miércoles, 23 de enero de 2019

Asturias, territorio quesero.

Artículo escrito para la revista Gastroastur, revista asturiana de gastronomía, en su número 66 publicado en enero de 2019.

Bien podía ser esta una campaña y un eslogan a aplicar a todo el territorio del Principado de Asturias, de norte a sur y de este a oeste, aunque en un número elevado de los setenta y ocho concejos en que está vertebrado no haya ninguna quesería existente.
Nuestra economía ha pasado en los últimos años por un declive sustancial, que se agravará con las nuevas previsiones recientemente anunciadas, en el que el tejido industrial va a dejar de ser el privilegiado sustento en que la que estaba asentada. Es necesario volver a un sector primario, a pesar de sus graves problemas de infraestructuras y de personal, que ponga en valor los muchos recursos existentes y un sector terciario, en el que el turismo y los subsectores que de él pueden depender, deben de liderar un nuevo marco económico cuyo futuro no deja de ser incierto.
El sector quesero está intrínsecamente ligado al primero y su futuro pasa por ser una de las patas en que se sustente una política turística, basada en la calidad y las connotaciones diferenciadoras,  en la que primen nuestros recursos naturales
Que el queso sea en la actualidad el souvenir más adquirido por nuestros visitantes, es una magnífica premisa para ser optimistas en el éxito de implantar toda una estrategia,  que enlace el medio rural y el sector primario con el sector terciario y turístico.
No será fácil desarrollar un proyecto novedoso para su despegue definitivo, pero se cuenta con la ventaja de tener un producto y un entorno único. Partiendo de que la tutela del patrimonio –el queso- es responsabilidad del productor, innegociable es la imaginación; fundamental la involucración y coordinación de todos los agentes implicados; indiscutible la necesidad de aliados y cómplices e imprescindible su transmisión a través de la comunicación.
Es necesario unificar naturaleza, sector primario y gastronomía. Hay que rentabilizar la inmensa riqueza natural protegida, con el mayor número de Parques Naturales del estado español, con una actividad considerada como la mayor mancha quesera del mundo basado en una materia prima privilegiada y con los subsectores turísticos, en que la contrastada y reconocida gastronomía es uno de sus faros. Naturaleza, medio rural, gastronomía y sector servicios, deben de ser la base para potenciar el trinomio: conocer, probar y comprar.
En los visitantes y compradores imperan las emociones, y los sentidos son sus portales. Se deben de transmitir los valores diferenciadores de lo que se oferta. Es necesario ser inspiradores y participativos, contar la historia de lo que se ha elaborado, su materia prima y su base tradicional y no que otros la cuenten. Y sobre todo hay que ser activos, nuestro producto y marca debe de evolucionar desde lo local a lo global, hay que abrir nuevos nichos de mercado.
Un proyecto así requiere unas infraestructuras sólidas, una marcada señalización de los recursos a explotar –ganaderías, queserías, tiendas, etc- y una comunicación fluida, con mensajes claros y concisos.
ASTURIAS, TERRITORIO QUESERO, puede y debe de ser una MARCA estratégica liderada por el Principado, que aglutine concejos, localidades, ganaderías, queserías, hotelería y hostelería, tiendas y otras actividades. Que el visitante, y potencial consumidor y comprador, sea consciente de que se encuentra en un lugar único, con parámetros diferenciales de autenticidad difíciles de igualar, facilitándole su visión, compra y degustación de la manera más fácil posible. El trinomio: Conocer, Probar y Comprar, deben de ser premisas innegociables y la base para alcanzar el éxito.


    






MÁS INFORMACIÓN. Pinchar en enlaces.


“Si crees totalmente en ti mismo, no habrá nada que esté fuera de tus posibilidades”. Wayne W: Dyer (1940-2015) psicólogo y escritor norteamericano.

No hay comentarios:

Publicar un comentario