jueves, 2 de noviembre de 2017

Cucharón del Buen Guiso Marinero. XXXII edición, 2017

Entregados por la Cofradía Buena Mesa de la Mar, de Salinas, el 27 de octubre de 2017. Descripción, fotos y vídeo.


Lejano queda el 7 de mayo de 1986, día en el que un grupo de amigos, personas de buena voluntad y decidido amor a la gente y a los productos de la mar, liderados por Ramón González y Agustín Santarúa, fundan la Cofradía Buena Mesa de la Mar en Avilés, pionera en la defensa de la cocina marinera tradicional y segunda en constituirse en el Principado de Asturias.
Una de sus primeras actividades fue instaurar lo que es su galardón más emblemático, el “Cucharón del Buen Guiso Marinero”, primero a nivel regional y posteriormente ampliado a nivel nacional e internacional. Reconocimientos, que edición tras edición, no solo se ha consolidado sino que se ha convertido en auténtica referencia del sector hostelero regional e incluso nacional.
Sus fines es distinguir a los mejores restauradores que defiendan y oferten la cocina del mar, tanto a nivel regional, como nacional e internacional. Siendo los mismos elegidos por una comisión especifica, dentro de la estructura organizativa de la Cofradía, presidida en la actualidad por Tito Gómez. 
Su fecha de entrega está supeditada a la disponibilidad de los galardonados nacionales e internacionales para estar presentes en la misma, siendo el 27 de octubre de 2017 la marcada para la entrega de la trigésima segunda edición.








Roberto Reginelli, del restaurante La Pondala, de Gijón; Berto Domínguez, del restaurante D´Berto, en O Grove (Pontevedra) y Rui Sousa Días, del restaurante O Valentim, de Matosinhos, en Oporto, compusieron la nómina de galardonados en sus categorías regional, nacional e internacional respectivamente. Que se han sumado a la  granada tripulación de premiados, en la contrastada singladura de la Cofradía y sus emblemáticos galardones.



De izquierda a derecha Rui, Roberto y Berto.



Tres son tradicionalmente, los apartados en el que se dividen sus actos. La recepción de los premiados en su sede social, sita en las instalaciones universitarias de la Colonia en Salinas, con posterior rueda de prensa y visita al Museo de Anclas, creado y gestionado por la Cofradía. La comida de confraternidad de los agasajados, miembros de la comisión organizadora y crítica especializada en el restaurante Casa Gerardo y la cena con entrega de los galardones.
Al mediodía la comisión organizadora y el presidente anfitrión, recibieron a los premiados y sus acompañantes en la sede social de la Cofradía, sita en las instalaciones universitarias de la Colonia, en Salinas.






En su sala de juntas realizaron la dedicatoria y firma en el ya voluminoso libro de honor de la Cofradía, y mantuvieron una rueda de prensa con los medios acreditados.









Seguidamente la comitiva se desplazó hasta el restaurante Casa Gerardo, en Prendes, dónde tuvo lugar la comida de confraternidad de los galardonados, invitados, comisión organizativa y crítica especializada.








El acto oficial, la cena de hermandad y la entrega de los galardones, fueron el último apartado de la apretada agenda. Cuya gran novedad ha sido su lugar de realización, siendo la primera vez en su dilatada historia en el que el mismo no se hace en el restaurante Real Balneario de Salinas, celebrándose el mismo en el hotel NH Collectión Palacio de Avilés.
Hotel ubicado en la plaza España, enfrente del edificio consistorial, en lo que el palacio del marqués de Ferrera. Construido en 1652, obra del arquitecto Bartolomé Velasoco, en estilo barroco sobrio y de escasa decoración, en él destacan sus balcones adintelados y el  escudo de armas sobre la puerta principal del marquesado con los armas heráldicas de los Rodríguez de León, el edificio fue rehabilitado en el año 2003 con fines hoteleros de máxima calificación, gestionado por la cadena NH desde entonces.
El palacio contaba con un espléndido parque de estilo inglés de más de 80.000 metros cuadrados, cedido al consistorio avilesino, que lo abrió al público en el año 1976 bajo el nombre de parque de Ferrera. Al que años más tarde se incorporó el denominado jardín francés, colindante con las instalaciones hoteleras, y dónde se ubica el salón llamado el Invernadero.
En su exterior Vicente Quintanilla, en su calidad de presidente, junto al resto de los miembros de su Mesa Mayor, fueron recibiendo a las autoridades e invitados que arroparon a los cofrades anfitriones en su emblemática celebración, a la vez que se servía el aperitivo de la cena, la “Arribada”.
Arribada compuesta por “galleta de quesos asturianos”, “hasomaki de salmón ahumado”, “kaipi de manzana” y “cochinita al pibil”, acompañados por los vinos El Coto blanco y el tinto Coto de Imaz reserva 2011, acogidos a la DOP Rioja.







Ya en el comedor, ubicados en las mesas con los sitios personalizados y el babero conmemorativo de la edición, los comensales escucharon el himno de la Cofradía compuesto por el cantautor candasín Manolo Santarúa, antes de la degustación del resto de la cena, elaborada por el equipo del cocinero José Ramón Otero.






Embarque, singladura y atraque, en el que los representantes del Círculo Gastronómico de los Quesos Asturianos –José Manuel Quintanilla y Luis Javier del Valle- compartieron mesa y mantel con los de ACAS –Manuel, Rubén y Juan Roberto-, de la Cofradía de Amigos del quesu Gamoneu –Martín e Iñaqui-, del Oriciu –Mabel y Alberto- y del cofrade Alejandro Fernández.





