viernes, 2 de septiembre de 2016

Certamen del queso Casín con DOP. II edición. Pregón de Tomasa Arce.

Leído en Campo de Caso, el 27 de agosto de 2016. Publicado por gentileza de la autora.


Queridas queseras, queseros, autoridades, vecinos de Caso, visitantes, amigos todos de un queso y un concejo únicos.
Los organizadores de este certamen, en especial el ayuntamiento de Caso y los queseros de la denominación de origen protegida del queso Casín han tenido a bien invitarme a pronunciar el pregón de esta edición.
Invitación para mí difícil de rechazar tras sentir con alegría que personas vinculadas con este queso aún me conservaban en su recuerdo y tratándose de un sentir compartido acepté de buena gana.
Es de bien nacidos, el ser agradecidos, por ello quiero como buena invitada agradecer a todos aquellos que por una u otra razón, la que sea, se han acordado y pensado en mí para pregonar este certamen. A todos muchas gracias.
He de confesar que está alegría  se mezcló en un primer momento con el temor razonable que me produjo el recordar tantos y tantos pregones de diferentes certámenes agroalimentarios en Asturias,  que en otras épocas tuve la oportunidad de escuchar (que no de pronunciar) y donde buenos pregoneros ensalzaban las excelencias del producto y del certamen; haciéndonos disfrutar del humor, de literatura, de historia, de turismo, de economía, de tecnología de alimentos…….. textos llenos de sabiduría y anécdotas; bien escritos y mejor narrados.
Así  que difícilmente pueda yo decir algo que resulte lo suficientemente interesante como para estar a la altura del compromiso aceptado.
Teniendo asumido ya, el no estarlo; he de decir que me preocupa bien poco, ya que no lo siento como una prueba, ni que vaya a competir con nadie para salir malparada, por tanto nada me impide sentir el orgullo de haber aceptado y estar aquí con todos ustedes pregonando este certamen del queso Casín. Certamen que es un ejemplo de perseverancia, compromiso e ilusión de los casines para con su queso; no solo como emblema incuestionable de Caso  sino también como extraordinaria referencia gastronómica de Asturias.
Se me antojó que una posible razón para acordarse de mí como pregonera tendría que ver con mi participación en conseguir la tan pretendida DOP para el Queso Casín. Aunque esto no represente ningún merito personal ya era el trabajo que me correspondía en función del puesto que desempeñaba, y que tenía que ver con intentar que los quesos asturianos tuvieran una mejor oportunidad de la que habían tenido hasta ese momento todos, salvo el de Cabrales, que permitió modificar la economía rural en este municipio oriental. Por otra parte estos logros son tarea de muchas personas trabajando conjuntamente. Estos días he tratado de recordar para contarles algunas vivencias propias vinculadas al queso Casín.
También pensé que la organización podía habérmelo puesto mucho más difícil pidiéndome que elaborara un buen queso Casín, incluso uno regular, esto si me hubiera resultado una tarea de imposible cumplimiento ya que es algo que solo lo pueden hacer quienes saben hacerlo. 
Estas, digo estas porque son las que las que saben;  les aseguro que no es por discriminar a nadie por razón de sexo, pero he podido comprobar en estos años que los quesos artesanos en Asturias son normalmente oficio de las mujeres, pero como alguno habrá que sabe, decirle que cuenta igualmente con mi admiración;  decía que estas (las que saben) son  pocas:
** Las queseras que lo elaboran en las queserías: Redes/Reciegos, Ca LLechi, El Viejo Mundo y La Corte. Marigel, Cristina, Ana, Olaya.. Mujeres emprendedoras rurales, que han vinculado su vida al queso para poder vivir de él.
** Las queseras que en su casa elaboran unas pocas piezas y que año tras año ya sea en la Collada de Arnicio o  en este mismo recinto aportan sus quesos, transmitiendo saber y colaborando muchos años para que el Casín no desapareciera como ha ocurrido con otros quesos. Leonor, Hortensia, Lidia, Lucinda…
Ya se sabe que si se identifica al queso por el nombre de las queseras es porque se les ha cogido cariño a ambos.
Vaya mi reconocimiento y admiración a todas ellas porque lo que hacen, lo hacen porque saben y es infinitamente más difícil y meritorio que un pregón.
