jueves, 5 de mayo de 2011

Soba de anchoa artesanal. Record Guiness.

Santoña entra de lleno en el libro de los récords al batir el “Récord mundial de soba artesanal de anchoa” con mil asistentes, batido en la mañana del uno de mayo de 2011. Descripción y vídeo.
El último fin de semana de abril es el elegido al unísono por la Cofradía de la Anchoa de Cantabria y el Ayuntamiento de Santoña para organizar la “Feria de la anchoa y de la conserva de Cantabria”, “El gran cabildo de la Cofradía” y el “Concurso de pinchos de anchoa” consiguiendo con ello que la localidad cantabra luzca sus mejores galas y sus calles vivan un ambiente festivo como pocos.
Este año dentro de los actos de la XII Feria había uno especialmente deseado y muy trabajado por la organización, se trataba ni más ni menos de batir un récord mundial, el de la soba artesanal de anchoa, y para ello no dudaron en aunar fuerzas el Ayuntamiento con la sociedad civil santoñesa.
Santoña vive todas sus fiestas como pocas localidades y ello ha motivado el nacimiento de muchos grupos, peñas y colectivos que se organizan perfectamente para el disfrute y la amistad. Se puede decir que todos ellos asumieron el reto como algo suyo y aunar fuerzas para obtener el objetivo. Había que conseguir llegar a 1000 personas, no que entraran dentro del vallado que tenían previsto en las calles Manzanedo y Cervantes, sino que además estuviesen dentro las casi dos horas que duro el acto y además sobaran las anchoas, que obviamente posteriormente se comieron.


La Cofradía de la Anchoa de Cantabria y las peñas Siete Villas, Gonceros, Banda de Cartón, Juan de la Cosa, Fragile, Bunker, Zona 19 o Makis fueron parte de esos grupos que colaboraron activamente con la organización para conseguir el objetivo. Un número por cierto que no es baladí, ya que está estimado en 1000 las personas que de una forma directa o indirecta viven del bocarte y de la anchoa en Santoña, nada menos que casi un 8,50 % de su población.
Como asiduos al Cabildo de nuestros amigos santoñeses, con los que compartimos siempre todo el fin de semana, participamos con ellos en una experiencia única, en la que aparte de la colaboración he recibido una auténtica lección (nunca mejor dicho) de una artesana aficionada de elaboración de anchoa, de Pilar de Miguel, maestra jubilada que nos explico con todo detalle los pasos no solo de la soba, sino también de los pasos a seguir para conseguir que el producto llegue en las condiciones apropiadas para la soba.

Pilar en pleno proceso de soba ayudando a su nieto Fabián y a su nuera.

La casualidad sin duda jugo de mi parte y Pilar, su familia y yo coincidimos en la mesa frente a frente por lo que no me he perdido ni un solo paso de la soba, y en el video que hay junto a esta crónica podréis ver los que estén interesados.
Las doce del mediodía era la hora elegida para ir accediendo al recinto, primero todas los colectivos que colaboraban y posteriormente el público en general, todo bajo la supervisión de la alcaldesa Puerto Gallego, que rebosaba felicidad por los cuatro costados, y más después de la firma ante el notario Emilio González-Madroño de los documentos oficiales.
Mención expresa para Miguel Ángel Revilla, auténtico embajador de la anchoa que fue de los primeros en llegar y como ciudadano de píe esperar su turno para recoger el mandil, guantes, gorro y número que nos fueron dando a cada uno. Uno queda sorprendido de la humildad de este hombre, que rompe todos los esquemas de los políticos al uso, qué bien nos vendría al Principado de Asturias un hombre como este.


Larga espera, aunque con amigos es más llevadera, hasta que el número 1000 entro en el recinto, una joven chica que fue objeto de todas las cámaras y recibió de manos de la alcaldesa una botella de cava que seguro le vino de perlas con las anchoas. A partir comenzó el ritual en el que se ha podido vivir la dificultad y maña que tiene la soba, eso sí cono gritos de PODEMOS y OLAS que iban y venían. Fiesta y trabajo para gozar con ambos.
Los pasos a seguir en una SOBA son:
1.- Tener las anchoas en salazón preparadas, y para esto es necesario que estén empacadas al menos seis meses.
2.- Sobar de cabeza a cola por los dos lados con ayuda de una red de pescador.
3.- Recortar con tijeras cola, tripas y final de cabeza y separar los dos filetes.
4.- Lavan bien dos veces con agua los filetes.
5.- Colocarlos en un paño en paralelo con un dedo de separación entre ellos.
6.- Enrollar los filetes en el paño.
7.- Retorcer bien el paño para que pierda el agua del lavado.
8.- Limpiar las impurezas o espinas que hayan podido quedar.
9.- Ir colocándolas en la lata.
10.- Cubrir con aceite. Este es un punto delicado y cada maestrillo tiene su librillo, unos le echan aceite de oliva de 0.4, otros más refinados (los industriales) y los hay que utilizan de girasol o vegetal. Lo que está claro que el protagonista es el bocarte y el aceite es solamente conservante, al igual que en sus inicios fue la mantequilla.
Bueno, pues estos son los pasos para que el bocarte “el tesoro del Cantábrico” se convierta en anchoa “la bella dama del Cantábrico” como a mí me gusta llamarla.
Récord conseguido, Santoña ya esta en el libro Guinness de Récords, aunque estoy seguro que en próximos años ese récord se batirá, y para festejarlo diploma a cada uno que participamos en la soba y a festejarlo de chiqueteo por los bares como no podía ser de otra forma.


VER VIDEO.


MAS INFORMACION.
XV Gran Cabildo de la Cofradía de la Anchoa.
IV Concurso de Pinchos de Anchoa de Santoña.
4o recetas de pinchos del IV Concurso de Pinchos de Anchoa de Santoña.


¡Quieran los dioses que cada uno desempeñe el oficio que conoce! Aristófanes (h.450-385 a.C) comediógrafo griego.









2 comentarios:

  1. Muchas gracias por esta información y subir este vídeo.

    ResponderEliminar
  2. Javier, desde Santoña, muchas gracias por dar a conocer "la anchoa del Cantábrico", eres un auténtico embajador de la misma. Juan

    ResponderEliminar