domingo, 4 de diciembre de 2016

Quesería Vega de Tordin. Arenas de Cabrales. Principado de Asturias.

Acogida a la Denominación de Origen Protegida Queso de Cabrales, cuenta con ganadería propia en las mismas instalaciones, totalmente robotizada.


En el concejo de Cabrales, en pleno corazón de los Picos de Europa, pervive la costumbre, arraigada desde hace siglos, de subir el ganado a las majadas de montaña, donde permanece durante los meses de primavera y verano, aprovechando los abundantes pastos.
En dichas majadas, con la leche ordeñada de las vacas, cabras y ovejas que allí pastaban, los pastores elaboraban el queso Cabrales, que luego maduraban en las múltiples cuevas del entorno dónde tenían sus cabañas.
En una de esas majadas, en la de Tordín, en las inmediaciones del núcleo rural de Tielve, es dónde la familia Cotera Díaz comenzó su actividad de elaboración del queso de Cabrales, siguiendo los procesos tradicionales transmitidos de generación en generación.






Familia que ha seguido con la actividad ganadera y quesera iniciada por Carmen Díaz Alonso, y que en la actualidad es su sexta generación la que regenta la quesería familiar.
Carmen Díaz, que llegó a ser nombrada “Pastora mayor de los Picos de Europa” y “Pastora mayor de Asturias”, tuvo su quesería familiar en Arenas de Cabrales.
La familia fue aumentando y la quesería quedando pequeña, produciéndose una separación familiar empresarial, con la creación de dos queserías: Pastora Mayor y Vega de Tordín.
Dorita Díaz Posada, que tomo el relevo de su madre Isidora Posada Díaz,  y su cónyuge Fermín Cotera, se establecen y crean la quesería con el nombre de Vega de Tordín, en Valdelabarca, en el barrio de las Llambrias, en Arenas de Cabrales, en el año 2007, comercializando sus primeras piezas en el año 2008. Perteneciendo ambas queserías desde su fundación a la Denominación de Origen Protegida Queso Cabrales, y comercializando sus piezas con el distintivo de la misma.
El 12 de septiembre de 2012, el canal procedente de Poncebos con el agua que abastece a la central hidroeléctrica de Arenas de Cabrales, perteneciente a la empresa E.ON, tuvo una rotura que provocó el argayo y la salida del agua con gran fuerza, segando la vida de Carmen Lobeto, hiriendo de gravedad a su hijo, y sepultando a la casa en la que ambos vivían y a la quesería Vega Tordín, y causando daños irreversibles a otro inmueble y a la quesería del Cares.
Queserías que después de un largo período de lucha en los tribunales en defensa de sus intereses ante la empresa causante del siniestro, han vuelto a la actividad tres años después de acontecido el mismo.
Por su lucha, buen hacer profesional, reconocimiento y como muestra de solidaridad, ambas queserías recibieron de sus compañeros de la Asociación de Queseros Artesanos del Principado de Asturias y de la Hermandad de la Probe, el reconocimiento de “Queseros mayores de Asturias 2013” en el acto oficial del XXXIV Certamen del quesu d´afuega´l Pitu, celebrado en La Foz de Morcín el 19 de enero de 2014.
En noviembre de 2014 la familia Cotera Díaz retoma su actividad ganadera, vendiendo su producción a otras queserías, y en octubre de 2015 la quesera, con la inauguración de sus nuevas instalaciones en el barrio de la Eria, también en Arenas de Cabrales, después de realizar una inversión global algo superior al millón de euros, entre la adquisición de cuatro terrenos con un total de 10.100 metros y las instalaciones en la ganadería y quesería.







En esta nueva singladura empresarial la familia se ha decantado por modernizar con la última tecnología existente todo su proceso productivo, tanto en la ganadería como en la quesería. Proyecto innovador que ha sido reconocido y merecedor de la ayuda financiera del programa Leader del oriente del Principado de Asturias, y que la ha convertido en la más moderna de la Denominación de Origen Protegida Queso Cabrales.
La ganadería actual, a fecha noviembre de 2016, está compuesta por 35 vacas de la raza frisona suiza, adquiridas en el mercado de Torrelavega, cuya producción unitaria media es de 28 litros, pudiendo llegar a los 34, siendo la producción media total de unos 1000 litros de leche diaria.





