lunes, 6 de junio de 2011

Desfiladero de Bustelín. PR-AS-27

El PR-AS-27 conocido como “Ruta del desfiladero de Bustelín” transcurre íntegro por el concejo del suroccidente asturiano de Ibias, es circular con salida y llegada de Río de Porcos. Descripción, distancias, tiempos y vídeo de la etapa.

INFORMACION DE LA RUTA.
NOMBRE: Ruta del Desfiladero de Bustelín.
LUGAR DE SALIDA: Río de Porcos. Ibias. Principado de Asturias.
LUGAR DE LLEGADA: Río de Porcos. Ibias. Principado de Asturias.
DISTANCIA TOTAL: 18,900 kilómetros.
TIEMPO INVERTIDO NETO: 6 horas y 5 minutos.
DESNIVEL ACUMULADO: 985 metros, tanto de subida como de bajada.
NIVEL DE DIFICULTAD: Medio-alto.
SEÑALIZACION: Muy buena y reciente.


DESCRIPCION.
Para llegar a Río de Porcos hay que seguir la carretera AS-210 hasta la localidad de Marentes, para internarse en tierras lucenses en dirección a Fonsagrada, para cruzar el río Navia a través del puente de Boadil y coger la desviación a la izquierda y después de recorrer unos dos kilómetros coger una pista sin asfaltar que sale a la izquierda que lleva hasta el puente colgante que permite el acceso al punto de salida, y que tiene una longitud de unos 800 metros.









Río de Porcos está aislado por carretera desde la construcción del embalse de Salime en 1956, y la única forma de acceder al mismo es a través del bonito puente colgante de madera que salva el río Navia y que permite el acceso directo al mismo. Si se va en autobús hay que dejarlo en la desviación de la carretera, pero si se va en coche se puede dejar delante del puente.









Río de Porcos (283 m) es una preciosidad de pueblo, que en el año 2000 habitaban 4 personas -y que ahora en mayo de 2011- serán pocas más, destaca por el emparrado de sus casas y calles con vides centenarias de un tamaño espectacular previas a la filoxera. En ningún sitio he visto vides de este tamaño, y aquí mires hacía dónde mires las encuentras.










Hay que recorren sus calles con losas de piedra, y a la salida del pueblo, en su zona más alta y dejando a la izquierda la pequeña capilla de San Roque encontrar la casa de turismo rural de Chao de Castro, todo un conjunto etnográfico compuesto de casa con escudo, dos paneras, cuadra y palomar, que en su momento perteneció a la familia Méndez del Busto.










A la altura de esta casa, en el cruce, hay que coger el sendero de enfrente que se dirige hacía el fondo del valle y que a los pocos metros se convierte en sendero y se introduce en el desfiladero de Bustelía, al que se llega en poco tiempo en corta pero muy vistosa ascensión, dejando a la izquierda un buen bosque de alcornoques (aquí llamadas sufreiras) cuyas cortezas son utilizadas para la fabricación de los colmenares (aquí llamadas trobos) y a la derecha un bosque íntegro de brezos. Bustelín es un núcleo deshabitado, compuesto por apenas tres construcciones a medio derruir, pero con riqueza floral impresionante y en las que las jarras, nemorasas y renumeeulos apenas deja ver los restos de la civilización.












Toca seguir el camino empedrado y dirigirse hacía el fondo del valle en busca del río Bustelín y salvar el mismo a través de un rústico puente de madera y continuar a la derecha por el camino entre el río y la peña, obviando el cruce que se va encontrar al poco tiempo, y que si se coge a la izquierda llevaría al pueblo de Busto, en medio de un espectacular bosque de ribera a pie del río, en el que abundan los castaños y los madroños con sus pintorescos frutos los borrachinos, a través de la cortada de la Regueira da Gamalleira hasta encontrar las ruinas del “cortin da Capiella” construcción circular de piedra que se utilizaba para guardar y conservar los erizos de las castañas durante el año y permitir el acceso de los animales a las mismas.











Dejado el cortín a la izquierda, y a través del cortado de Valdefresno en ascenso se llega a la Cova del Oso o Cueva da Osa –conocida por ambos nombres- dónde se dice que un oso mató a un jeque musulmán que habitaba en estos lugares, pero parece ser que son restos de una mina de hierro, ya que poco después se encuentran las minas de hierro que surtían a las ferrerías de Fornaza y Vilar da Cuiña. Esta fue tierra con importante presencia romana por sus minas, y enfrente de la cueva se encuentra un promontorio en el que había un asentamiento romano, el Castelo, encargando de la defensa de las explotaciones, destacando entre los meandros que forma el Bustelín y que se distinguen perfectamente por la vegetación que ha crecido a pie de su cauce.











La subida continúa hasta los últimos contrafuertes en los que se observan los restos de las galerías de las explotaciones de hierro, y continuar por el camino que va al Chao de Arqueira y a Penela. Pero hay que desviarse a mitad de subida a la derecha para descender al deshabitado pueblo de Penedela, dónde una casa si parece estar habitada.












De Penedela (570 m) sale una pista que hay que seguir, para encontrar a poca distancia la capilla de San Antonio, de planta rectangular, con un pequeño pórtico, cubierta de dos aguas y barrotera de madera en la fachada, su suelo es de fajos de pizarra, la hornacina de los siglos XVII ó XVIII con una talla de San Antonio de Padua de tradición barroca.










