viernes, 15 de abril de 2011

Jardines de la Fonte Baixa. El Jardin del Principado EXISTE

Sí como dice el eslogan "Asturias Paraíso Natural" el Jardine del Paraíso EXISTE y está en el Chano, concejo de Valdés. Descripción y tres videos, uno de los árboles y plantas, otros de las antiguedades y piezas de colección y otro sobre el mar Cantábrico y la villa de Luarca.

El trece de abril de dos mil once y atendiendo la amable invitación cursada por la Asociación de Periodistas y Escritores de Turismo de Asturias (ASPET) a través de su Presidente, Carlos Cuesta, acudí con miembros asociados y otros amigos de los mismos a un lugar que tenía muchas de conocer, ya que había leído del mismo un reportaje en medios de comunicación hacia cuatro o cinco años, pero que aún no había tenido ocasión de visitar.








El lugar no es otro que los Jardines de la Fonte Baixa, lugar paradisiaco donde los haya, fruto del trabajo, empeño, amor y mucha, mucha inversión por parte del dueño de los mismos para diseñar y construir unos Jardines idílicos dónde las especies arbóreas más exóticas conviven con las autóctonas, dónde las lagunas artificiales se dan la mano con el mar cantábrico y dónde las más peculiares antigüedades y piezas de decoración se esparcen entre paseos y árboles centenarios como si allí estuviesen de toda la vida. Son sin duda para mi los Jardines del Principado de Asturias.
Están ubicados en el núcleo rural del Chano, en Valdes, Principado de Asturias, a dos kilómetros de Luarca, capital del concejo. Son propiedad particular de Don José Javier Rivera Larraya, ex propietario de Panrico -la firma de los famosos Donuts- cuya segunda esposa esta emparentada con los Menéndez de Luarca, propietarios del palacio de San Justo en el Chano, motivo por el que conoció la zona, quedando prendado de ella, decidiendo adquirir terreno para construir una casa primeramente y luego los jardines seguidamente.
Los Jardines se comenzaron a construir en 1992, en la actualidad cuenta con 20 hectáreas, de las que 14 están ajardinadas; el conjunto lo componen 58 fincas compradas a 38 dueños diferentes. En ellos de manera continuada trabajan cinco personas y contratan a empresas exteriores para trabajos puntuales.









Están diseñados como una ciudad, con sus paseos interrelacionados entre sí que tienen su punto de origen y destino la vivienda familiar; cuenta con lagunas artificiales, plazoletas y miradores sobre el mar Cantábrico, la villa de Luarca y sus playas. Una visita relativamente tranquila a los mismos no baja de las cuatro horas.
Cuentan con un total de 568 variedades de plantas continentales, mediterráneas y autóctonas, procedentes de todo el mundo; hay ejemplares de África, de América, Asia y Oceanía y de todo tipo de climas: templados, atlántico y frío, incluyendo rarezas de todo el mundo y constituyendo un ejemplo de convivencia de plantas de diferentes procedencias.
Cuenta por ejemplo con más de 25.000 azaleas, más de 10.000 camelias, de esta especie existen 5750 variedades y en el jardín se encuentran más de 1000 variedades diferentes, más de 25.000 rododendros o  cuatro kilómetros y medio de hortensias.
No tienen invernaderos y compran directamente lo que les interesa. No hay búsquedas especiales, se sigue el criterio del gusto y de la adaptación al terruño.
Hay especies peculiares que no se han dado como el árbol del pan de la Argentina, sin embargo el conocido como Boina del vasco también de Argentina se esta dando.
Los paseos toman el nombre de la especie o elemento más destacado, sus nombres son entre otros: de los palmitos; del pazo; de los rododendros ingleses; del campanario; de los abedules; de los magnolios; de las palmeras; de las higueras; de las camelias; de la pagoda; de las tuyas; de las tuyas lemon; de la pirámide; del aligustre; de los olivos; de los leylandys; de los acer; del bambú; de las brevas; de los castaños o de los metrosideros.










Igualmente cuenta con varios miradores sobre Luarca, la villa blanca de la costa verde, desde los que se divisan vistas espectaculares de todo el puerto, sus diques, el faro, el cementerio, el núcleo urbano, la playa primera, la segunda, la tercera o Salinas, la Punta Muyeres con la cetárea ubicada en la misma o las peñas del cura, ubicadas entre la primera y la segunda playa; algunos son los del:
-- Mirador de las columnas. Que debe su nombre a que cerca de él están cuatro columnas romanas, procedentes de Dacia, en Rumania.
-- Mirador en el cruce de los paseos del campanario y de los abedules.
-- Mirador ubicado al final del paseo de las tuyas.
-- Mirador del antiguo transformador del puerto de Luarca.
-- Mirador de la pirámide.





