viernes, 23 de octubre de 2020

Monumento a Pedro Alonso, en Noreña.

Realizado en el año 1927. es el reconocimiento del pueblo de Noreña a uno de sus benefactores, obra de Mariano Benlluire.

Noreña es un concejo y villa situado en el centro neurálgico del Principado de Asturias, distante 15 kilómetros de su capital, que aúna una serie de peculiaridades. Es el más pequeño de los 78 existentes y uno de los más pequeños de España, con una superficie de 5,29 kilómetros cuadrados. Está formado por cinco porciones de territorio separadas y repartidas como un archipiélago por el concejo de Siero, repartidas en tres parroquias, con un censo poblacional en 2019  de 5179 habitantes, lo que le convierte en el de mayor densidad de Asturias, como también fue en sus años el de mayor PIB del Principado. Y es el único de la Comunidad con el título de Condado, otorgado por Juan I en 1383 al obispo de Oviedo Gutiérre de Toledo, a la vez que lo separaba del concejo de Siero, exhibiendo los obispos de Oviedo sus atributos como condes hasta 1954, siendo el último Javier Lauzurica y Torralba, por lo que es conocida como la villa condal.

Entre los hijos ilustres de la villa se encuentra Pedro Alonso Bobes (1856-1921), que emigró de muy joven a Cuba dónde se enriqueció con diversos negocios y retorno definitivamente a su villa natal en el año 1907. Casado antes de su partida con la también noreñense Ramona Rionda Polledo, el acaudalo matrimonio sin hijos se dedicó a ser benefactor de su villa natal.




Construyeron 26 viviendas de renta reducida para familias de escasos recursos: realizaron préstamos a interés reducido; crearon el Centro Popular Obrero, la Sociedad el Progreso con cine incluido y la Fundación que crearon las escuelas municipales y patrocinaron la traída de aguas desde Hevia.

También se dedicó a la política local y regional, formando parte del Partido Reformista de Melquíades Álvarez, llegando a ser alcalde del concejo y diputado electo por el distrito de Noreña y Siero en la Diputación Provincial de Asturias, en la que ejerció de vicepresidente.

Fallecido el 7 de mayo de 1921, el consistorio local acordó el 22 de julio de ese año dar su nombre a la calle lindante con la casa por él construida a la vuelta de Cuba. Y a principios de 1925 comenzaron los trabajos para rendirle un sencillo homenaje con un busto, que fue encargado al escultor ovetense Víctor Hevia, cuyo trabajo fue desestimado por su viuda y familia, que encargaron el trabajo al escultor valenciano Mariano Benlliure.

La obra que fue financiada con suscripciones de particulares noreñenses y de residentes en Cuba y complementada con fondos familiares, fue inaugurada el 29 de junio de 1927 y se ubicó en la plaza de las antiguas Consistoriales, actual avenida de Flórez Estrada, en el lugar conocido como la “playina”.




Escultura realizada en bronce, sobre una base y pedestal de granito escalonado rodeado de una pequeña estructura de hierro. En ella está representado el benefactor con gran detalle, con su mano derecha en el bolsillo de su pantalón y sujetando con la izquierda su sombrero.




A los píes del pedestal, mirando hacia él haciéndole una ofrenda floral, están las esculturas de una pareja de niños escolares que reflejan el agradecimiento popular por su aportación al desarrollo de la educación de la villa.




En el pedestal luce una placa con el texto: “D. Pedro Alonso, el pueblo de Noreña a su querido benefactor”. Y delante de ella en el suelo, otra de bronce con el texto: “D. Pedro Alonso Bobes. Noreña (1856-1921). Estatua erigida por la villa de Noreña en reconocimiento a su desinteresada labor como benefactor. Autor: Mariano Benlliure, 29 de junio de 1927”.




Escultura que se suele engalanar en festividades de la villa, como hace la Cofradía de los Caballeros de la Orden del Sabadiego, en la celebración de las fiestas de San Marcos y de su Gran Capítulo, en el que ponen a D. Pedro, la capa y la montera de su uniforme.

  



MÁS INFORMACIÓN COMPLEMENTARIA. Pinchar en enlaces.

Un Principado para descubrir.

Cofradías Enogastronómicas.

Caballeros de la Orden del Sabadiego. XXIII Gran Capítulo, 2011.

Caballeros de la Orden del Sabadiego. XXIV Gran Capítulo, 2012.

Caballeros de la Orden del Sabadiego. XXV Gran Capítulo, 2013.

Caballeros de la Orden del Sabadiego. XXVI Gran Capítulo, 2014.

Caballeros de la Orden del Sabadiego. XXVIII Gran Capítulo, 2018.

Crucero y plaza de la Cruz, en Noreña.

El Kiosco de la música, en Noreña.

Escultura del Gochu, seña de hermanamiento con Burgo de Osma.

Monolito al Camino de Santiago, en Noreña.

Monumento al Gochu, en Noreña.

La torre del Reloj, en Noreña.


 

“No sólo los hombres tienden a perder el recuerdo de los beneficios y de las injurias, sino que incluso odian a sus benefactores y dejan de odiar a quien los ofendió”. François de La Rochefoucauld (1613-80) aristócrata, político, militar y escritor francés.

No hay comentarios:

Publicar un comentario