La Collada de Arnicio trae a mi memoria el tesón de una Asociación que durante al menos dos décadas, todos los años,  contra viento y marea los últimos sábados de agosto celebraban en ese paraje extraordinario, una fiesta de exaltación al queso Casín hasta conseguir dos objetivos que se marcaron, convertir la fiesta en fiesta de interés turístico regional  y animar sin descanso para que el Casín obtuviese la DOP consiguieron ambas cosas allá por el año 2008 (gracias Antonio). Y nunca mejor dicho contra viento y marea ya que el tesón mencionado se hallaba a prueba de cualquier contratiempo meteorológico excepción hecha de aquel viento que una noche víspera del certamen arrancó la carpa; lo que obligo a un traslado improvisado a este mismo recinto. Lo recuerdo porque esta eventualidad sucedió el primer año que acudí a este certamen, creo que debía ser el año 2001.
En todas esas ediciones los casinos nos daban una lección continuada de perseverancia a la administración regional; recordándonos que tenían la pretensión de querer recuperar el pasado y apostar por el futuro sintetizando este bien gastronómico y la tradición cultural que les era propia y  no pararían hasta conseguirlo.
No podemos olvidar que estamos ante un magnifico queso muy difícil:
** Difícil por ubicación la grandiosidad de un territorio en un parque natural inigualable que toda su belleza se torna hostil para trabajar la tierra, la ganadería y la agroalimentación (hace ya varias décadas desapareció la ganadería de leche).
** Difícil porque la elaboración de este queso es enormemente compleja, a mi entender el que en mayor medida depende, de la buena mano de quien lo hace. Se hace con leche cruda entera que tras cuajar se desuera y se arropa envuelta en paños para luego salarlo a mano y dar forma a los gorollos que se amasan varias veces operación conocida como rabilado. El número de veces que se rabila depende de como se quiera obtener el queso final más o menos fuerte. Actualmente se somete menos veces al rabilado para obtener un queso más suave en consonancia con una mejor aceptación del mercado. Finalmente se le da forma también a mano, no se moldea, se podría decir que se esculpe haciendo una bola y aplastándola por dos lados, y se le hace una marca impresa en relieve impronta de cada elaborador.
** Difícil también de vender, por tratarse de un queso fuerte, por su sabor potente, pero, sobre todo por ser el gran desconocido. De ahí la enorme importancia de este certamen y cuantas acciones de promoción se puedan llevar acabo ya que no se compra lo que no se conoce.
En Asturias tenemos la poco sana costumbre de llegar un poco tarde a casi todo, lo cual no ayuda mucho para mejorar los productos asturianos, el Casín no es excepción valga como ejemplo: obtuvimos el reconocimiento de DOP en 2008 y etiquetamos el primer queso en 2013. Esto no se puede considerar ir a galope, ni siquiera al trote, será a paso lento. 
En este torrente de recuerdos hay uno que aparece de manera recurrente y tiene nombre se llama  Marigel. Fue Marigel quien me contó como se hacía el queso documentado como más antiguo de España  y me permitió ver como lo hacía, antes de que tuviera la quesería preciosa que tiene hoy.
Nunca he conocido a nadie con tanta ilusión y con tanta paciencia para colocar una variedad de queso donde realmente le corresponde. Sin una pizca de desaliento en esa tarea, siempre he pensado que tendría algo que ver con haberse criado en  Alemania y que algo del carácter germánico se la pegó. No recordaré todas las distinciones incluida la de medalla de Asturias que ha tenido Marigel, si todas ellas hubieran sido medallas no le cabrían en el pecho y eso que lo tiene inmenso.
Es un activo para la geografía rural asturiana disponer de un mapa donde aparecen dibujados un buen número de quesos diferentes si bien es cierto que algunos ya se han borrado y otros tristemente están a punto de hacerlo; por fortuna no el caso del que nos ocupa hoy, el queso Casín
He de confesar que siento un cierto orgullo por haber tenido la oportunidad de participar en una muy pequeña parte en ese mapa quesero; pero sobre todo siento el orgullo de conocer a muchas personas vinculadas a la joya gastronómica de este magnifico concejo algunas de ellas aquí presentes.
Termino diciendo: “El que nunca estuvo en Casu, ni de Casu comió el quesu, ye señal que nun fai caso, nin comio del meyor quesu”.
Viva Caso
Viva el queso Casín




Tomy con Marigel Álvarez.








“Es un activo para la geografía rural asturiana disponer de un mapa donde aparecen dibujados un buen número de quesos diferentes, si bien es cierto que algunos ya se han borrado y otros tristemente están a punto de hacerlo; por fortuna no el caso del queso Casín.” Tomasa Arce Bernardo (1959 -) pregonera del II Certamen del queso Casín con DOP.



No hay comentarios:

Publicar un comentario