Con Ceferino Suárez, José Manuel Alba y Agustín Hevia Ballina.





D. José Javier es un gran coleccionista de piezas de arte y de antigüedades, unas las tiene en la vivienda familiar y otras muchas están repartidas por los Jardines, perfectamente integrados con estos y formando todo un conjunto armónico con las plantas y árboles en él existentes.
Hay auténticas piezas de colección rescatadas para el disfrute de los visitantes que fue adquiriendo de las formas más inverosimiles y con gran ingenio. Así por ejemplo adquirio al Arzobispado de Oviedo los nervios de crucero (utilizados en la sujección de la cúpula de entrada) y la espadaña del campanario de la iglesia de barroca del siglo XVII de Polavieya, del vecino municipio de Navia, que estaba derruida; unas columnas y el banco precedentes del Palacio de Medinacelli de 1763 adquiridas a los duques de Medinacelli;  un escudo del concejo de El Franco de 1776 con la inscripción Jesús María, hallado en una escombrera en el mismo concejo; o la puerta barroca de un convento de Malaga adquirido a un anticuario, por citar algunas.
Otras piezas llamativas son las cuatro columnas romanas procedentes de Dacia (Rumania), ubicadas en el mirador de las columnas; la una ventana del siglo XVII de un convento de clausura de Valladolid; la fuente árabe porosa (conocidas como lamedera) del siglo VIII, procedente de Córdoba; o una pila bautismal del románico catalán del siglo XIII con el símbolo de los cataros.
Especial mención requiere la plazoleta del granado, compuesta por cuatro columnas de mármol rojo, con incrustaciones de mármol gris y fuente también de marmol rojo, procedentes de Axarquia, Estepona (Malaga). La parte central de la fuente es una granada  y alrededor de ella están plantados granados, uno de ellos catalogado con más de 500 años.









Esculturas y otras piezas de lo más variado procedentes de diferentes países, encontramos en los sitios más inverosimiles por el placentero paseo por los Jardines.
De Portugal proceden una Santa Bárbara del siglo XVII al que le falta un brazo, debido -según parece- a disparos de soldados franceses durante la guerra de la independencia en 1808;  leones de estilo manuelino o el fauno -ser mitólogico de los bosques- ubicado en el paseo de los acer.
De Inglaterra han venido las esculuras de un niño y una niña realizado en hierro fundido; al igual que una Virgen italiana ubicada en el cruce-mirador del paseo del campanario y de los abedules. Peculiar es esta escultura, que se cree del siglo XIX, aunque sus origenes y significado no está nada claro, en ella se aprecía el Sagrado Corazón, el niño Jesús, y a sus pies se representa el juicio de Salomón con la serpiente y la manzana.
De Italia ha traído las figuras renacentistas del cuerno de la abundancia y de la alegría; un reloj de sol con columna igualmente renacentista;  fuentes y columnas varias y la escultura de una Diana en le paseo de los magnolios. Con su pecho al descubierto, se cree que es una sacerdotista del templo de Vesta, estas debían de ser jóvenes y virgenes y su misión era mantener el fuego encendido de día y noche. De allí también procede el arco italiano con un león rampante ubicado junto al escañu asturiano.
Piezas de diferentes puntos del territorio nacional, como el druida celta astur-galáico; el precioso y espéctacular reloj celta con su pozo de la fecundidad;  un crucero gallego;  la perfecta oca, que fue premio nacional de escultura en 1989;  las seis piezas de granito utilizados como contenedores de aceite de una almazara de Salamanca (uno de ellos con la fecha de 1946); el lavadero de pies de Puentelarreina con la concha del Camino de Santiago, o la fuente adquirida a la duquesa de Alba, que esta tenía en un palacio de Salamanca.
Pero también encontramos piezas etnográficas asturianas, como un emblemático escañu de cocina de 1850,
hecho de cierno (interior del roble) procedente de los Oscos;  abrevaderos para el ganado tallados en robles pintados -algunos de ellos- en llamativos colores; o unas traviesas de un hórreo con las que elaboraron una puerta estrategicamente ubicada con vistas a  Punta Muyeres.










