miércoles, 13 de abril de 2022

Monolito y busto al General Riego en Tuña.

Realizado por José Luis Iglesias Luelmo, luce en su localidad natal desde el 9 de abril de 1994.

El extenso, antiguo y bonito concejo de Tineo, se encuentra situado en el centro del Occidente del Principado de Asturias, situado entre la franja litoral y el interior, limita con los concejos de Valdés, al norte, Salas, Belmonte y Somiedo al este, Cangas del Narcea y Allande, al sur y Villayón, al oeste. Se encuentra dividido en 44 parroquias, que comprenden un total de 340 núcleos de población diseminados en una extensión de 539.80 kilómetros cuadrados, lo que le sitúa como el segundo de más extensión del Principado, con el 5,09 % de su superficie total, y el cincuenta de España.

Tuña, ubicada en el sur del concejo, es una de sus parroquias, pueblo que conforma la misma junto a los núcleos de Bombeao, Cabañielles, Castañeu, Espinareu, Puentecastro y Torayu. Asentada en el valle del río que le da nombre, y que aguas abajo las entrega al río Narcea,  es la capital del cuarto de la Riera, se encuentra ubicada a una altitud de 235 metros, y cuenta con una población de 200 habitantes –según el censo de 2020- y dista 15 y 62 kilómetros de Tineo –capital del concejo- y Oviedo, respectivamente.

Visitar y recorrer Tuña es imbuirse en la historia del Principado de Asturias, en ella se encuentra una muestra inigualable de la arquitectura palaciega y nobiliaria de ambiente rural que convive con un rico muestrario de la arquitectura tradicional del campo asturiano. Es un auténtico centro de arquitectura señorial y nobiliaria, solar de importantes linajes y recia hidalguía, que construyeron a lo largo de los siglos un gran número de palacios y casonas. Palacios y casona que se fueron ampliando en torno a torres de los siglos XV y XVI, construcciones levantadas con materiales locales, muros en mampostería de piedra, balcones, corredores y escalera de madera, cubiertas de teja u hornos tradicionales, cuyo conjunto forma un catálogo de edificaciones únicas. La cercana “Fana de Genestaza” y el “dolmen de Merillés”, ambos de gran importancia natural e histórica respectivamente, completan la riqueza de una parroquia solar de importantes linajes de decisiva influencia en la historia de España.

Su hijo más ilustre es el  general Rafael del Riego y Flórez Valdés, nacido en la localidad el 7 de abril de 1784 y fallecido en Madrid el 7 de noviembre de 1823. Militar y político liberal, promotor del alzamiento liberal en las Cabezas de San Juan (Sevilla) el 1 de enero de 1820, mediante un pronunciamiento victorioso contra la monarquía absoluta de Fernando VII para restablecer la Constitución de Cádiz o de la Pepa de 1812, que daría lugar al intermedio denominado Trienio Liberal o Constitucional, entre 1820 y 1823, en el que el rey es obligado a jurar dicha Constitución y a suprimir la Inquisición.




El 1 de octubre de 1823 tras una reacción Realista apoyado por la ocupación de España por el ejército francés de los “Cien mil hijos de San Luis” se restaura el gobierno absolutista. Siendo el General uno de los más perseguidos y condenado a muerte el 7 de noviembre.

Considerado un héroe por la libertad en la memoria popular, la marcha que tocaban sus tropas durante el alzamiento de 1820 fue llamado el “Himno de Riego”, cuyo texto se atribuye a Evaristo Fernández de San Miguel y la música a José Melchor Gomis.  Himno revolucionario adoptado como Nacional de España durante el Trienio Liberal, la Primera República (1873-74), la Segunda República (1931-39) y por esta en el exilio hasta su disolución.

Su trayectoria profesional y humana se ha perpetuado en la localidad con el reconocimiento público a través de un monolito de piedra caliza rosácea trabajada procedente de la cantera del cercano núcleo de Espinareu, sobre el que descansa el busto del ilustre tuñetense.

Colocado el 9 de abril de 1994, erigido con la colaboración de la Junta General del Principado, la Consejería de Deportes y Cultura del gobierno del Principado de Asturias, el Ayuntamiento de Tineo y Unión Fenosa, como reza en la placa que luce en su lateral.




Es obra del escultor langreano José Luis Iglesias Luelmo, su busto y una parte de su pecho luciendo su uniforme de General. Estando impreso su nombre y lugares y fechas de nacimiento y muerte.




A su izquierda, un bloque rosáceo procedente también de Espinareu, recoge la placa descubierta por S.A.R El Príncipe de Asturias, Felipe de Borbón, el 28 de octubre del 2000, con motivo de la visita realizada a la localidad por su nombramiento como “Pueblo ejemplar de Asturias 2000” por la Fundación Príncipe de Asturias. 




Placa que contiene el texto “Por los méritos acumulados por los vecinos de este valle (solar natural del General Riego, uno de las más relevantes personalidades de la Asturias contemporánea) en la defensa de su patrimonio histórico, artístico, cultural y etnográfico, y en la preservación de su entorno y de la forma de vida, trabajo y relaciones tradicionales”.




 

MÁS INFORMACIÓN COMPLEMENTARIA. Pinchar en enlaces.

Un Principado para descubrir.

Tuña, en Tineo, el pueblo con más arquitectura señorial y nobiliaria del Principado.

Iglesia de Santa María del Pedrero, de Tuña.

Ruta circular desde Tuña, con ascensión a los picos Brañicón y Brañasin.

  

“El mundo vio nunca más noble osadía. Ni vio nunca un día más grande en valor, que aquel que inflamados nos vimos del fuego que excitara en Riego de Patria el amor”. Estrofa del Himno de Riego.

 

 

 

 

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario