lunes, 10 de octubre de 2011

Camino de Santiago Mózarabe. Etapa Villafranca de Barros-Torremejia.

Etapa en la que se recorre una distancia de 27,600 kilómetros en un tiempo de 5 horas y 20 minutos neto. Descripción, fotografías y vídeo de la misma.

Villafranca de Barros, en el centro de la provincia de Badajoz, forma parte de una de las comarcas más fértiles de Extremadura, la de Tierra de Barros, debido al tono rojizo de su abundante tierra arcillosa. En la época romana constituía un pequeño núcleo de posadas, que se llamaba Moncovil,  en el cruce de caminos entre la Ruta de la Plata y el comienzo de la calzada hasta Astigi (Écija), de ahí su primera denominación “Perceiana”. Tras la Reconquista, la población se incorpora a la Orden de Santiago, en 1352, dentro de los partidos de Llerena y Mérida, hasta que en el siglo XIV, el infante Don Fadrique la elevo a villa y cabeza de la Encomienda, y tendría estos nombres: Villafranca del Maestre, del Maestrazgo y Villafranca de Extremadura. Por fin en 1858 comenzó a ser oficialmente Villafranca de los Barros, adquiriendo el título de ciudad por privilegio de Alfonso XII.
La ciudad es conocida como “Ciudad de la música” por su tradición musical, recibiendo este título honorífico concedido en 2002 por el Consejo asesor de honores y distinciones de la Junta de Extremadura. En la localidad se celebran ocho certámenes musicales a lo largo del año.
En el aspecto monumental destaca la iglesia parroquial de Santa María del Valle, cuya construcción de estilo gótico se debe a la iniciativa del emperador Carlos I. y fue levantada entre 1533 y 1544 sobre otra anterior. A lo largo del tiempo ha sufrido numerosas transformaciones, lo más significativo es la torre de la fachada delantera con su maravillosa Portada del Perdón. En su interior destaca el retablo mayor, presidido por una talla de madera policromada del siglo XVII, de la Virgen del Valle, a quién la misma está consagrada, y varios retablos barrocos se distribuyen por las capillas laterales.










Cuenta Villafranca con otra iglesia parroquial, la de Nuestra Señora del Carmen, creada en 1956 e instalada en la antigua ermita de esta advocación. Consta de nave única, cabecera cupulada y torre delantera con atrio en el cuerpo bajo, erigida en 1.865 con la aportación de los fieles. La actual iglesia fue creada en 1956 aunque no abierta al culto hasta el 2 de julio de 1967, por tanto es la iglesia más moderna de la ciudad. El Cristo de la Luz preside el presbiterio y a la derecha la imagen de la Virgen del Carmen. Exteriormente se presenta bellamente encalada.
Otros monumentos a destacar son las ermitas de la Milagrosa, la de San Isidro, la del Pilar y el Colegio de San José, de la Compañía de Jesús, inaugurado en 1897. Entre sus casas blasonadas -algunas del siglo XVI- destacan las del Marzollero o de Pedro Gutiérrez o la del Marqués de Fuente Santa. El edificio de su antigua fábrica de harinas, antigua central eléctrica, fue obra de Isaac Peral construido en 1895, hoy el conjunto está dedicado a la Casa Cultura. Otro de sus edificios emblemáticos es la plaza de abastos.










En la Plaza Mayor se encuentra el edificio del Ayuntamiento fue construido en el siglo XVIII, durante el reinado de Carlos III, quien dispuso que el edificio construido alojara al Ayuntamiento de la localidad. El regio deseo no se vio cumplido hasta el pasado siglo XX, gracias a la intervención del arquitecto municipal Vicente López Bernal, quien adaptó, a las funciones administrativas, una construcción concebida para la vida y el trabajo de un familia burguesa, instalada en un ámbito rural. La magnífica actuación del arquitecto ha permitido conservar las bóvedas y los elementos arquitectónicos más destacables, sin perder la funcionalidad requerida en su nueva etapa.
Esta nueva etapa del Camino, la hemos iniciado en la iglesia parroquial de Santa María del Valle, en cuya preciosa puerta gótica del Perdón, hemos hecho la clásica foto de salida de etapa.










De allí por la calle Santa Joaquina de Vedruna nos dirigimos a la zona más occidental, a la plaza de la Coronada, pasando antes por la plaza Corazón de Jesús y la calle Calario, para enfocar la salida del pueblo en dirección al camino Vizcaíno. En la plaza se encuentra el santuario de Nuestra Señora de la Coronada, que acoge a la patrona de la ciudad, es una construcción de planta rectangular de una nave con coro y torre a los pies, de variada morfología, su primitiva fábrica procede de finales del siglo XV y principios del siglo XVI, aunque se remodeló en el siglo XVIII. De la primitiva sólo permanecen la capilla Mayor almenada, con su bóveda de crucería y sus almenas exteriores, y el primer cuerpo de la torre, en donde está la portada del Perdón con arco apuntado compuesto por tres arquivoltas que decrecen de grosor del exterior al interior.










De la plaza de la Coronada, se gira a la izquierda para coger la calle San Ignacio, dónde se encuentra el Instituto de la localidad, y las últimas casas de la localidad,  para bajar en dirección a la carretera BA-6004, que hay que cruzar y adentrarse en el camino publico Vizcaíno, que tiene una longitud de 10,700 kilómetros, rodeados por olivares que van cediendo al monopolio del viñedo y de la tierra arcillosa, señas de identidad de la comarca de Barros.
El Camino continúa cogiendo el camino público el Chaparral, que tiene una longitud de 3,600 kilómetros, abandonando la amplía pista para recorrer un camino más estrecho entre viñedos, y enlazar de nuevo con una pista similar a la abandonada, que también tiene el cartel de camino público el Vizcaíno.










