domingo, 15 de abril de 2018

Peña Subes, en circular desde puente Agüera, en Ponga.

Ascensión en travesía circular, con salida y llegada en puente Agüera, Ponga. Descripción, fotos, tiempos y vídeo.

El concejo de Ponga, situado en el sureste del Principado de Asturias, lindante al este y al sur con los concejos leoneses de Oseja de Sajambre, Burón y Maraña, pertenece integro al Parque Natural de Ponga. Cuenta con una extensión de 205,98 kilómetros, una población de 623 habitantes –censo de 2017- y está vertebrado en 9 parroquias.
En el kilómetro 132 de la carretera N-625 que une Arriondas con Riaño (León) a través del puerto del Pontón, se encuentra puente Agüera, a 320 metros de altitud, en pleno desfiladero de los Beyos. Extensa garganta de 20 kilómetros de longitud entre Cobarcil, perteneciente a Oseja de Sajambre y Ceneya, perteneciente a Amieva, caracterizado por la verticalidad de sus peñas con paredones cerrados que apenas dejan espacio por dónde discurre el río Sella y la carretera.
Puente Agüera, en el que se encuentra una casa –a la vez bar- perteneciente a la parroquia de Casielles, en Ponga, es uno de los cuatro puentes del desfiladero en los que la carretera cambia de orilla en su discurrir paralela al Sella.







Punto de salida y llegada de la travesía con ascensión a la peña Subes, que discurre íntegra por el concejo pongueto y por el Parque Natural de Ponga, que cuenta con una superficie protegida de 20.533 hectáreas y tiene tres figuras de protección: “Lugar de importancia comunitaria”, “Zona de especial conservación” y “Zona de especial protección para las aves”.
Peña Subes, el pico el Pedrosu, próximo a la anterior, y Sen de los Mulos, forman la sierra del Torbeñu, que se dirige de norte a sur y está interrumpida por el río Viboli, dando lugar a les foces del Cándanu y de los Andamios.
La ruta sale por la estrecha carretera que en dirección oeste concluye en el pueblo de Viboli y que comunica también al pueblo de Casadielles, siguiendo el PR-AS-181 “Ruta de la foz de los Andamios”. Estrecha carretera construida entre los años 1948 y 1952, costeada por los vecinos, levantada por obreros gallegos que desde el cauce del río Viboli, fueron construyendo su caja con la ayuda de andamios, tomando de los mismos el nombre la foz que forma el río.







Carretera de impresionante trazado a través de la estrecha tajadura entre verticales paredones con el río por el medio, cascadas de arroyos por la parte meridional y con habituales desplomes y desgajes de rocas que requieren una modera precaución.







A un kilómetro de su inicio se encuentra a la izquierda el cargadero en ruinas de la Sota (420 metros), dónde bajaban el mineral de cobre extraído de una antigua explotación ubicada valle arriba y seguidamente el puente Cándano (450 metros), de dónde parte la carretera que en un trayecto de 3,400 kilómetros y veintiuna curvas salva el desnivel de 373 metros hasta el pueblo de Casielles, dónde concluye. 






Punto en el que se abandona la carretera, para coger un sendero que partiendo justo de la izquierda del puente se interna en el bosque de la Sota, con abundantes castaños centenarios, encontrando en sus inicios una cabaña en píe y un hórreo beyusco caído.









El sendero continua en mantenida remontada a través del valle Llorgosu, cerrado por la derecha por las alturas del Hombru Miesca y por la izquierda por cueto Pedamoñu.







Y que asciende por el centro del valle, obviando los diferentes senderos que por la izquierda van hacia la riega del fondo del mismo y por la derecha hacia el Hombru, en complicada ascensión por la abundante vegetación y el casi anulado camino, hasta la campera final del valle, ubicada a 550 metros, que cuenta con una solitaria cabaña medio derruida.








Se continua en moderado ascenso a través del monte Llorellal, que concluye en la collada Torbeñu, ubicado a 1126 metros de altitud, dónde tres cabañas parcialmente derruidas dan fe de su pasado pastoril.