Embarque compuesto por un “timbal de bacalao confitado con vinagreta de kumato y pétalos de manzana rosa”; seguido del “solomillo al foie con verduritas salteadas y pastel de patata”, que compuso la Singladura, poniendo el final el Atraque en base a un “pasteis de nata con helado de gianduja”, armonizados con los vinos de la Arribada.









En la sobremesa de la contundente y bien elaborada cena, se celebró el acto oficial, ejerciendo el cofrade Alberto Infanzón como maestro de ceremonias.





Tomás Badiola, cofrade secretario, dio lectura al acta de la reunión de la Mesa Mayor de la Cofradía celebrada el 20 de septiembre de 2017, en el que se ratificaba la propuesta de la comisión de los Cucharones con los nombramientos a realizar en su trigésima segunda edición.






El empresario y cocinero Luis Alberto Martínez Abascal, fue el encargado de glosar a su compañero de profesión y asociaciones Roberto Reginelli. Detalló pinceladas de la vida del romano de nacimiento, londinense circunstancial y aparejador profesional en la venezolana Caracas, que arribó a Gijón con su esposa María Jesús en la década de los ochenta, a la que conoció en Londres, empujado por la critica situación del país latinoamericano. El matrimonio abrió  el aún vigente local de copas al que le dieron el nombre de Baffi, en honor al permanente bigote que Roberto luce habitualmente, lindante con el restaurante la Pondala, propiedad de la familia de su mujer. Años más tarde se hacen cargo también del establecimiento fundado en el año 1891, en el que ya ejerce su hija Adriana, quinta generación de la saga. El tesón y la constancia de Roberto, unido al mantenimiento y actualización de tradiciones elaboraciones culinarias gijonesas, como la menestra, el rosbeef o el arroz con almejas, han hecho que la Pondala siga siendo un ícono de la gastronomía gijonesa y asturiana.




José Antonio Soto-Jove y Vicente Quintanilla, notario y presidente anfitriones, tomaron juramento y entregaron la visera, medalla, diploma y cuadro con el Cucharón, distintivos del galardón. Proceder que repitieron con los otros dos galardonados.






Roberto, en su corta intervención, agradecía el nombramiento y a su glosador en su nombre y de toda su familia y  felicitaba a sus colegas premiados.






La glosa del galardonado nacional es obra habitual de Pedro Morán, cómplice de los cofrades en su nombramiento, Tuvo un recuerdo para la familia Loya y su establecimiento del Balneario, al que califico como la casa de la Cofradía y mostró su seguridad en volver a realizar el acto en la misma. Califico al restaurante D´Berto como el Mejor en producto de España, auténtico templo dónde se degustan los mejores y más grandes pescados y mariscos, el único que paga por las piezas lo que le piden, como detalló con un anécdota por el vivida. Recordó a la madre del premiado, recientemente fallecida y concluyó con un reconocimiento público hacia Berto, su hermana Marisol, sus sobrinos y su estrecho colaborador José.






Realizado el juramento y la imposición de atributos y entrega del diploma y cuadro correspondientes, un emocionado Berto mostró su agradecimiento, dedicando el galardón a su madre,









El cofrade Santiago Prieto, con residencia parcial en Oporto, fue el encargado de glosar al galardonado en la categoría internacional, Rui Sousa. Se remontó al año 2004, cuando este exitoso empresario de 57 años del sector textil se reconvirtió en empresario hostelero movido por la crisis que vivía su sector. O Valentim abrió en un pequeño local con apenas 40 plazas, ubicado entre el puerto pesquero y comercial y la lonja de pescados de Matosinhos, especializándose en pescados a la parrilla, con la calidad y esmerado servicio como máximas, unidas por el criterio de la justa relación calidad-precio. Local que en el año 2013 fue ampliado con nuevos espacios y un pequeño hotel de 10 plazas, con la adquisición del edificio colindante.






José Antonio y Vicente, procedieron protocolariamente, antes de que se cediese la palabra al empresario portugués.






En un correcto español, Rui agradeció el nombramiento y felicitó a sus predecesores colegas; mostró su satisfacción por desarrollar una profesión, que a cambio de importantes sacrificios aporta grandes satisfacciones; calificó a la gastronomía como cultura; recalcó la hermandad existente entre España y Portugal y que actos como el que se vivía fortalecían las mismas.





Clausurando el acto el presidente anfitrión con su intervención.  Felicitó a los galardonados y sus glosadores,  así como a los miembros de la comisión organizadora por su elección; agradeció la presencia de autoridades, invitados y compañeros de otras Cofradías y de sus compañeros cofrades; reconoció el apoyo de colaboradores y del establecimiento que les acogía; destacó detalles personalizados de los premiados, congratulándose que se sumen a la ya una larga nómina de galardonados, que cuenta con lo más granado de la gastronomía regional e internacional.







VÍDEO DE LA XXXII EDICIÓN. Pinchar enlace.
https://www.youtube.com/watch?v=Hh8of37P41c








“La cultura culinaria es una de las mejores formas de acercarse a las interioridades de los pueblos”. Rafael Ansón (1935) empresario y presidente de la Real Academia de Gastronomía de España.


No hay comentarios:

Publicar un comentario