domingo, 29 de diciembre de 2013

Entrega del premio Tierra Verde 2012 de ASPET a Manuel Linares.

Manuel García Linares, ha recibido su galardón como premio Tierra Verde 2012, en su XI edición, que otorga la Asociación Asturiana de Periodistas y Escritores de Turismo (ASPET).

 
La Asociación Asturiana de Periodistas y Escritores de Turismo (ASPET) ha instaurado en el año 2002 el premio TIERRA VERDE, su mayor galardón, cuyo fin es reconocer la labor de personas e instituciones que destaquen en el fomento, promoción y divulgación del turismo en el Principado de Asturias, y que se escenifica en la entrega al premio de una escultura del artista langreano José Luis Iglesias Luelmo, que representa una montaña con una  pluma superpuesta.
En reunión convocada al efecto, el 18 de diciembre de 2012 los asociados a ASPET nos hemos reunido en el restaurante el Tizón de Oviedo, y una vez valoradas y debatidas las candidaturas leídas por el entonces Secretario, Pedro Rodríguez Cortés, se ha acordó por unanimidad la concesión del galardón, en su XI edición, ex a quo a Manuel García Linares y al Banco Herrero, candidaturas presentadas por José Antonio Fidalgo Sánchez y Javier Batalla, respectivamente. http://www.dendecaguelu.com/2012/12/premio-tierra-verde-2012.html
Es costumbre en la Asociación la entrega del galardón al año siguiente de la concesión, y así justo un año después, el 18 de diciembre de 2013, se ha entregado el galardón a Manuel García Linares, quedando pendiente de entrega el correspondiente al Banco Herrero. Entrega que tuvo lugar en el salón de actos del Real Instituto de Estudios Asturianos (R.I.D.E.A), en la clausura de las I Jornadas técnicas “Pasado, presente y futuro del turismo rural en Asturias” organizadas igualmente por ASPET, en un acto cuya mesa presidencial estuvo compuesta por Carlos Cuesta Calleja, presidente de ASPET, Esther Canteli, vocal de ASPET y el premiado.
Carlos Cuesta abrió el acto felicitando al premiado, explicando el objetivo del galardón, la obra que simboliza el mismo y los meritos del premiado, concluyendo con un entrañable recuerdo a José Cosmen Adelaida, empresario asturiano, presidente de ALSA, premio Tierra Verde 2004 y miembro de honor de ASPET, fallecido recientemente.
Esther Canteli, fue la encargada de realizar la cariñosa glosa de Manuel García Linares, uno de nuestros artistas más internacionales, cuya candidatura fue presentada por José Antonio Fidalgo y que fue avalada por diferentes asociaciones y colectivos. Esther con su maestría dio unas pinceladas sobre el lado humano de un asturiano de pro, defensor de las tradiciones, innovador y siempre dispuesto a colaborar ante cualquier requerimiento. Su glosa, bajo el título: “El pintor de la tierra” se anexa al presente por gentileza de Esther.
 
 
 
 
 
 
Realizada la entrañable y personalizada glosa, Esther entrego la escultura del artista langreano José Luis Iglesias Luelmo, a nuestro galardonado de la edición 2012, que da fe de dicho nombramiento y la glosa que había leído como recuerdo.
 
 
 
 
 
