viernes, 14 de febrero de 2020

Capilla de Ánimas de Grases. Villaviciosa. Principado de Asturias.

Ubicada en Grases de arriba, es paso del Camino de Santiago del Norte y del Camino a Covadonga desde Gijón.

Villaviciosa, esta ubicado en su zona centro, cuenta con una superficie de 276,23 kilómetros cuadrados y un censo poblacional de 14.439 habitantes –censo de 2019- lo que le coloca como el onceavo y  el décimo respectivamente de los 78 que conforman el Principado de Asturias. Limita al norte con el mar Cantábrico, al sur con los concejos de Sariego, Nava, Cabranes y Piloña, al oeste con los de Gijón y Siero y al este con el de Colunga, estando vertebrado en 41 parroquias.

Las capillas de ánimas son pequeñas capillas o altares singulares de pequeñas dimensiones, construidos por lo general entre los siglos XVII y XIX, consecuencia del culto a los muertos y a las almas del purgatorio, ubicadas a orillas de caminos o en encrucijadas con el objeto de recoger limosnas y que en ellas se realicen oraciones por las almas del purgatorio. Su construcción la suelen hacer particulares, que a su vez recogen el dinero recaudado y con él ofrecen misas por y mantienen la capilla.




Este tipo de devoción es muy usual hasta mediados del siglo XX en todo el norte peninsular, recibiendo diferentes nombres. “Ánimas” en el Principado de Asturias, “Santucos” en Cantabria, “Petos de ánimas” en Galicia o “Alminhas” en el norte de Portugal.

Una de las parroquias de Villaviciosa es Grases, ubicada en su zona oeste, que cuenta con una superficie de 2,78 kilómetros cuadrados y su población apenas supera el centenar de habitantes, que abarca once núcleos rurales y caseríos.

A la salida de Grases de arriba, se encuentra la “capilla de ánimas” de la localidad, situada en la carretera VV-10 a la izquierda en dirección a Villaviciosa. Lugar de paso de los Caminos de Santiago del Norte o de la Costa, y del de Gijón a Covadonga.




Como consta en su rejería fue edificada en el año 1891, debajo de la cual se encuentran las iniciales RM, que posiblemente sean las de su benefactor.




De dimensiones son mayores que las de otras de su categoría, su fachada, con cubierta a cuatro aguas, lleva dos pilastras en las esquinas, y se levanta sobre un pequeño basamento, todo ello de sillería.



Protegida por una reja, su hornacina cuenta con un cuadro y un cepillo para limosnas. El cuadro pintado sobre tablas escenifica a Jesucristo en la cruz, con la Virgen y San José a sus lados, con dos angelotes en su parte superior y siete rostros consumiéndose en las llamas del infierno en su parte inferior, que representan a las benditas ánimas del purgatorio.




 MÁS INFORMACIÓN COMPLEMENTARIA. Pinchar en enlaces.

Un Principado para descubrir.

Villaviciosa, pasito a pasito.

Capilla de Ánimas de Breceña. Villaviciosa.

Capilla de Ánimas de Sietes. Villaviciosa.

Capilla de San Blas, en Casquita. Villaviciosa.

  

“Caminante que caminas, derecho a la eternidad, déjame aquí una limosna , que Dios te la pagará”. Frase habitual en capillas de ánimas.

 

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario