miércoles, 12 de junio de 2013

Picu Pierzu (1552 m). PR-AS 211, desde la collada de Llomena (Ponga).

Con sólo 1552 metros el Pierzu, es una auténtica atalaya de los Picos de Europa, de la cordillera Cantábrica y del valle de Sella. Descripción, fotos, tiempo y video de la ascensión.

Ponga, uno de los concejos más salvajes del Principado de Asturias, ubicado en el sureste asturiano, cuenta con una extensión de 205,98 kilómetros cuadrados –el veinteavo de los setenta y ocho concejos- y sólo 688 habitantes (censo de 2012) lo que le convierte en el décimo menos poblado. Su territorio forma íntegro el Parque Natural de Ponga, creado por Ley en el año 2003, ubicado entre el Parque Nacional de los Picos de Europa y el Parque Natural de Redes, tiene su Centro de Interpretación en San Juan de Beleño, capital municipal que toma el nombre de Belennus, dios celta de la “Luz, sol y fuego”.
A la collada de Llomena (993 metros), punto de partida para acceder al pico Pierzu, se encuentra en el kilómetro 7 de la carretera local PO-2 que comunica San Juan de Beleño con Puente Vidosa. El acceso a la capital pongueta se realiza por la carretera N-625 que comunica Cangas de Onís con el puerto del Pontón, teniendo que desviarse en el puente de los Grazos –concejo de Amieva- a través de la AS-261 que allí concluye; también es posible el acceso a través de la AS-339 que comunica la localidad piloñesa de Sevares con la pongueta de Sellaño y de esta a San Juan. La capital se encuentra a 28 kilómetros de Cangas de Onís, a 101 de Oviedo y a 57 de Riaño, en León.
El relieve de Ponga se divide en tres unidades: la cordillera Cantábrica, los cordales de Ponga y del Collau y las depresiones pizarrosas. Al cordal del Collau pertenece el Pierzu, cordal que empieza en la peña Ten, sigue con los picos Pileñes, Colláu Zorru, Lluengo, Bedules, la Collada Llomena, el Pico Pierzu y el Carriá.
En la misma collada, junto a una explanada que sirve de aparcamiento, parten dos pequeños recorridos. Al suroeste el PR-AS-181 denominado “Foz de los Andamios” que de allí parte y transcurriendo por Les Bedules y Grancedo, concluye en puente Agüera, internándose en el impresionante bosque de Peloño, que con sus más de 200.000 hayedos es uno de los más importantes de la cornisa cantábrica, mientras que al  noroeste, parte el PR-AS-211, “Subida al Pierzu”, objetivo de esta excursión.
 
 
Punto de salida en la collada Llomena y cartel indicador.
 
La ruta se inicia por una pista de montaña, con el picu Pierzu como referencia al ser ya visible desde el punto de partida. Emplazada sobre un tramo cómodo y llano paralelo a la sierra de Excueñu, deja inicialmente a la derecha el “depósito del punto de agua para incendios forestales” del MUP (Monte de utilidad pública) 120 “Pierzu”, con capacidad para 205 metros cúbicos de agua y desde el que se domina el valle en el que se enclava la localidad de Viegu, del que se dice que es el único pueblo pongueto al que entran a todos los prados los tractores.
 
 
 
 
Para encontrar posteriormente –también a la derecha- una fuente de poderoso chorro.
 
 
 
 
La pista continúa hasta su final, al lado de la inactiva cantera de Excueñu (1130 m), dejando anteriormente otro desvío a la izquierda que se dirige hacia el collado Bobia Ovia y al valle de Carmenero, así como una vistosa cabaña en un pequeño alto a la derecha, siempre con el Pierzu como referencia enfrente del camino. En la parte inferior de la explanada dónde concluye la pista, se encuentran un par de cabañas en buen estado, que forman la majada de Excueñu.
 
 
Al fondo la cantera de Excueñu y a la derecha el sendero a tomar.
 
Pocos metros antes de llegar a la cantera, sale un sendero marcado que sube en fuerte zigzag hasta el collau Llagos (1190 metros), también llamado Llano Cantu, atravesando un bosque de hayas y un buen número de acebos. Desde el collau existen varias posibilidades en función de la ruta que se quiera realizar, con todas ellas a vista de pájaro. De tirar a la izquierda se va hacía la Cruz de Baldose, con la posibilidad de bajar al pueblo de Carangas, pero la ruta del Pierzu va a hacia la derecha, con el mismo a la vista, y con los lagos y majada de Arangas a la izquierda de la crestería.
 
 
 

El Pierzu, con la majada y lagos de Arangas debajo, desde el collau Llagos.
 
Desde el collau hay que atravesar la crestería, disfrutando de las panorámicas que desde el mismo se divisan, con toda la mole que forme la Cruz de Baldose y el pico la Huérfana, encima del lago de Arangas a la izquierda, y el valle de Viegu, con el picu Carria, el Canto Cabronero y Peña Baza a la derecha, hasta la cercana majada de Cerboes (1258 metros), perfectamente resguardada por el cantu Les Fuentes, y en el que hay diseminadas tres cabañas en buen estado y una derruida.
 
 
 Majada de Cerboes, con la cordillera Cantábrica al fondo.
 
