sábado, 14 de agosto de 2021

Ventaniella, en Sobrefoz (Ponga), naturaleza envuelta en historia y leyenda.

Valle con venta y ermita, lugar de paso del Camino Real de mismo nombre, cuyo topónimo se relaciona con una leyenda de la época de la invasión musulmana.

El concejo de Ponga está situado en el sureste del Principado de Asturias, que limita al norte con el concejo de Parres, al noroeste con el de Piloña, al este con el de Amieva, al oeste con el de Caso y con los leoneses de Burón, Maraña y Oseja de Sajambre al sur y sureste. Siendo sus vías de comunicación es a través de las carreteras N-625 y la AS-261.

Su extensión es de 205,98 kilómetros cuadrados, integrado completamente en el Parque Natural de Ponga, creado mediante la ley 4/2003 del Principado, siendo su censo poblacional en 2020 de 628 habitantes, lo que le convierte en el décimo menos poblado de los 78 concejos asturianos. Estando vertebrado en nueve parroquias: Abiegos, Carangas, Casielles, Cazo, San Ignacio, San Juan de Beleño, Sobrefoz, Taranes y Viego.

A la de Sobrefoz, cuyos habitantes son conocidos como “Canayones”, pertenece el puerto y valle de Ventaniella, donde concluye en este último la carretera y pista PO-1, que lo comunica a través de la cabecera parroquial con San Juan de Beleño, la capital municipal de la que dista 12 kilómetros.




El puerto de Ventaniella está situado en la cordillera Cantábrica, a una altitud de 1420 metros, en el límite con la provincia de León, entre las cumbres de las peñas Ten y Pileñes. En él se encuentra la fuente de Salguerosa, donde nace el río Ponga, que tras recorrer 25 kilómetros a través de Ventaniella, Sobrefoz, Mestas y Sellaño, entrega sus aguas al padre Sella en Santillán, perteneciente ya al concejo de Amieva.

Peña Ten, circular desde la Uña (León).




Dos kilómetros más abajo del puerto se encuentra el valle de mismo nombre, situado a una altitud de 1.115 metros y distante 8 kilómetros de Sobrefoz. Lugar de referencia del Camino Real de Ventaniella, utilizados para los tránsitos de la comarca con Castilla, que cruzaba desde las castellanas Maraña y Uña hasta Cangas de Onis,  al ser su trayecto más suave que los vecinos puertos del Pontón y Tarna.




Por su ubicación fueron varios los estudios realizados para construir carretera para facilitar el tránsito hacia Castilla, aprovechando el diseño del Camino Real, siendo el que más posibilidades tuvo el realizado a mediados del siglo XVII con salida en Ribadesella y conclusión en la Uña. Quimera que aún ha fecha actual es anhelada por las autoridades y parroquianos locales.





En el valle se ubica una histórica alberguería y venta, cuadra, fuente, oratorio y una ermita, que tenía como principal función la protección de los caminantes de dicho Camino. La propiedad del conjunto, que se cree prerromano, correspondió durante siglos a la orden del Cister e incluía un pequeño oratorio o humilladero con arco de medio punto, derruido a finales del siglo XX y felizmente recuperado hace unos años.






En el año 1806 el valle con sus 14 hectáreas de pasto y sus dependencias fueron adquiridas por el pueblo de Sobrefoz a los monjes, y desde entonces, se explota comunalmente mediante el arriendo para su aprovechamiento y conservación a un vecino en subasta pública cada cuatro años el día de Navidad.



Con Tamara Sánchez Testón y su padre Humberto, gestora de mayo 2015 a mayo de 2019.

En el año 2011 la venta ha sufrido una importante remodelación, funcionando un servicio de alojamiento como albergue con un total de 2 habitaciones y un desván con un total de  17 camas, con una capacidad total para 27 personas, que incluye bar, salón social y servicios de comida.









Históricamente los caseros tienen la obligación de dar lumbre y acogida a los caminantes, además de tocar la campana al oscurecer de los días neblinosos para atraer a los posibles transeúntes desorientados en la bajada del puerto.





El conjunto montañero está envuelto en un halo de leyenda y mitos desde los albores de los tiempos. Su topónimo lo datan en la época de la invasión árabe, cuando un capitán musulmán se encaprichó con una hermosa, para unos hermana del rey Don Pelayo y para otros hija de un noble, a la que siguió refugiándose ella en la venta. Al llegar a ella el moro amenazó al ventero con saquear y quemar el caserío sino le entregaba la bella dama. El ventero ataco al sarraceno al grito de “Ni venta ni ella”.





La capilla construida en piedra en honor y bajo la advocación de Nuestra Señora de  la Milagrosa, allí conocida como la Santina, está datada en el siglo XVIII construida por la orden propietaria, cuyos monjes eran conocidos como Bernardos, y acogía la Cofradía que tomaba el nombre de la Virgen de Nuestra Señora de Ventaniella.

Capilla de Nuestra Señora de la Milagrosa, en Ventaniella, Sobrefoz, Ponga. 





De planta rectangular y ábside cuadrado de mayor altura con techumbre en cúpula que alberga el altar con el modesto retablo que acoge la talla de la Santina, separados ambos por columnas que soportan arcos de medio punto. Y que cuenta con diferentes advocaciones y detalles particulares.





Ermita en torno a la que se celebra la fiesta en honor de la Santina, con misa y procesión cada 8 de septiembre. Que complementa la feria de ganado que en el valle se celebra los 24 de agosto.



 

MÁS INFORMACIÓN COMPLEMENTARIA. Pinchar en enlaces.

Un Principado para descubrir.

Rutas de montaña.

Capilla de Nuestra Señora de la Milagrosa, en Ventaniella, Sobrefoz, Ponga. 

Cerra Altu Pasu. Desde el Grayal, en Tarna (Caso) a Sobrefoz (Ponga)..

 

“Ni la Venta ni Ella”, dicho popular, que dio origen al topónimo del lugar.

 

4 comentarios:

  1. Muy guapa entrada. Aunque sepas las historias o leyendas de los lugares, como es el caso, la entrada está muy bien. Y es muy prestoso leer lo que pone. Gracias.

    ResponderEliminar
  2. Excelente y documentado relato y fotigrafias de la mitica Caseria de Ventaniella.
    Lastima que la carretera de Sobrefoz a La Venta, este ya totalmente deteriorada.
    Tenemos que contactar para un importante tema del Centro de Interpretacion de San Juan de Beleño que merece la pena sacar del olvido.
    Mi mas sincera felicitacion. Un coraial saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias. Al aparecer Unknown no sé quien eres. Para lo de San Juan a tú disposición, si esta en mis manos, colaboraré sin problemas. Saludos.

      Eliminar