puede cambiar la trayectoria vital de un hombre”. Severo Ochoa de Albornoz (1905-93) médico e investigador asturiano, Premio Nobel de Medicina en 1959.


No hay comentarios:

Publicar un comentario