miércoles, 23 de septiembre de 2020

Torre y palacio de los Jové Hevia, en Gijón.

Situada en el extremo occidental de la playa de San Lorenzo, está compuesta por tres cuerpos: torre, palacio residencial y una edificación menor.

Gijón es el municipio del Principado de Asturias con mayor censo poblacional, 271780 habitantes en 2019, cuenta con una extensión de 181,70 kilómetros cuadrados, está vertebrada en 22 parroquias y tiene la consideración de villa, siendo considerada “la capital de la costa verde”.

Villa en su momento romanizada, cuyo núcleo histórico estuvo en la antigua denominada Gigia, la península en la que actualmente se ubica el barrio de Cimadevilla, que en el siglo XVII se expandió hasta el denominado barrio de Bajovilla.

Es en el ensanche de expansión, casi en sus inicios dónde se ubica el conjunto palacial barroco de Jove Hevia, en el extremo occidental de la playa de San Lorenzo, ocupa la esquina entre las calles Cabrales y Ventura Álvarez Sala.


Compuesto por cuatro partes claramente diferenciadas: la capilla, la torre, el palacio residencial y una edificación menor, fue construido a mediados del siglo XVII por Fernando García Jove y Lucrecia Argüelles.



La capilla de San Lorenzo, construida con sillares de piedra arenisca, muy deteriorada por la erosión, fue construida en 1668, de planta única, con unas dimensiones de 55 metros cuadrados, en la actualidad –año 2020- está desacralizada y acoge una tienda de ropa.




A continuación de la capilla, en la esquina de las calles, luce la robusta torre cuyas fachadas lucen el mismo diseño, de cuatro  plantas y azotea, que carecen de adornos, están separadas por impostas listas, rematada por una almena de pináculos piramidales, en la que sólo se conservan dos gárgolas.




En su fachada este, la que da a la calle Ventura Álvarez Sala, luce el escudo familiar. Blasón flanqueado por dos leones rampantes, compuesto con cinco escudos con las armas de las casas de los Valdés, Bernaldo de Quirós, Rodríguez de León, Argüelles y Cienfuegos, bajo un yelmo con plumas.


 


De aspecto austero, otorga rango señorial a su propiedad. Su planta baja acoge en la actualidad un establecimiento de hostelería.


Adosada a ella, enfrente del edificio de la antigua Pescadería, se encuentra el edificio residencial, de fachada sencilla y sin prácticamente decoración, construida en fechas posteriores a las dos edificaciones anteriores, y que ha sufrido diferentes obras a lo largo de su existencia.



En el frontal de su segunda planta luce el mismo escudo familiar que el descrito en la
  Torre. En la actualidad su planta baja está dividida en diferentes locales dedicados a diferentes actividades.




Su parte trasera, que da a la actual plazoleta del arquitecto Díaz Omaña, fue remodelada en la segunda década del siglo veinte, en estilo plateresco, que se manifiesta en elementos decorativos en puertas, ménsulas y dinteles.



El edificio residencial tuvo diferentes usos desde que dejo residencia particular, siempre relacionados con la enseñanza. Entre los años 1940 y 1970 fue la Academia de Cándida Aguirre; posteriormente el colegio Mayfer y desde 1987 el colegio San Lorenzo.




Este ocupa las plantas primera y segunda del edificio residencia,  cuyas instalaciones las complementan la edificación menor pegada a la capilla, cuyo acceso principal es por el tránsito de San Vicente de Paul.




MÁS INFORMACIÓN COMPLEMENTARIA. Pinchar en enlaces.

MÁS INFORMACIÓN COMPLEMENTARIA. Pinchar en enlaces.

Un Principado para descubrir. 

Un Principado para descubrir. Videoteca.

 

 

 

“El éxito consiste en vencer el temor al fracaso”. Charles Augustin Sainte-Beuve (1804-69) escritor y crítico literario francés.

No hay comentarios:

Publicar un comentario