Cerboes es una preciosa majada de altura, asentada en un insólito rincón que  bien merece una parada para disfrutar de su belleza y de las panorámicas que desde ellas se divisan, los Picos de Europa, el cordal de Ponga, el cordal del Collau y la parte de la cordillera Cantábrica, son perfectamente visibles desde la misma. De la parte derecha de la majada el estrecho sendero continúa por el Oeste en ascenso, a través de la roca y de forma escalona salvando poco a poco el desnivel hasta una arista bien marcada en el cantu Les Fuentes (1363 metros).
 
 
 
 El Cantu Les Fuentes con el Pierzu al fondo.
 
El sendero continúa bien marcado por la crestería, en ligera pendiente cruzando varias veces de una lado a otro de la arista, hasta la anticumbre, en la misma base del picu, al que se accede sin dificultad alguna.
En el picu Pierzu (1552 metros) se encuentra un vértice geodésico, un pequeño buzón de cumbres instalado por el Grupo de Montaña Peña Santa de Enol, de Cangas de Onís, colocado en el años 2002 y protegido entre unas piedras un metro más abajo del buzón un diminuto Belén de cumbres.
 
 
 
Su cumbre, aunque en esta excursión la niebla impidió su visión, presenta un espectacular murallón vertical en su vertiente septentrional, desde el que se divisan los pueblos y caseríos del valle que forma el río Sella asentados en su extensa base, que se prolongan hasta la misma ciudad de Cangas de Onís, desde la que el picu se divisa perfectamente detrás de su popular puente romano. Al Este y al Sur se divisan los Picos de Europa, con el Cantu Cabroneru y el Sen de los Mulos delante de ellos y el Carria a la derecha; al Norte la sierra del Suere con su máxima cumbre el Pienzu; al Oeste el mencionado e inigualable bosque de Peloño con las cumbres de Peña Ten, Pileñes, Luengu y Collau Zorru en su trasera.
 
 
Panorámica de los Picos de Europa, con el Cantu Cabroneru y el Sen de los Mulos en primer plano.
 
La bajada desde el Pierzu ofrece diversas alternativas, antes de llegar a Cerboes, se puede bajar por el collado de Piedrafita hasta Santoveña, por el valle del río Salgarén hasta la Sota y Sellaño (220 metros) o bien retroceder todo lo caminado en la ascensión. Esta ruta sigue el itinerario de ida y vuelta marcado en el PR-AS-211, divisando una de las panorámicas más abiertas y hermosas sobre el incomparable territorio pongueto.
 
 
Majada y lago de Arangas, con toda la sierra de la Cruz de Baldose, bajando del picu..
 
Prácticamente en toda la bajada hacia Llomena desde Cerboes, se divisa el destino final, con la inmensa mancha boscosa de Peloño detrás del objetivo y con la cordillera Cantábrica y el cordal de Ponga y Caso con los altivos Tiatordos y Maciédome destacando a la derecha.
 

Vista de la cantera y majada de Exceñu.
 
Después de disfrutar de la bajada por el sendero del collau Llagos, entre el copado bosque de acebos y hayas, hasta la cantera y majada de Excueño, la amplia y cómoda pista llevará directamente a la collada de Llomena, salvando el pequeño desnivel de apenas 137 metros, disfrutando de las vistas que se abren a la derecha mencionadas anteriormente, en una ruta con una longitud de 12,080 kilómetros, con un desnivel de acumulado de 756 metros y en el que se invierte un tiempo neto de 3 horas y 29 minutos.
 
 
El solitario Recuencu a la izquierda, con el Tiatordos –tapado por la niebla- a la derecha.
 
TIEMPOS DE REALIZACIÓN.
Collada Llomena (993 m).                             00.00 h.           00.00 h.
Depósito agua incendios.                              00.04 h.           00.04 h.
Fuente.                                                           00.06 h.           00.10 h.
Cantera de Excueñu (1130 m).                      00.21 h.           00.31 h.
Collau Llagos (1190 m).                                00.29 h.           01.00 h.
Majada de Cerboes (1258 m).                       00.08 h.           01.08 h.
Cantu Les Fuentes (1363 m).                        00.15 h.           01.23 h.
Picu Pierzu (1552 m).                                    00.27 h.           01.50 h.
Majada de Cerboes (1258 m).                       00.41 h.           02.31 h.
Collau Llagos (1190 m).                                00.10 h.           02.41 h.
Cantera de Excueñu (1130 m).                      00.20 h.           03.01 h.
Fuente.                                                           00.20 h.           03.21 h.
Collada Llomena (993 m).                             00.08 h.           03.29 h.
 
VIDEO DE LA RUTA.
 
 
 
 
 
 
"Hay tres cosas en la vida que una vez que pasan ya no regresan: el tiempo, las palabras y las oportunidades". Emerson Raph Waldo (1803-82) poeta y ensayista estadounidense.

2 comentarios:

  1. Como siempre, muy buena descripción de la ruta, detallada y con soporte fotográfico y de video. He sentido nostalgia de otros años. Manolo Pendas.

    ResponderEliminar
  2. Lástima de que no haya fotos desde la cumbre de todo el valle del Sella, es un espectáculo. Detallada información, así da gusto. Juanjo Pérez

    ResponderEliminar