martes, 9 de octubre de 2018

Cofradía del Aguardiente de Orujo y del Vino de la Liébana. VIII Gran Capítulo, 2018.

Celebrado en Potes, el 6 de octubre de 2018. Descripción, fotografías y vídeo.

La comarca de Liébana se encuentra ubicada en el suroeste de la Comunidad Autónoma de Cantabria, lindante con las provincias de León y Palencia y del Principado de Asturias. Compuesta por siete municipios: Cabezón de Liébana, Camaleño, Castro Cillorigo, Pesaguero, Potes, Tresviso y de Vega de Liébana, abarca una superficie de 575 kilómetros cuadrados, siendo su censo poblacional a 2017 de  5.692 habitantes.
En Tama, perteneciente al municipio de Castro Cillorigo, tiene su sede social la Cofradía del Aguardiente de Orujo y Vino de Liébana, constituida en el año 2006 con la finalidad de difundir y defender la elaboración artesanal del orujo de Liébana, así como sus técnicas de elaboración y que en el año 2013 han ampliado sus fines, también,  a los vinos de Liébana.







Entre sus diferentes actividades se encuentran la organización en Potes, la capital comarcal, de sus Grandes Capítulos y de la Fiesta de la Vendimia de la Liébana, así como colaborar con la Fiesta del Orujo del Liébana,  a la vez que acuden a los diferentes Capítulos de otras Cofradías y a los Congresos Europeos de las mismas.
Potes, capital de la Liébana.

En esa línea   han organizado la octava edición de su Gran Capítulo y la quinta de la Fiesta de la Vendimia de Liébana, en la mañana y la tarde respectivamente del sábado, 6 de octubre de 2018.
Los actos del Gran Capítulo comenzaron con la recepción y bienvenida a los autoridades, representantes de las diferentes Cofradías que han atendido la invitación cursada e invitados.







Tras los saludos de rigor y repuestas las fuerzas con el desayuno cántabro, se procedió al desfile cívico por las calles del casco antiguo de  la villa, que goza de la calificación de Bien de Interés Cultural en la categoría de conjunto histórico, al son que marcaba la Banda de Gaitas de Cantabria, que encabezaba el mismo.






Dieciséis Cofradías presentes han participado en el mismo, cerrando el desfile la anfitriona, y que por orden alfabético, han sido:
1.- Academia Cantabra de Gastronomía.
2.- Buena Cofradía de los Siceratores, de Nava (Asturias).
3.- Círculo Gastronómico de los Quesos Asturianos, de Oviedo.
4.- Cofradía de Amigos de les Fabes del Principado de Asturias, de Villaviciosa (Asturias).
5.- Cofradía de Amigos de los Nabos de la Foz de Morcin (Asturias).
6.- Cofradía de Amigos del Quesu Gamoneu, de Cangas de Onís.
7.- Cofradía de la Anchoa de Cantabria, de Santoña.
8.- Cofradía de la Nécora, de Noja.
9.- Cofradía del Arroz con Leche, de Cabranes (Asturias).
10.- Cofradía del Espárrago de Navarra.
11.- Cofradía del Hojaldre, de Torrelavega.
12.- Cofradía del Queso de Cantabria, de Santander.
13.- Cofradía del Vino de Cangas, de Cangas del Narcea (Asturias).
14.- Cofradía del Zapico, de Santander.
15.- Confraria Maderiense das Carnes, de Madeira (Portugal), y
16.- Gastrónomos del Yumay, de Avilés.










Desfile que vivió su momento más emotivo cuando la Banda de Gaitas y toda la comitiva se detuvo delante de la residencia Félix de las Cuevas  para deleitar a los mayores lebaniegos con unas interpretaciones musicales.







Comitiva que hizo la foto oficial del Capítulo y de la Fiesta en las escaleras de la Torre del Infantado, bastión de la villa y comarca, levantada en el siglo XV y que alberga la exposición permanente bajo el título: “Aquí empieza todo: el Cosmos del Beato de Liébana”.
Exposición “Aquí comienza todo: el Cosmos del Beato de Liébana”.








Para concluir el desfile en el Centro de Estudios Lebaniegos “Don Desiderio Gómez Señas”, sito en la antigua iglesia gótica de San Vicente, construida también en el siglo XV,  felizmente recuperada por el Ayuntamiento local después de diferentes usos no religiosos y que alberga también la oficina de turismo y de atención al peregrino.