La nave que da cobijo a la ganadería se encuentra abierta por uno de sus frontales, que da acceso a los terrenos de la propiedad, a los que pueden salir los animales cuando lo deseen.






Las instalaciones de la ganadería se han construido para obtener el máximo rendimiento a la inversión tecnológica realizada, estando robotizadas en todo aquél proceso que lo permita. Los cubículos dónde descansan y duermen las vacas, compuesto por una superficie de látex, está levantado del suelo lo que permite que siempre este limpio y queso, mientras que los ganadores se ocupan de mantenerlo aseado.






Un cepillo las limpia y rasca cuando se acercan a él. Y un robot se encarga de ordeñar las vacas cuando ellas así lo decidan. 






Guiado por un láser es capaz de encontrar los pezones, y si la vaca ya ha sido ordeñada las veces que fuera necesario ese día, les aplica una pequeña descarga eléctrica para que abandonen el espacio del robot.








La leche ordeñada recién recogida llega a la sala de elaboración del queso  directamente, sin que intervenga de ninguna forma la mano humana. 






Sala en la que se elaboran las piezas de queso, acogidas a la DOP, de forma tradicional  a través de las manos sabias  de Dorita y su hija Isabel, en unas instalaciones que cuentan con la tecnología punta del sector.





El cuajado de la leche, el cortado o rotura de la misma, el relleno del molde del queso, la sal por frotación y la maduración en cámaras con humedad y temperatura idónea, antes de su envío a completar la maduración a las cuevas naturales, son los procesos de la elaboración.








Proceso esto último que la quesería realiza en la cueva de la DOP sita en Arenas de Cabrales y también desde abril de 2016 en la cueva de Oceño, por cesión de Emilio Barreiro de el Candanu.
Elaboraciones por las que la quesería está recibiendo premios y reconocimientos de la crítica especializada, con especial mención a su triunfo en la última edición del Certamen del Queso Cabrales, la XLVII, celebrada en Arenas de Cabrales el 28 de agosto de 2016, en el que sus piezas fueron reconocidas con el primer premio en el apartado de “Lotes” y dónde el queso presentado a Concurso fue calificado como el mejor por el jurado calificador.

Queso que en la subasta realizada fue adquirido por la sidrería Carlos Tartiere por un importe de 11.000 –once mil- euros, batiendo todos los registros en la historia del Certamen.


Isabel, Isidora y Dorita, tres generaciones de queseras, con el representante de la sidrería.



Explotación ganadera y quesera que reúnen las máximas condiciones higiénicas sanitarias establecidas por la legislación vigente y el Consejo Regulador de la DOP, y que la “Quesería Vega Tordín S.C.” compatibiliza con las visitas turísticas a la misma. 





Visitas tuteladas por alguno de los miembros de la familia, con un coste de 3 €, en la que se muestra la ganadería, el robot de ordeño, y la quesería, a través de grandes cristaleras y de paneles explicativos e ilustraciones.








Con un apartado especial de entretenimiento y aprendizaje para los más pequeños, que  disfrutarán de una manera diferente, pudiendo ser ganaderos por un día, teniendo a su disposición las herramientas necesarias –adecuadas a su tamaño- para cuidar, limpiar y alimentar a los animales de la ganadería.
Visita que concluye en un pequeño apartado habilitado para tal fin, con la degustación  y posibilidad de adquisición del queso.






Tienda en la que realizan una buena parte de la comercialización de sus elaboraciones, contando con comercialización propia y acudiendo a ferias y mercados específicos, tanto a nivel regional como nacional.
En este apartado, la quesería ha estado presente en la “I Feria internacional de quesos de montaña”, celebrada los días 14 y 15 de octubre de 2016 en Ordizia (Guipúzcoa), a la que acudieron por intermediación del Círculo Gastronómico de los Quesos Asturianos

Información complementaria:
Quesería Vega de Tordín, S.C.
La Ería, s/n. Arenas de Cabrales.
Información y reservas: 674597738 – 674597736. Email: info@vegatordin.com


MÁS INFORMACIÓN. Pinchar en enlaces.



“La vida siempre da una segunda oportunidad para todo y pone a cada uno dónde debe estar”. Anónimo.






No hay comentarios:

Publicar un comentario