sábado, 22 de febrero de 2020

Playa de Torbas. El Franco. Principado de Asturias

Perteneciente al concejo de El Franco y a la parroquia de Valdepares, es la playa de más longitud del mismo.

El Principado de Asturias aglutina en sus diez mil kilómetros cuadrados de extensión, un variado y espléndido repertorio de bellezas naturales, como es el conjunto que conforman sus playas.
Su litoral tiene una extensión de unos 345 kilómetros bañados por el mar Cantábrico, siendo sus extremos las puntas de Tina y de la Cruz, en los concejos de Ribadedeva y de Castropol, salpicado por más de 200 playas repartidas por los 21 concejos bañados por el Cantábrico, de los que el Llanes es el que cuenta con más y Gijón con menos. Contando algunas de ellas con declaración de Monumento Natural.
La Franca, por el oriente, y Peñarronda, por el occidente, son las playas situadas en los extremos del territorio astur, cuya costa también es conocida como la “Costa verde”. El conjunto que forman es heterogéneo, diferente e irrepetible. Unas amplias y abiertas; otras recogidas y escondidas; en unas desembocan ríos, otras están a píe de rías; unas de fina arena, otras de regodonés y/o piedras; unas tranquilas y otras agrestes; unas de fácil acceso y otras complicado; unas urbanas y otras salvajes; unas conocidas y otras no tanto; unas en la base de abruptos acantilados, y otras abrigadas por promontorios que las rodean;  todas ellas, salvo mínimas excepciones, seguras. 
La costa asturiana, a efectos de jurisdicción administrativa, está dividida en ocho distritos marítimos. Son los de Llanes, Ribadesella, Lastres, Gijón, Luanco, Avilés, San Esteban de Pravia y Luarca, de oriente a occidente. El cabo de la Mar, la punta de la Isla, el río Ñora, la playa de Xivares, el cabo Peñas, Ranón, la punta de Ballota y la ría del Eo, son los límites de cada uno de ellos.
El concejo de El Franco, uno de los más occidentales del Principado de Asturias, cuenta con una superficie total de 78 kilómetros cuadrados, vertebrado en ocho parroquias: Arancedo, La Braña, La Caridad,  Lebrero, Miudes, Predonés, Valdepares y Villalmarzo.
De ellas La Caridad, Miudes y Valdepares, tienen al mar Cantábrico como su límite norte, y a ellas pertenecen las diez playas con las que cuenta el concejo, pertenecientes al distrito marítimo de Luarca. Porcia, Torbas, Moniellos, Viavelez, Porticel, Bartolo, Pormenande, Riboira, Cambaredo y Castello, son de occidente a oriente sus nombres.
A la parroquia de Valdepares pertenece la playa de Torbas, a la que se puede acceder por dos vías diferentes, ambas peatonales en su parte final de un kilómetro aproximadamente. 






La primera es a través de la carretera general N-634, con indicación expresa, y la segunda desde la localidad de Valdepares. En ambos casos es necesario llegar hasta el palacio del Cerradin, en el barrio de San Pelayo, cuyo muro almenado hay que bordear para ir en dirección a la capilla que da nombre al barrio, que en su momento fue albergue de peregrinos, cuya fecha de construcción se desconoce y que en 1700 sufrió una primera reforma, en el que destaca su retablo cuenta con la bonita talla de madera de San Pelayo.





Debiéndose continuar hasta una la bifurcación existente metros más adelante, tomar la pista que por la izquierda conduce directamente hacia la costa, hacia el cabo Blanco y la playa de Torbas, situada al este del mismo. Al oeste del cabo estaría la playa de Monellos.





En Torbas, protegida por acantilados, desemboca el pequeño arroyo de mismo nombre, en cuya orilla se levanta al borde mismo del mar, un molino de piedra, conservado en buen estado a pesar de no estar activo desde años.





Gozando de protección medioambiental, es una gran ensenada cuyos materiales son la arena negra, cantos y regodones, cuya extensión es superior a los 750 metros de largo y 12 metros de anchura media, lo que la convierte en la más grande de las diez existentes en el concejo franquino.
Playa tranquila, su nivel de ocupación media no es muy elevada, tanto por no tener acceso rodado hasta la misma, como por no disponer de servicios de ningún tipo.






“El hombre honesto no teme la luz ni la oscuridad”. Thomas Fuller (1608-61) religioso e historiador inglés.

No hay comentarios:

Publicar un comentario