Encrucijada de caminos, dónde también concluye el que viene de la deshabitada aldea de Tolivia, y que es un espléndido mirador, con los picos Niajo y Pozalón al sur, Casielles y la subida a peña Salón, con el Carria detrás al oeste y el Jucantu a la izquierda.








Con las estribaciones de la peña Subes a la vista, hay que desviarse a la derecha, para ir en dirección oeste en busca del colladín de la Cuesta, ubicado a 1245 metros, primero y después de la Porquera.









Para siguiendo el curso de la riera que se abre paso entre el hayedo acceder a la collada Ceñal, ubicada a 1302 metros, que da vista al valle de Tolivia y a la prolongación de los Beyos hacia el puerto del Pontón, con los pueblos leoneses de Ribota y Oseja de Sajambre al fondo.










El camino serpenteante que pasa por cortadas producidas por los restos de la actividad mineral de la zona, gira al poniente y concluye en la base de la peña entre hayas.








Restando solamente salvar los 76 metros de desnivel por terreno de peñascos y matorral para acceder a la cima de la peña Subes, conocida también como peña Torbeñu y Sues, con forma de pirámide de tres caras, ubicada a 1476 metros de altitud y coronada por una cruz y un buzón de cumbres colocados por el Grupo de Montaña Vetusta, de Oviedo, el 23 de noviembre de 1986, a cuyo píe se encuentra una placa del Grupo de Montaña Les Xanes, de Trubia, en memoria de Terán –uno de sus miembros- fallecido en la cumbre el 21 de noviembre de 1987.







Peña Subes es una privilegiada atalaya desde la que se divisan espléndidas panorámicas de tierras ponguetas, leonesas y de Amieva, unida por una estrecha cresta con el pico Sen de los Mulos. Una de las atalayas más impresionantes de la Cordillera Cantábrica.
Al norte y noroeste la Peña Salón, Pico Carria y delante la collada Baxenu; en el sur el pico Pierzu, la collada de les Bedules y peña Llambria con el pico Maoñu y el Vizcares; al oeste el Tiatordos, el Maciédome, el Recuencu, el Rasu, el Luengu y el Collau Zorru; al suroeste, el bosque de Peloño, el pico Sen de los Mulos, y Ten y Pileñes; al este los picos Niajo, el Pozalón y los mencionados valle de Tolivia, Ribota y Oseja de Sajambre, y al este-noroeste los picos de Amieva el Priniellu, los Redondos, Valdepinos y Cantu Cabronero, con todo el macizo del Cornión en el fondo.










En el descenso se deshace el camino seguido hasta la collada Ceñal, dónde se gira a la izquierda, al norte, en sentido contrario al camino seguido en el ascenso.







A través del valle, levemente salpicado de hayas se llega a la majada Miesca, a 1116 metros, con varias cabañas en manifiesto deterioro y restos de una fuente seca.









En este punto hay dos alternativas, continuar valle abajo hacia la Miescina y la Boya, y concluir en el puente Cándano, a escasos metros del camino cogido en la subida o bien girar al noroeste y continuar por la sierra de Miesca. Esta ruta sigue por esta segunda opción.







El claro sendero discurre a media ladera por la sierra dirección noroeste, la menos abrupta, con una panorámica despejada al norte sobre las estribaciones del Cornión al fondo, y con el pueblo de Casielles y las veintiún curvas de su carretera de acceso, así como de Peña Salón y el Carria.








El camino entra en una zona pedregosa y boscosa, que permite por momentos disfrutar de la vista sobre el cercano pueblo de Viboli, con sus dos barrios, las cercanas Peñas Salón y Vibolines, los picos Rasu y Luengu y la collada Baxenu.








Y que emboca en un paso labrado, un hombro con una rudimentaria portilla, ya en el extremo sur de la sierra del Bodiellu, conocido como la Parea, a 1050 metros, que da paso a la canal del Bodiellu.