Del puerto viejo de Vigo adquirio sus piedras, que ahora hacen de escaleras, de elementos separadores o de losetas a lo largo y ancho de los Jardines.
En cuanto a especies arbóreas y plantas, hay auténticas reliquias que se pierden en los albores de los tiempos, como son los casos de :
**  Un castaño de 650 años, que se ha traído del cercano pueblo de Naraval, perteneciente al vecino municipio de Tineo.
**  Granados, uno catalogado con más de 500 años.
**  Acer palmatium rojo, bonsai japonés de 250 años.
** Algarrobo de más de 1000 años, es el ejemplar que tiene más años de todo el jardín. Esta ubicado en una plazoleta confeccionada para albergarlo, procede de un terreno por el que pasa la actual autopista de Madrid a Valencia.
** Una de las tres camelias más antiguas de Europa catalogada por la Asociación de Camelistas de Europa.





El espéctacular algarrobo, en su plazoleta.





Hay otras exóticas y prácticamente desnocidas en territorio nacional, como:
** Ginwkowiloba japonés, conocido como árbol escudo o abanico, de él se aprovecha todo para medicina. Fue la única especie que resistió a las bombas atomicas de Hirosima y Nagasaki.
** Brezo de Sudafrica. Se trata de una de las maderas más fuertes que hay, no flota, y con ella se elaboran las pipas de fumar.
** Helechos de Australia y de Nueva Zelanda, la especie arbórea más antigua de la humanidad, en el  jardín hay 4 (3+1). Tanto en Australia como en Nueva Zelanda están censados, catalogados y numerados. Han venido precintados y las embajadas se reservan la potestad de realizar comprobaciones sobre su estado, así como la obligación de comunicarles si se realiza cualquier cambio de ubicación. Uno de los ejemplares tiene 200 años y lleva 11 aquí.
** Pinos de hoja caduca de Florida.
** Gunera o paraguas de los pobres, brasileña, sus hojas semicarnivoras llegan a alcanzar el metro de diámetro. En Brasil las utilizan como paraguas y para construir los tejados de las fabelas. Su tallo es consumible.
** Cornus o Cornejo, americano, conocido como comida de perros. Su nombre se debe a la época de los descubrimientos, en el que un barco inglés arribó a una isla del Canada después de días sin comer, y al intentar comer la planta realizaron esa exclamación. Como curiosidad sus flores y semillan se secan y se suele meter en los barriles del vino de oporto para aromatizarlo.
** Calistemos. Originales de Nueva Zelanda, aunque con reminiscencias de Grecia.
** Secuoyas americanas. Son de tiempos remotos, solo son más antiguas que ellas los helechos.
**  Bambú auténtico, que se diferencia del resto en que el de color amarillo tiene que tener la raya verde en su corteza y viceversa, el verde la raya amarilla. Aunque también los hay falsos.
** La flor del terciopelo o fluymichina.
** Meliferas, la flor de la miel.
**  Naranjos mejicanos.
** Texo columnata inglés.
** Lytyospermunt de Nueva Zelanda, de dónde se obtienen las populares escobillas.
** Árbol del hierro, que cuando crecen  forman los manglares de las junglas.
** Metrosideros, proceden de la Guayana, los hay de agua salada, de agua dulce y de tierra.
** Árbol de la pimienta, ubicados en el paseo de las brabas.










Pero también otras autóctonas o mediterraneas como: tejos, fayas, acebos,  pinos,  abedules, magnolios, glicinias, cedros varios, tamarindos, cicas, tuyas, olivos, acebuches o los leilandys, que por su resistencia son utilizados como pantallas protectoras al adaptarse muy bien y frenar sobre todo el aire del mar.
En las lagunas y vaso de agua artificiales es el habitat natural de los nenúfares y orejones de elefante. Los nenúfares se cierran por la noche y se abren al amanecer, cuando lo hacen emiten un ruido característico como un “plas, plas” lo que los chinos llaman el baile de los nenúfares. Allí crecen las algas del oxigeno o las algas estrelladas y en ellos viven salamandras, renacuajos, ranas, tritones, etc.









Una muestra del buen gusto y del diseño de los jardines lo encontramos en uno de los extremos de los Jardines, y que para mi modo de ver constituye sin duda la "guinda del pastel", se trata de la laguna artificial rodeada de palmeras encima de uno de los acantilados sobre las playas sobre la que se ha construído en el fondo sur una estructural piramidal con recubierta vegetal y en cuyo vertice han construído un mirador. Las vistas son tan espectaculares que te trasladas a otros lugares del planeta y que más parece un montaje realizado con nuevas tecnologias que de una imagen de un lugar de nuestro maravilloso y desconocido Principado. Es sin duda este un lugar con magia.