La pista asciende haciendo hasta encontrar una desviación a la izquierda que hay que coger ya que de lo contrario la pista concluye en Castaosa, pueblo famoso por ser el mayor productor de centeno de la comarca. Este punto es conocido como Teso de Cuba, y cuenta la leyenda que como los árabes no se querían marchar, los habitantes de Peneda los emborracharon , los metieron en una cuba y los echaron a rodar.











La desviación da acceso a la carretera que conduce a Peneda (709 m) que en el año 2000 contaba con 6 vecinos y ahora cuenta con 4, en dónde se encuentra un ejemplar único de hórreo con cubierta vegetal o de teito, de los pocos aún existentes en el Principado y la ermita de Santa Eufemia, con un interesante retablo del siglo XVIII.











La ruta atraviesa el pueblo y coge un camino que sale en la parte alta del mismo, enfrente de la ermita, para llegar en leve ascensión a la sierra de Busto, para alcanzar su collada (780 m) y siguiendo siempre a la derecha hacía la divisoria de aguas continuar por el camino dando vista al camino pendiente y al pueblo de Busto (755 m) hacía el que hay que dirigirse, cruzando entre peñas y en descenso hacía el valle, con una cubierta de brezos espectacular.
El pequeño pueblo, que tenía 6 habitantes en el año 2000 y sigue teniendo en la actualidad, cuenta con casas en buen estado y a la llegada la capilla de San Ildefonso es lo primero que se divisa, que tiene cubierta de tres aguas, pórtico y cancel barrotera de madera, aunque antes también tiene barrotera metálica, suelo de pizarra y tres imágenes de talla de estilo barroco popular: la del titular y la de los santos Antonio de Padua y Benito de Palermo, en la hormacina, aparte, se conserva una imagen popular de Santa Bárbara.










Hay que coger el camino que sale de la capilla, por la ladera enfrente a la de llegada y que conduce al fondo del valle, con unas espectaculares vistas de todo el contorno y del colorido conjunto que forman sus bosques, y al que hay que acceder siguiendo el camino hacía la derecha que discurre a media ladera entre brezales hasta la Regueira das Valias.











Y acceder después al cruce de caminos previo al cortin da Capilla, girar a la derecha y deshacer el camino andado en el primer tramo recorriendo el desfiladero a través del camino que cruza el río Bustelín por el rústico puente de madera, salvar el desnivel de acceso al pueblo de mismo nombre y después de coronar la pequeña subida descender hacía Río de Porcos.










Hay que disfrutar de un último recorrido por el pintoresco pueblo, descender a la altura del río para atravesar el puente colgante y continuar al enlace con la carretera para poner punto final a la excursión, a través de la cual se puede dar toda una clase de botánica, dada su inmensa riqueza, en la que destacan las jarras, nemorasa, umbelicera, renumeulos, narcisos, violetas, gamones, margaritas, xanzaina, erica o especies arbóreas como el serval de los cazadores, mostajo, plaganos, abedul, castaño, fayas, madroños y ablanos, entre otros muchos.









Distancias y tiempos de recorrido:

PUNTO RECORRIDO.                 TIEMPO.     ACUMULADO.     DISTANCIA
Desviación carretera.                      00.00 horas.     00.00 horas.           00.000 kms.
Puente colgante.                             00.15 horas.     00.15 horas.           00.800 kms.
Rio de Porcos (283 m).                  00.20 horas.     00.20 horas.           01.100 kms.
Chao de Castro.                             00.10 horas.     00.30 horas.
Bustelín.                                         00.20 horas.      00.50 horas.          02.600 kms.
Puente sobre río Bustelín.               00.10 horas.      01.00 horas.
Cueva da Osa.                               00.45 horas.      01.45 horas.          05.400 kms.
Contrafuertes de las minas.             00.20 horas.      02.05 horas.
Penedela.                                       00.20 horas.      02.25 horas.          07.100 kms.
Teso de Cuba.                               00.35 horas.      03.00 horas.
Peneda (709 m).                            00.10 horas.      03.10 horas.          09.200 kms.
Collada Sierra de Busto.                00.20 horas.      03.30 horas.
Busto (755 m).                              00.30 horas.      04.00 horas.          11,200 kms.
Regueira das Valias.                      00.55 horas.      04.55 horas.
Enlace cruce caminos.                    00.10 horas.     05.05 horas.
Bustelín.                                        00.15 horas.      05.25 horas.          16.400 kms.
Río de Porcos.                              00.20 horas.      05.45 horas.          17.800 kms.
Puente colgante.                            00.05 horas.      05.50 horas.          18.100 kms.
Enlace carretera                             00.15 hora.       06.05 horas.          18.900 kms.


MÁS INFORMACIÓN. Pinchar en enlace.
Rutas de montaña Dendecaguelu.




VÍDEO DE LA RUTA.








“Cuanto más viejo me hago, más desconfío del conocido dicho de que la edad proporciona sabíduria” H.L. Mencken (1880-1956)

2 comentarios:

  1. Preciosa excursión la que detallas, lastima que este tan lejos Ibias, habrá que pensar en ir un fin de semana, por el número de PR-AS es de los primeros de Asturias, por algo será.
    Gracias por subirla y que podamos disponer de ella. Juan Félix Rivera. Gijón

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias por tu trabajo mañana dia 7 diciembre 2016 ire a realizar este recorrido. Saludos Montañeros. JEA

    ResponderEliminar