La interminable pista entre viñedos, que hay que seguir siempre sin desviarse,  continúa encontrando en primer lugar el mojón mixto indicativo del Camino de Santiago y de la Vía de la Plata, después la primera indicación indicando a Almendralejo, en esta caso por la vereda de la Mina y el cruce con la carretera que conduce a Alange. Cruzada esta, la pista sigue recta para pasar la desviación con la carretera del Molino, con el cruce con el Coletazo, para llegar a la carretera que comunica Almendralejo a Alange, la BA-13. Es el kilómetro 13 de la etapa, y la distancia de aquí a Almendralejo es de 3 kilómetros.
Tanto por Alange como por Almendralejo, el Camino no pasa, aunque el peregrino se suele desplazar a alguna de ellas, ya que entre Villafranca y Torremejia, no hay ningún bar, restaurante o albergue dónde poder descansar y tomar algo.
Alange es famosa desde época romana gracias al establecimiento en ella de unas termas, declaradas Monumento de Interés Nacional y en torno a las cuales se ha erigido uno de los balnearios más importantes de España. Junto a su plaza principal está la iglesia parroquial de Nuestra Señora de los Milagros, de estilo gótico-mudéjar realizada entre los siglos XV y XVI, con una preciosa torre mudéjar. También cuenta con un llamativo castillo y en sus alrededores hay restos de pinturas rupestres.
Por su parte Almendralejo, constituye el centro neurálgico de Tierra de Barros, es también reconocida como “Ciudad internacional del vino”, “Ciudad de la cordialidad” y “Ciudad del romanticismo”, cuenta con un importante patrimonio histórico-artístico. Su fundación data de la época medieval, su Reconquista data de 1241, llegando a alcanzar con la Orden de Santiago la categoría de Encomienda, aunque hay numerosos hallazgos que hablan de una ocupación romana y prerromana de la zona. Se independizo de Mérida en el siglo XIV y tiene condición de villa desde 1536 y desde el siglo XIX es ciudad por Real Decreto emitido en tiempos de Isabel II.
El Camino continúa por la amplía pista de piedra entre viñedos, y una vez pasado el cruce con la carretera de Almendralejo a Alange, se encuentran los enlaces con la vereda de los Palomares primero y con el camino de las Zarzas después, pero en ningún caso hay que abandonar la pista. Hecho que si hay que hacer cuando a la vista ya se encuentra Torremejia, y coger un camino estrecho que va en dirección a la población, bastante después de dónde los viñedos ya no están presentes a la vera.








El camino pasa por debajo de un puente del ferrocarril y hay que salvar el riachuelo Tripero, que suele bajar seco, y encarar un camino que da acceso a las primeras casas de la localidad, para pasar por la calle Calzada, dónde se encuentra el estadio de fútbol Pedro José y la escuela municipal de música, para desembocar en la N-630, que vertebra el pueblo, y dónde a la altura del Albergue Rojo ponemos punto final a esta monótona etapa.









El término municipal de Torremejia se encuentra situado en la llamada Penillanura de Badajoz, en la parte más llana de la provincia, estando en parte incluido en la comarca tierra de Barros. Los datos más antiguos de su existencia se remontan al período Neolítico, teniendo importancia por su ubicación en la época romana, y siendo fundada oficialmente por Diego García Torres y Mejía, a quién en el año 1480 se le cedió el señorío de su demarcación, tomando su nombre actual.
A nivel monumental la localidad solo cuenta con el palacio de los Mexía o del marquesado de Guadalest, que cuenta con dos partes: la primitiva torre, que dio nombre a la población y el palacio anexo a ella, edificado posteriormente. El otro monumento es  la iglesia parroquial de la Purísima Concepción, edificación de finales del siglo XVI y principios del XVII.
Camilo José Cela, ubico en el pueblo la novela “Familia de Pascual Duarte” ya que pasó en el mismo un tiempo durante la Guerra Civil española, inspirándose en su paisaje y en sus gentes, para escribir su dura crónica de la España negra de la postguerra.



Distancias y tiempos.
Iglesia Villafranca de Barros, 410 metros. 00.00 horas.
Ermita de la Coronada. 00,05  horas.
Salida de Villafranca. 00.10  horas.
Inicio del camino Vizcaino. 00.17  horas.
Camino el Chaparral, 390 metros. 00.55  horas.
Enlace con camino ancho, puede ser el Vizcaíno. 01.35 horas.
Mojón mixto, inicio Calzada Romana. 6 kms. 02.05 horas.
1º indicación a Almendralejo, por la vereda la Mina. 02.25 horas.
Cruce carretera de Aange. 02.45 horas.
Enlace con carretera del Molino. 02.55 horas.
Cruce con el Coletazo. 03.10 horas.
Enlace con carretera Almendralejo – Alange. 13 kms. 370 metros. 03.25 horas.
Paso con enlace con la vereda de los Palomares. 03.45 horas.
Paso con enlace con el camino de las Zarzas. 04.05 horas.
Se deja camino ancho para coger uno más estrecho. 04.45 horas.
Puente por debajo del ferrocarril. 305 metros. 05.05 horas.
Torremejía, primeras casas. 05.10 horas.
Albergue Rojo. Crta N-630. 300 metros. 27.600 kms.05.20 horas.
Total etapa: 27.600 kms.
Total caminando: 5 horas 20 minutos netos.
Desnivel acumulado: - 110 metros.



Vídeo de la etapa.









Refrán del Camino de Santiago: “No hay carga más pesada, que tener la conciencia manchada”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario