jueves, 1 de octubre de 2015

Feria el Sabor de la Tierra, en Traspinedo. IX edición. Exposición de esculturas de hierro reciclado

Exposición realizada con motivo de la Feria, celebrada en Traspinedo, los días 26 y 27 de septiembre de 2015.


Traspinedo es un municipio de la provincia de Valladolid, con una extensión de 26 kilómetros y una población que supera por muy poco los 1000 habitantes, englobado en la comarca de Tierra de Pinares, y distantes 25 kilómetros de Valladolid.  http://www.dendecaguelu.com/2013/06/traspinedo-esencia-pura-de-castilla.html
Municipio que celebra sus fiestas patronales de Santa Isabel -2 de julio- y de San Martín -11 de noviembre- a las que en el año 2006 ha sumado la celebración de la Feria de gastronomía y artesanía “El sabor de la tierra”. Feria que en su novena edición, la correspondiente al 2015, se ha celebrado los días 26 y 27 de septiembre.    http://www.dendecaguelu.com/2015/10/feria-el-sabor-de-la-tierra-de_2.html
Feria que abarcó diferentes actividades gastronómicas y artesanas, fin de la misma, y que ha incluido en su programación una peculiar exposición. La realizada por el escultor vallisoletano Juan Jesús Villaverde, de esculturas de hierro reciclado, y que estuvo expuesta al público durante los dos días de la fiesta en el atrio de la preciosa iglesia de San Martín de Tours, de la localidad.  http://www.dendecaguelu.com/2013/06/iglesia-de-san-martin-de-tours-en.html




                                             




Juan Jesús Villaverde, según indica en su propio blog,  http://juanjesusvillaverde.blogspot.com.es/  es un escultor que utiliza el hierro recuperado para realizar y expresarse en sus obras ; aunque comenzó trabajando sobre otros soportes como la madera, su primera obra con este material data del año 1996, desde entonces utiliza exclusivamente elementos ya usados, como aperos, utensilios o piezas de maquinaria, todas de hierro con acabado oxidado. La abierta donación de piezas usadas para las esculturas hace que estas obras se impregnen de participación y humanidad.  La mayor parte de sus obras son figurativas en sus diferentes vertientes, no faltando las conceptuales, a veces críticas, y otras con tintes de un humor que este autor estima muy necesario.



         




Quince fueron las obras expuestas en las que duró el ferial. Obras dispares, con el elemento en común mencionado del hierro oxidado, muchas de ellas figuras figurativas pero de fácil ubicación para el gran público, en el que ha utilizado los restos de los más inimaginables herramientas y maquinaria férrica.

Una cremallera mecánica le sirvió de base para dar forma a un caballito de mar, al que herraduras de caballo le dotaron de cuerpo.




                                                        


Con tornillos y restos de cañería elaboró una especie de figura humana.







La parte inferior de una pala de cavar manual, junto con cabeceras de martillo de picar, fueron los materiales que le sirvieron de base para escenificar un pez.








Una base y un enrollado de eslabones de cadena, en forma de madeja, los utilizó para escenificar un árbol.








Un radiador y los picos de una pala, fueron utilizados para reproducir la imagen de una cabra.








Restos de diferentes materiales fueron conjuntados para reproducir la imagen de su peculiar "quijote", aunque sin lanza.








Traspinedo tuvo durante estos días su peculiar "flautista de Hamelín". 








Y como en toda Feria y mercadillo no debe falta la farándula y artistas diversos, en esta ocasión fue una malabarista la que se instaló en el atrio.








Los amantes del arte abstracto también tenían su espacio, con una escenificación de un arpa.







Y hasta el mundo del fútbol estuvo presente, santo y seña de este país.








Una serie de esculturas de menor tamaño, lucían juntas en un recodo de la iglesia. Llamativa y trabajada era la del pájaro diseñado para la Federación de Ornitólogia de Castilla y León.







La cacerola de una pala fue utilizada para reproducir un símil de la cabeza de un toro, animal íntrinsecamente ligado a Traspinedo, y eje motor de sus fiestas.








Restos de diferentes materiales sirvieron de base para reproducciones de extravagantes rostros.









Y por último con diferentes materiales confecciono la estructura de un esqueleto, que sujetando a una silla incitaba a los visitantes a posar con él para las cámaras. Tentación a la que también sucumbió el que suscribe.









Diferente concepto artístico escultórico el visto en esta Feria, que sin duda es una ejemplar muestra del reciclaje tan en boca de tantas y tan escasamente puesta en escena. Vaya desde el presente mi enhorabuena y felicitación por el extraordinario trabajo realizado.



MÁS INFORMACIÓN. Pinchar en enlaces.





“Tres cosas que son tú elección: tus sueños, tú éxito y tú destino”. Ernesto Cortazar (1940-2004) compositor mejicano.











No hay comentarios:

Publicar un comentario