Dónde se celebró el acto oficial del Gran Capítulo, que estuvo presidido por el alcalde de Potes, Javier Gómez, y Enrique, Victoriano y Ambrosio, presidente y directivos anfitriones, a cuyas espaldas, en el antiguo altar, se sentaron un representante de cada Cofradía asistente.







Y en la que ha ejercido de maestra de ceremonias la periodista Teresa Pérez. Quien dio comienzo el acto invitando a cada representante de las dieciséis Cofradías asistentes  a presentarse.







El alcalde anfitrión dio la bienvenida; alabó la labor realizada por la Cofradía,  agradeciendo su esfuerzo y mostrando su respeto y admiración por la misma; felicitó a los cofrades por superar las vicisitudes a librar y la falta de apoyo que a veces hace cundir el desánimo; calificó de diferentes las Fiestas de la Vendimia y del Orujo, para nada comparables, reconociendo que la segunda tuvo menos impacto en sus inicios, concluyendo animando a los viticultores y vinateros a apoyar la Fiesta que organiza la Cofradía.
Enrique Cueto, en su calidad de Presidente de la Cofradía, agradeció la asistencia; mostró el orgullo de los cofrades por los diferentes premios y reconocimientos  obtenidos por los vinos que ellos defienden y difunden y concluyó con un emotivo recuerdo para los cofrades fallecidos.







Tras las intervenciones, se procedió al nombramiento de los nuevos Cofrades de Número, de Mérito y de Honor. Ana Belén Ruiz, Ana María Burgada, Alio Agudo, Julia Fernández, Ramón Álvarez y Teodoro Rabanal, fueron entronizados y juraron conjuntamente como nuevos Cofrades de Número, incorporándose oficialmente a la Cofradía, que supera con estas entradas los cuarenta cofrades.







El cantante solista Pedro Álvarez Iglesias, de Torrelavega, fue el Cofrade de Mérito de la edición. De madre cántabra y padre asturiano, este torrelavenguense ex miembro del coro Besaya de Torrelavega, cuenta con diferentes premios en concursos de Cantabria y de Asturias; mantiene viva la costumbre de cantar en bares y desde su jubilación da conciertos benéficos en residencias y centros sociales altruistamente.







Quien agradeció el nombramiento, valorando que no se lo habían hecho ni en su lugar de nacimiento ni en Torrelavega, dónde vive, relacionando el mismo con la canción “Soy de Potes” que interpreta habitualmente.







Luisa Eva Bartolomé Arciniega y Luis Javier Del Valle Vega, fueron seguidamente entronizados como nuevos Cofrades de Honor, jurando y recibiendo los distintivos como tales y los alquitarazos de bienvenida, al igual que su predecesor. 
Jurando los tres, como anteriormente los nuevos Cofrades de Número, a las siete preguntas que componen el mismo:
1.- ¿Juráis que defenderéis el Orujo y el Vino de la Liébana allá donde piséis en territorio regional, nacional y extranjero?.
2.- ¿Juráis luchar para que el Orujo y el Vino de la Liébana se extienda por todos aquellos lugares en los que la Cofradía esté presente?.
3.- ¿Juráis que haréis en todas aquellas mesas donde la gastronomía sea partícipe entre gentes de bien la recomendación al final de tomar un trago de Aguardiente de Orujo de la Liébana?.
4.- ¿Juráis que la Cofradía estará expectante de todos aquellos pasos que haya que dar para que este Orujo y el Vino de la Liébana lleguen a lo más lato de las Denominaciones de Origen?.5.- ¿Juráis longevidad para la Cofradía para que de este modo llegue a lo infinito del tiempo?.
6.- ¿Juráis participar y apoyar a la Cofradía en los actos que tengan lugar en la Fiesta del Orujo y en la de la Vendimia que se celebren desde este preciso momento?
7.- ¿Juráis que velaréis para que las tradiciones de Liébana como “tomar la parva” o el “tragucu” después de todas las comidas sigan vigentes para siempre y lo recomendaréis como buen digestivo, así como el consumo de los vinos de la Liébana?.