 
Un emocionado Manolo tomo la palabra, para agradecer, aún sorprendido, la preciosa glosa que sobre su persona le habían leído, haciendo una de sus acostumbradas bromas irónicas sobre la misma y cómo lo tomaría su gran amigo y miembro de ASPET, Emilio Serrano, que ya repuesto de sus últimos achaques estuvo con todos nosotros.
Su intervención la centro en dar una continuidad a las Jornadas que se acababan de clausuran en las que estuvo como oyente, y dando su opinión sobre el turismo rural en nuestro Principado, de la que él fue parte activa como empresario de un hotel rural, en su nativa y querida tierra del Cuarto de los Valles.
Se sumó a las críticas sobre el excesivo número de Asociaciones de todo tipo existentes en el Principado y detallo su primer contacto con el turismo rural, realizado en un período de su vida en el que residió en Inglaterra, en concreto en Sheffield, dónde pudo experimentar la familiaridad que transmitían los propietarios de la casa dónde se alojó, y cómo se conservaban caminos y sendas en lugar de construirlas nuevas.
Como “pesimista positivo”, como dijo que le califico el amigo y compañero Luis José Avila, explicó su experiencia en Navelgas y todo lo que desde la pequeña localidad se ha impulsado, marcando sus discrepancias sobre lo realizado por políticos en construcciones y funcionamientos que en nada tiene que ver con lo diseñado por él.
Concluyó su intervención con un somero análisis de la situación del Principado en general, y del turismo rural en particular, resaltando la perdida de espontaneidad y de autenticidad de las gentes y los lugares; pidiendo un esfuerzo por esta tierra; aprovechar los recursos que tenemos y ponerlos en valor, sin necesidad de construir museos artificiales y ya que se ha llegado tarde a Europa, hay que copiar y mejorar, no crear y hacerlo peor.
 
 
 
 
Su precisa intervención fue muy aplaudida por el numeroso público y amigos que acudimos a arroparlo, dando por concluida la entrega y siendo convocada la edición 2013 del premio Tierra Verde.
A la conclusión del acto oficial, premiado, asociados de ASPET, ponentes de las Jornadas y amigos del galardonado, entre ellos sus compañeros de "Los quijotes de Asturias" nos desplazamos al cercano restaurante Casa Conrado, dónde tuvo lugar la cena de hermandad del año 2012 de la Asociación, y dónde los asistentes pudimos conservar tranquilamente y debatir sobre las líneas maestras que deben de regir la política turística del Principado en pos de alcanzar el puesto de honor, que bien se merece, en el ambiente de cordialidad y amistad que siempre rigen este tipo de eventos.
 
 
 De píe, de izquierda a derecha: Pedro Rodríguez, Carlos Cuesta, J.María Ceinos, Esther Canteli, Albino Suárez, Manolo Linares, Javier del Valle, Benjamín Lebrato y Ángel Fidaldo. Sentados: Emilio Serrano, Luis José Avila y Juanjo Arrojo. Asociados de ASPET que acudimos a la cena de hermandad, con nuestro galardonado.
 
 
 
 
MÁS INFORMACIÓN. Pinchar en enlace.
 

ANEXO: “El pintor de la tierra” por Esther Canteli.
Amplio el registro artístico y occidental el trazo, si hubiera que apodarle a la asturiana, sería el pintor de la tierra. Porque en su paleta tiene la tierra cientos de matices cromáticos y  protagonismo eterno. Porque de los cuatro elementos que definieron los filósofos griegos, la tierra es el suyo. Consciente de su origen, del origen de casi todo y casi todos, adora la tierra, y la metáfora pictórica que nos muestra con constancia y discreción de campesino occidental evoca su tierra. La que ha soñado y padecido toda su vida, la que ama, como si de un mandamiento bíblico se tratara, sobre todas las cosas.
Su infinita y generosa retina nos transporta a lo olvidado, a lo recóndito, a lo humilde, al universo detenido, a la parte serena y luchadora de la tierra, de su querida tierra.
Jamás se rendirá, como su tierra, como su gente, como su origen. Sus trazos ya inmortales inspirarán a los que están por venir el retrato de la tierra, de su tierra. Una tierra fértil y castigada, a mitad de camino entre la desidia y la languidez, entre la resistencia y la esperanza.
Abanderado de la humildad, nunca olvidó sus orígenes. Antes al contrario, fueron su manantial de inspiración artística y humana.
Manolo Linares, no abandones nunca tu mirada, porque si lo haces, este abandono será nuestra orfandad.
Esta tierra verde y periférica que te vio nacer, que te regaló los primeros destellos, que te enseñó a soñar y padecer el ‘espejismo asturiano’, no te olvidará jamás, no olvidará tus trazos, tu mirada, tu luz y tu entusiasmo.
Manolo Linares, gracias por tu retrato infinito de Asturias.


 
“Asturias desde fuera se sueña, desde dentro se padece”. Manuel García Linares (1943 -) artista y pintor asturiano.

No hay comentarios:

Publicar un comentario