miércoles, 15 de abril de 2020

Capilla de Ánimas de Sietes. Villaviciosa. Principado de Asturias.

Ubicada en la localidad de Sietes, es lugar de paso del Camino a Covadonga desde Gijón.

Villaviciosa, esta ubicado en su zona centro, cuenta con una superficie de 276,23 kilómetros cuadrados y un censo poblacional de 14.439 habitantes –censo de 2019- lo que le coloca como el onceavo y  el décimo respectivamente de los 78 que conforman el Principado de Asturias. Limita al norte con el mar Cantábrico, al sur con los concejos de Sariego, Nava, Cabranes y Piloña, al oeste con los de Gijón y Siero y al este con el de Colunga, estando vertebrado en 41 parroquias.

Las capillas de ánimas son pequeñas capillas o altares construidos por lo general entre los siglos XVII y XIX, consecuencia del culto a los muertos y a las almas del purgatorio, ubicadas a orillas de caminos o en encrucijadas con el objeto de recoger limosnas y que en ellas se realicen oraciones por las almas del purgatorio. Su construcción la suelen hacer particulares, que a su vez recogen el dinero recaudado y con él ofrecen misas por y mantienen la capilla.

Este tipo de devoción es muy usual hasta mediados del siglo XX en todo el norte peninsular, recibiendo diferentes nombres. “Ánimas” en el Principado de Asturias, “Santucos” en Cantabria, “Petos de ánimas” en Galicia o “Alminhas” en el norte de Portugal.

Una de las parroquias de Villaviciosa es Sietes, situada en su sureste muy cerca ya de su límite con los concejos de Piloña y Cabranes, ubicada a 423 metros de altitud, con una población que no llega al medio centenar de habitantes. Su cabecera, de mismo nombre, dista 9,71 kilómetros de Villaviciosa, la capital municipal con la que se comunica a través de la carretera AS-332 que continua hasta Colunga.

Pueblo, por el que pasa el Camino de Gijón a Covadonga, en el que destaca la majestuosa iglesia de San Emeterio, mandada construir en 1555 como capilla funeraria por el bachiller Fernando Suárez del Canto, provisor de la Catedral de Oviedo, declarada Bien de Interés Cultural y uno de los pocos ejemplos de arte renacentista en el Principado.

Entre ella y el otro edificio señero de la localidad, el antiguo casino fundado en 1914 por los vecinos emigrantes a Cuba, del que apenas dista 50 metros, se encuentra la “Capilla de Ánimas”.




Incrustada en un pequeño promontorio de tierra, cuenta con una cubierta a dos aguas de techumbre de teja vista, sin coronación alguna, con paredes de sillarejo.




Protegida por una reja de hierro, su interior pintado de blanco en bastante deterioro, acoge una hornacina con un cuadro y dos soportes de vela delante del mismo.




El cuadro es un mosaico que representa a la Virgen, con dibujos de siete personas a sus pies, y un texto en su parte inferior con el texto “A devoción de José Otero”.




  

MÁS INFORMACIÓN COMPLEMENTARIA. Pinchar en enlaces.

Un Principado para descubrir.

Villaviciosa, pasito a pasito.

Capilla de Ánimas de Breceña. Villaviciosa.

Capilla de Ánimas de Grases. Villaviciosa.

Capilla de San Blas, en Casquita. Villaviciosa.

 

 

“En los antiguos caminos asturianos se alzan de trecho en trecho, como jalones de la religión, unas capillitas de ánimas, que poco a poco se van derrumbando porque la construcción de las carreteras ha cesado el tránsito por aquellos lugares y nadie se ocupa de ellas”. Aurelio del Llano (1868-1936) escritor y folklorista asturiano.

No hay comentarios:

Publicar un comentario