Cantabra, nacida en Polanco, licenciada en Filosofía y Letras, ejerció como profesora y directora de hotel, antes de ser diputada en el Parlamento de Cantabria y ejercer de Directora General de Turismo del Gobierno de Cantabria, cargo que ocupa en la actualidad, Luisa Eva fue nombrada por su: “compromiso con la promoción turística, que en esta tierra va íntimamente ligada a los productos que ensalza la Cofradía”.








En su intervención agradeció el nombramiento; valoró el gran trabajo de defensa y promoción que realiza la Cofradía de unos productos que son emblema de la comarca, cuyo nombre pasean en sus salidas; a la vez que reitero el compromiso del Gobierno que representa con la comarca y los productos de la misma.






En el empresario, consultor, escritor, gastronómo asturiano y secretario del Círculo Gastronómico de los Quesos Asturianos, se valoró su compromiso con la gastronomía en general -tanto a nivel profesional como aficionado-, y al vino en particular, así como por su relación con las  Cofradías, de las que forma parte desde hace más de veinte años, teniendo las mismas apartado propio en su web Dendecaguelu.








Una vez entronizado y recibido el diploma de manos del alcalde de Vega de Liébana, Gregorio Alonso, intervino para agradecer el nombramiento, calificándolo como un honor y también una responsabilidad. Mostró su satisfacción por recibirlo en una tierra en el que confluyen varias pasiones de su vida, como la historia, al ser uno de los pulmones que dio vida al reino de Asturias y germen de su espiritualidad con el primigenio monasterio de San Martín de Turieno y el Beato de la Liébana; por su paisaje coronado por los Picos de Europa; por sus tradiciones, etnografía y paisanaje, de los que los cofrades son su mejor ejemplo; y por sus quesos y vinos, presentes desde la alta Edad Media y ahora felizmente recuperados; concluyendo con su voluntad de ser un digno embajador de la Cofradía, a la que deseo junto a sus cofrades larga vida.







El acto entró en su fase final con las fotografías de rigor de los entronizados y anfitriones y con las intervenciones de Fernando Andonegui, cofrade de la Anchoa de Cantabria y presidente de la Federación de Cofradías de Cantabria, y de Zacarias Puente, cofrade del Queso de Cantabria.






Fernando intervino para mencionar el próximo Congreso Europeo de Cofradías a celebrar en Grecia a mediados de octubre y la presencia de diferentes representantes de Cofradías Cántabras, entre ellas la del Aguardiente y Vino de Liébana.







Mientras que Zacarias habló en su calidad de propulsor de las Cofradías, recordando los inicios de las mismas, felicitando a la anfitriona y animando a todas a seguir en la línea de trabajo, promoción y difusión de los productos que cada una defiende.







Culminando el acto oficial con la interpretación de “Soy de Potes” por Pedro Álvarez y el himno de Cantabria por la banda de Gaitas.







La visita y la ronda de vinos por el casco antiguo de la capital lebaniega, fue la antesala de la comida de hermandad en el restaurante Paco Wences, del hotel Valdecoro, donde no faltaron los vinos y los aguardientes de la comarca y los animados cantos de Pedro Álvarez.








Ya a la tarde, y con prácticamente todos los cofrades de vuelta a sus diferentes lugares de procedencia tuvo lugar el acto que complementaba al Gran Capítulo, en el templete de la plaza Capitán Palacios, con el nombramiento de Sabino Quirós como “Vinatero de los vinos de la Liébana” en su quinta edición, así como el pisado de uvas y la degustación de vinos por gentileza de los bodegueros acogidos a la IGP Vino de la Liébana.








Acto que puso el colofón final al emotivo día vivido en Potes bajo la perfecta organización de la Cofradía del Aguardiente de Orujo y del Vino de la Liébana.



VÍDEO DEL VIII GRAN CAPÍTULO Y DE LA V FIESTA DE LA VENDIMIA.
Enlace: 
https://www.youtube.com/watch?v=ET9eXGvfJaU







MÁS INFORMACIÓN. Pinchar en enlaces.



“El vino es una especie de elixir mágico que nos reúne con amigos y actúa como un río por el que fluyen la alegría y la amistad”. Carmen Chaparro (1973 -) periodista y escritora española.


No hay comentarios:

Publicar un comentario