martes, 7 de noviembre de 2017

Los Amantes de Teruel. Historia y Mausoleo.

Historia o leyenda, la ciudad turolense recrea anualmente la efemérides con una Fiesta, declarada de interés turístico nacional.

La historia de los Amantes procede de una antigua tradición, a la que posteriormente le han dado carta documental. Y es que la que se venía teniendo en Teruel como una simple leyenda, más o menos hermosa, comenzó a tomar visos de historia real cuando, en 1555, en el transcurso de unas obras efectuadas en la capilla de San Cosme y San Damián, de la iglesia de San Pedro, aparecieron dos cuerpos momificados, de una mujer y un hombre. Cuerpos, que por convicción para unos y por pesquisas documentales otros, pertenecían a Juan Diego Martínez de Marcilla e Isabel Segura, los héroes de la leyenda medieval. .
Esta se inicia en el año 1217, cuando Diego, segundón de los Marcilla, enamorado de  Isabel desde niño, es rechazado por el rico comerciante Pedro Segura, al carecer el pretendiente de bienes de fortuna, y pacta con su amada y familia un plazo de cinco años para amasar fortuna.
Parte a la guerra y transcurrido el plazo pactado, Isabel fue obligada a casarse con un ricohombre local, Pedro Fernández de Azagra, hermano del señor de Albarracín. La leyenda hace coincidir el regreso de Diego a Teruel, ya enriquecido con la pactada boda, y que el eterno enamorado la consigue ver y solicitar un beso, que ella le niega, cayendo muerto de dolor a los pies de su amada.
Conmocionado el vecindario acudió en masa al entierro, a mitad de las exequias una mujer oculta bajo un tupido velo negro se acerca al cadáver y tras besarle, cae fulminada junto al féretro. Quitado el velo para ver a la fallecida, la sorpresa es mayúscula al descubrirse que es Isabel Segura. El aún más conmocionado vecindario interpretó las muertes de los dos jóvenes como una muestra de verdadero amor, y que ambos fueron enterrados justos, para que descansaran eternamente juntos los que tanto se habían amado en vida.






Leyenda, que en el transcurso del tiempo ha podido sufrir alteraciones y añadidos, pero que oficialmente está documentada la existencia de los Segura y los Martínez Marcilla en el Teruel de principios del siglo XIII, reinando Pedro II de Aragón, y que según el notario y secretario del concejo de la villa de Teruel, Yagüe de Salas, en 1619 se encontró un documento en el que se confirma la identidad de los cuerpos y lo sucedido con ambos.








En 1998 se crea la “Fundación Amantes de Teruel”, encargada de mantener y difundir todas aquellas tradiciones que tienen su inspiración en esta trágica historia de amor, una de las mejores historias de amor de nuestro pasado, recreada artísticamente por diferentes escritores, poetas, escultores y pintores a lo largo de la historia. La Fundación, trabaja no sólo en el aspecto cultural y turístico sino también en el didáctico,  gestiona el llamado “Conjunto Amantes” compuesto por cinco escenarios: Mausoleo de los Amantes y las salas que lo componen; iglesia, claustro, ábside y jardín y torre y ándito de San Pedro.





El Mausoleo que incluso ha sido escenario de muchas peticiones de mano, es el verdadero ícono sentimental y turístico de una ciudad cuyo eslogan es “Teruel, la ciudad del amor”, está instalado en la que capilla del Sagrado Corazón, anexa a la iglesia de San Pedro, ampliación barroca de la iglesia del siglo XVIII, en la que destaca su cúpula con linterna sobre pechinas decoradas con esgrafiados de tipo vegetal en color blanco sobre negro.







Inaugurado en septiembre de 2005, su diseño fue realizado por el arquitecto Alejandro Cañada, disponiendo de diferentes salas expositivas para acercar la historia de los amantes al visitante, articulado en torno a cuatro sectores:
1.- El Amor en tiempos difíciles, en el que a través de una audiovisual se explican las características sociales, políticas y culturales que rodearon los acontecimientos acaecidos a principios del siglo XIII.
2.- La historia de los amates, relatando los hechos que acaecieron en 1217 en Teruel y el debate que este relato ha generado a lo largo de los siglos.
3.- Los amantes, fuente de inspiración de las artes: literatura, teatro, música, pintura o escultura, a lo largo de la historia, y
4.-  El reposo de los amantes, obra del escultor Juan de Ávalos y Taborda, con las explicaciones de cómo se llevo a cabo el hallazgo de las momias y el emplazamiento que han tenido a lo largo del tiempo.





El monumento funerario está compuesto por los sarcófagos y esculturas yacentes de los amantes, fueron esculpidos en 1956 en alabastro. Muestran una fría serenidad, no llegando a juntarse las manos, son el símbolo de un amor imposible que desborda los conceptos humanos. Estando ubicados en su zona inferior los restos momificados de cada uno de ellos.






Además de los cuerpos de los amantes, el escultor dispuso de una serie de símbolos en bronce,  íntimamente ligados a su historia de amor. A los pies de Juan Diego aparecen dos leones tallados en bronce que simbolizan valentía, fuerza y gallardía, razón por la que su mano izquierda reposa sobre el pecho. A los de Isabel, dos ángeles, símbolo de l fidelidad, obediencia y pureza, por lo que su mano derecha reposa su vientre.






En el conjunto él tiene los pies tapados con la mortaja que le cubre, la cual retira ella para darle el beso que le negó en vida. Estando ella con los pies descalzos, ya que todavía no ha dado tiempo a amortajarla. Las cabezadas ladeadas sin llegar a mirarse y las manos que se tienden una hacia la otra sin llegar a tocarse, simbolizan el amor imposible.






Los amantes también tienen su reproducción en el exterior del mausoleo, enfrente de su entrada, en la calle Matías Abad, en la zona superior de la plaza Amantes. Escultura realizada en bronce con un peso de 300 kilos y una altura de 1,70 metros, que representa a los amantes abrazados, realizada por el escultor turolense Manuel Escriche, inaugurada el 2 de febrero de 2015.






En 1996 el consistorio local instauro la festividad de las “Bodas de Isabel de Segura”, que se celebran el fin de semana más cercano a la festividad de San Valentín, en recuerdo a la leyenda de los Amantes. Cuidada recreación histórica que se complementa con mercados medievales, espectáculos de animación en la calle, danzas, torneos, conciertos y una multitudinaria invitación al beso bajo un estruendo de tambores en homenaje a los célebres amantes. Fiesta que ha merecido en su corta vida, el reconocimiento de Fiesta de Interés Turístico Nacional.



  
                                         




MÁS INFORMACIÓN. Pinchar en enlaces.





“Muere Diego de amor; Isabel siente alanceada el alma por la pena. Y es la muerte quien viene a ella serena, al punto que da a Diego un beso ardiente”. Poema de Brun, que ilustra una calle de Teruel.


No hay comentarios:

Publicar un comentario