lunes, 27 de julio de 2020

Escultura "Cantu los dies fuxios", en Gijón.

Ubicada a la altura del camping del Rinconin, es obra de Adolfo Manzano.

Gijón, que cuenta con la categoría de villa, es la ciudad más poblada del Principado de Asturias, ubicada a orillas del mar Cantábrico, su extensión es de 182 kilómetros cuadrados y cuenta con una población de 273.422 habitantes –censo de 2016-.
Al igual que otras ciudades, villas y pueblos asturianos, muchas calles, plazas y paseos se han remozado en las últimas décadas, a la vez que se fueron ganando espacios para el disfrute ciudadano.
Espacios y lugares, que en ocasiones, se han enriquecido con esculturas de distintos tipos y tamaños que adornan los mismos. Gijón es un buen ejemplo de ello, contando con un alto número de esculturas, muchas de ellas con el denominador común del acero y el hormigón como sus materiales utilizados, y que conforman por sí solas un buen reclamo turístico.
La ciudad también ha realizado una apuesta por la puesta en marcha de sendas verdes y paseos, y es en algunos de ellos dónde se han ubicado parte del conjunto artístico escultórico existente.
Casi al inicio de la senda del Cervigón, que flirtea con los acantilados en dirección al cabo de San Lorenzo, en la Providencia, perteneciente ya a la parroquia de Somió, a orillas del mar en un saliente irregular lindante con las instalaciones del camping Costa Surf, fue el lugar elegido para ubicar en el año 2001 el conjunto escultórico realizado por el artista asturiano Adolfo Manzano, nacido en Bárcena de Quirós en 1958.






Bautizado como “Cantu los díes fuxios” –Canto de los días huidos-, está realizado en mármol de Macael, y lo forman nueve bloques cuadrados, coronados cada uno por tres cuencos superpuestos irregularmente. 






Obra que simboliza, según el autor, las pequeñas cosas perdidas que alguna vez formaron parte de nuestra vida. 





El conjunto, privilegia atalaya sobre el Cantábrico, los bloques son utilizados como improvisados asientos para la contemplación del mar y el paisaje.






“La música es la voluptuosidad de la imaginación”. Eugéne Delacroix (1798-1863) pintor y litógrafo francés.




No hay comentarios:

Publicar un comentario