domingo, 2 de febrero de 2020

Collado Granceno. Ponga. Principado de Asturias.

Situado en pleno Parque Natural de Ponga, en las estribaciones del bosque de Peloño.

En el sureste del Principado de Asturias se encuentra el concejo de Ponga, lindante con los asturianos de Caso, Parres y Piloña y los leoneses de Burón, Maraña y Oseja de Sajambre.
Concejo que cuenta con una extensión de 205,98 kilómetros cuadrados, lo que le sitúa en el puesto 20 de los 78 en que está vertebrado el Principado de Asturias, y una población de 598 habitantes –censo de 2018- ocupando el puesto 68 en este caso.
Integrado en su totalidad en el Parque Natural de Ponga, declarado en el año 2003, se encuentra vertebrado en nueve parroquias: Abiegos, Casielles, Carangas, Cazo, San Juan de Beleño, San Ignacio, Sobreboz, Taranes y Viego.
Su acceso más común es a través de la carretera N-625, que comunica Arriondas (Principado de Asturias) con Mansilla de las Mulas (León), hasta el puente los Grazos, perteneciente al concejo de Amieva, distante 11 kilómetros de Cangas de Onis. De él parte la carretera AS-261, que ascendiendo a la vera del río Ponga, concluye en San Juan de Beleño, capital municipal.
De la que parte la carretera PO-2, que la comunica con el núcleo rural de Viego, y concluye en la carretera N-625 en el núcleo de Puente Vidosa.
A 7 kilómetros de la capital, se encuentra la collada Llomena, también conocida como llamarga Llomena, ubicada a 993 metros de altitud, y punto más alto de la mencionada carretera PO-2. Que cuenta con un amplio aparcamiento, de la que parte la ruta señalizada como PR-AS-181 y que concluye en el núcleo rural de Puente Agüera.
Collada Llomena. Ponga.





Ruta que transita por una amplia pista en buen estado, entre hayas, robles y acebos, en un entorno montañoso marcado por las cumbres de los Picos de Europa a la derecha y del cordal del Collau Zorru a la izquierda, que también da acceso al bosque Peloño y que concluye en la vega de Arcenoriu.





Pista que va sobre la antigua calzada romana que unía Lario, en León, con Cangas de Onis y Ribadesella, conocida como la “Senda de la Sal”. Calzada complementaria de la que cruzaba la también pongueta majada de Ventaniella y que se unían en Biforcadera, junto a la collada de les Llampes.





A siete kilómetros de la collada Llomena, se encuentra el collado Graceno, al que se accede a través de la mencionada pista, una vez superado la collada y lugar de les Bedules.




Ubicado a 1190 metros de altituda, en pleno bosque de Peloño, cuenta con una cabaña y una fuente, en su parte inicial.






Encrucijada de caminos, entre los collados Salgueru, Rellordón y Viances, comunica el valle de Vivolí con Peloño.




A la derecha, y hacia abajo, un camino se introduce en el bosque Peloño hacia la Vegadona. Y de continuar la pista se llega a la vega de Arcenoriu, a través del bosque Peloño.





Saliendo del collado a la izquierda, siguiendo la ruta señalizada como PR-AS-181, denominada de la Foz de los Andamios, se llega a la aldea de Vibolí.





Y continuando de frente, siguiendo la ruta señalizada como PR-AS-283 denominada de Granceno a Tolivia, se llega a esta aldea abandonada desde hace varias décadas, pudiendo continuar hasta la carretera N-625, a la altura del lugar conocido como puente Vaguardo.
Pico Sen de los Mulos, en travesía desde la collada Llomena al puente Vaguardo.







MÁS INFORMACIÓN COMPLEMENTARIA. Pinchar enlaces.


“Mientras el tímido reflexiona, el valiente va, triunfa, y vuelve”. Proverbio griego.

No hay comentarios:

Publicar un comentario