La canal es una zona de fuerte pendiente, bastante abierta, por la que hay que descender en zigzag por un terreno pedregoso e incómodo entre hayas, peligroso estando mojado, a la vera de imponentes murallones rocosos. Canal de extraordinaria belleza, con murallones y exuberante vegetación, 









La canal concluye en una pista forestal, en el frondoso hayedo de la Llomba los Reboyos, a 850 metros de altitud.







Pista en no muy buen estado, invadida en partes por árboles, que hay que seguir hasta su final en la curva de la carretera de acceso a Vilobi.






Curva conocida como les Mesties, a 740 metros de altitud, donde el río Suergu entrega sus aguas al Viboli.







Debiendo continuar el resto de la ruta por la carretera que discurre por la Foz de los Andamios, al píe del río Viboli, cambiando de orilla a través de dos puentes, continuando hasta puente Cándano y seguidamente concluir en puente Agüera.










Después de recorrer por asfalto 3,400 kilómetros, poniendo punto final a una ruta en el que se recorren en total 11,500 kilómetros, salvando un desnivel de subida y bajada de 1353 metros, en la que se  invierte un tiempo neto de 6 horas y 30 minutos.








En Agüera, cruzando el puente, en el murallón de la otra orilla de la casa, se encuentra un imponente mural, realizado por la marmolería de Amancio González, en Cangas de Onis, en el que se refleja la descripción realizada del “Desfiladero de los Beyros”  por el célebre viajero francés Paul la Brouche-Bulletin, en el año 1905, en la revista Pyreneen, es su número 54, página 503, que dice:
El desfiladero del Sella es el más escarpado e imponente de los desfiladeros célebres. Pierre Lys et Saint-Georges , en los Pirineos del Aude; el Fier, en Saboya, y la Vía Mala, en los Grisones; la Chiffa, en el Atlas; la Grieta de Khakoueta, en el valle del Soude, y la Calle del Infierno, en el Lys, pueden sólo dar -en muy pequeño- la imagen de la entalladura fantástica en que los ingenieros de Castilla lograron hacer pasar una carretera».
Que definen magníficamente el espectáculo que forma el río Sella en su discurrir por las entrañas de los murallones pertenecientes al municipio leonés de Oseja de Sajambre y de los asturianos Ponga y Amieva, y de la carretera construida en paralelo al río.







LUGAR                                                        METROS      TIEMPO       ACUMUL.
Puente Agüera.                                              320 m.             00,00               00,00
Puente Cándano.                                           450 m.             00,15               00,15
La Sota.                                                                                 00,10               00,25
Valle Llorgosu.                      .                       550 m.             01,00               01,25
Collada Torbeñu.                   .                       1126 m.           00,40               02,05
La Cuesta.                                                     1245 m.           00,20               02,25
Collada Ceñal.                                               1302 m.           00,15               02,40
Vaguada previa al Subes.                              1400 m.           00,25               03,05
Peña Subes.                                                   1476 m.           00,10               03,15
Collada Ceñal.                                               1302 m.           00,25               03,40
Majada de Miesca.                                        1116 m.           00,25               04,05
La Parea, comienzo canal Bodiellu.              1050 m.           00,35               04,40
Llomba los Reboyos.             .                         850 m.           00,25               05,05
Curva les Mesties.                                           740 m.           00,23               05,28
1º puente.                                                                              00,15               05,43
2º puente.                                                                              00.07               05,50
Puente Cándano                                              350 m.           00,23               06,13
Puente Agüera.                                               320 m.           00,17               06,30


OBSERVACIONES:Ruta realizada con el Grupo de Montaña Vetusta, el 7 de abril de 2018, coordinada por Felipe Mota.


VÍDEO DE LA RUTA.
Enlace:  https://www.youtube.com/watch?v=J-nYaP8Z5Jo








MÁS INFORMACIÓN, Pinchar en enlaces.



El desfiladero del Sella es el más escarpado e imponente de los desfiladeros célebres”. Paul la Brouche-Bulletin, viajero francés.  

No hay comentarios:

Publicar un comentario