En los Jardines, aunque privados, se realizan visitas concertadas habitualmente que explica con detalle su encargado José Manuel Alba, que los conoce a la perfección (está en ellos desde que comenzó su construcción) y realiza una explicación meticulosa árbol por árbol, planta por planta y pieza arquitectónica o escultura, siempre con la sonrisa en la cara y repitiendo las explicaciones tantas veces como sea necesario, nadie se va con alguna duda sobre los jardines y sus contenidos.
Nos ha contado diversas anécdotas y curiosidades, como la sucedida hace dos o tres meses se presentaron en el jardín una pareja de filandeses de 72 y 75 años que vieron un reportaje de los Jardines en el Canal Internacional de la Televisión Española, y vinieron a Luarca desde Oclan en un velero exclusivamente para visitarlos.
Durante toda la visita todos nos preguntabamos que futuro podía deparar a esta maravilla al estar hablando de un proyecto particular sin ánimo de lucro de una sola persona, José Manuel nos tranquilizo, parece ser que la idea es constituir una Fundación y llegar a un acuerdo bien con el Ayuntamiento de Valdés o bien con el Gobierno del Principado de Asturias para que su obra siga creciendo y todos los asturianos y visitantes poder disfrutar de los mismos.









No se lo pierdan si es posible, no saldrán desilusionados. Gracias ASPET y Carlos por la invitación cursada y gracias José Manuel por tus magnificas explicaciones.

Para visitarlo pueden llamar al teléfono: 678-86-52-76. Sólo admiten una visita por día -concertadas con anterioridad- en grupos de 9 personas mínimo, en caso contrario hay que adaptarse al día que les indiquen.



VÍDEOS DE LOS JARDINES:


1.- Jardines, plantas y árboles.






2.- Antigüedades y piezas de colección.








3.- Vistas sobre el mar Cantábrico y la villa de Luarca.




"El arte, la gloria, la libertad y el hombre se marchitan, pero la naturaleza siempre permanece bella". Georgen Gordon Byron (1788-1824) poeta inglés.

12 comentarios:

  1. Impresionante Javier, muchas gracias por darnoslo a conocer, como siempre te enteras de todo lo que pasa en nuestra tierra. Un abrazo.
    Luisma

    ResponderEliminar
  2. Muy hermosos jardines, impactante la majestuosidad.

    Saludos,

    Celosias

    ResponderEliminar
  3. Mira que paso veces por la zona y a lo mas, me paro en Casa Consuelo, ya se sabe: hace falta un ojo experto y atento para encontrar joyas asi.
    Un abrazo
    Toño

    ResponderEliminar
  4. Esta claro que esta Asturias nos sorprende día a día, he visto esta crónica y los videos y me he quedado sin palabras. Gracias por darlo a conocer a todo el mundo, no sé si es posible pero estaría muy bien poner la forma de contactar con el encargado o quién sea para poder visitarlos. Chema Gutierrez.

    ResponderEliminar
  5. Llanes se llevara la fama, pero Luarca carda la lana. Es impresionante, menudas vistas y menudos jardines.

    ResponderEliminar
  6. Gracias Javier, hoy he visitado los jardines y ya de vuelta he podido disfrutar de este magnifico reportaje

    ResponderEliminar
  7. Acabo de visitar hoy estos jardines, y el guia, D. José Manuel Alba, recomendó visitar esta página. Preciosa, aviva el recuerdo de lo visto y prolonga la dicha de los sentidos.
    Mirtha

    ResponderEliminar
  8. Soy vecino de El Chano, y sólo quería comentar que la parte del pueblo donde se ubican estos jardines se conoce como La Fonte Abaxo, no La Fonta Baixa.

    ResponderEliminar
  9. El pasado 26 de Agosto he asistido en Luarca al acto de presentación del libro de fotografias de esta maravilla de Jardines de la Fonte (estupendo trabajo de Ernesto Garcia ). Enhorabuena a D.José Rivera y Dña. Rosa Maria Pardo,por ofrecernos este paraiso. Y que la propuesta de D.J.Antonio M. Losada de incluirlo en las visitas turisticas de Luarca se lleve a cabo para el disfrute de muchos. Y tambien enhorabuena a la Coral Dafne que con sus voces puso la magia y el romance en el cierre de este concurrido Acto.
    Pin de Pit.

    ResponderEliminar
  10. Enhorabuena por el blog. Magnífico el reportaje sobre los jardines.

    ResponderEliminar
  11. y es, que nadie debería morir, sin haber tenido un hijo, plantado un árbol, y escrito un libro

    ResponderEliminar
  12. Olá
    Eu tenho uma notícia muito boa para lhe dizer, eu conheci uma mulher financeira que iria conceder-me um empréstimo sem pagar nada para garantir. Peço-lhe para entrar em contato com seu e-mail: (angelaleblan@gmail.com) se você está na necessidade de empréstimo.

    ResponderEliminar