martes, 31 de agosto de 2021

Dobra, el río del macizo occidental de los Picos de Europa.

Nace en la provincia de León, discurre por el concejo de Amieva, y entrega sus aguas al Sella en las proximidades de Tornin, en Cangas de Onis.

El río nace en el puerto de Dobres a 1600 metros de altitud, al píe de la majada y vega homónimo,  en el concejo leonés de Posada de Valdeón, para entrar en el Principado de Asturias entre los montes de el Frade y Carombo, y surca el macizo occidental de los Picos de Europa hasta que entrega sus aguas al padre Sella, en un recorrido total aproximado de 23 kilómetros de los más verticales -o el más- de todos los que lo hacen en el Principado.

El llamado Dubrán por los celtas, cuyo significado es agua, vertebra todo el entorno del pico Carombo, cuyas riegas suponen las principales aportaciones al curso alto del río, que bordea la majada de Chamozu, encajándose a partir de ahí entre los murallones de los picos Cabroneru y Beza al oeste y de el Camperón y las Garitas al este, para adentrarse en Dobraseca, a una altitud de 1000 metros, donde su curso va semisubterráneo.




El encajonamiento creciente y la profundidad natural que el cauce adquiere fue lo que propició la construcción, en este tramo, del embalse de la Jocica y del salto hidroeléctrico que lo aprovecha, en torno a la década de los cincuenta del siglo pasado. La cola de la presa comienza por debajo de los pastos de Dobraseca y se empareda entre la falda del Cabroneru y el Jañón, terminando en Bellanzo, donde el río se descuelga hasta los 800 metros, calándose de tal forma que sus aguas no ven la luz hasta Ceremal, majada cercana a la central del Restaño.

Allí bordea la vega y en entra en Juenteprieta, donde recibe las aguas que vienen de Ozania y las torrenteras que se precipitan desde el murallón de Ordiales, lo que hace que adquiera ya un caudal de proporciones considerables para surcar seguidamente el valle de Angón.




Este tramo es el último tramo abierto antes de que vuelva a encuadrarse entre sierras, como las de Amieva por el oeste y la de la montaña de Covadonga por el este, recibiendo las aguas del Pelabarda, en la mecedura de los Ríos.

Punto donde las paredes se aprietan aún más, no volviendo a entrar en espacio abierto hasta la ensenada conocida como Hoya de San Vicente, espectacular lugar en un marco idílico convertido por méritos propios en un ícono turístico de la zona, y lugar de baño altamente demandado en el estío, tanto por su belleza como por la calidad de sus aguas color esmeralda.




Finalmente en su curso bajo bordea prados, formando recodos y dejando en las riberas pequeñas playas de gran belleza, atravesando unos centenares antes de su desembocadura el puente medieval conocido como puente Vieyu, por dónde transcurría antaño la “senda del Arcedianu” que comunicaba el oriente asturiano con Castilla, a través de los puertos de Beza y Oseja de Sajambre. Calzada así conocida en honor al Arecediano de Villaviciosa, Pedro Díaz de Oseja, que en el siglo XVI hizo importantes donaciones para su mantenimiento en el siglo XVI.

Puente Vieyu sobre el río Dobra.




Entregando finalmente sus aguas al río Sella del que es tributario, en el limite de los concejos de Amieva y Cangas de Onís,  a la altura del núcleo de Tornín y de la carretera N-625 que comunica Arriondas (Principado de Asturias) con Mansilla de Mulas (León) a unos 3 kilómetros de Cangas de Onís.

 




 

MÁS INFORMACIÓN COMPLEMETARIA. Pinchar en enlaces.

Un Principado para descubrir.

Puente Vieyu sobre el río Dobra.

Senda del Arcediano, de Soto de Sajambre a Amieva.

Senda del Arcediano. Vídeo de la ruta.

  

“Lo oscuro acabamos viéndolo; lo completamente claro lleva más tiempo”. Edward Roscoe Murrow (1908-65) periodista estadounidense.

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario