sábado, 13 de octubre de 2018

Pico Pozúa, en travesía desde la Patanera a Oseja de Sajambre.

Ascenso al Pozua, con salida en la carretera del puerto del Pontón y final en Oseja de Sajambre. Descripción, fotos y vídeo.

Excursión por la comarca de Sajambre, en el oriente leonés, con salida desde la carretera de ascenso al puerto del Pontón y final en Oseja de Sajambre, la capital comarcal.
El punto de inicio es la curva denominada la Patanera, ubicada a 1.209 metros de altitud, sita en la carretera N-625 que comunica Cangas de Onís, en el Principado de Asturias, con la provincia de León a través del puerto del Pontón.






De la pronunciada curva sale una ancha pista forestal de tierra que atraviesa un espectacular bosque de hayas, cruzado por diferentes riegas que van surgiendo de su parte derecha.






A la altura de la cuarta riega, la pista se acaba y ahí que internarse en el bosque por un claro sendero marcado en su parte derecha.




Sendero que atraviesa en ascenso el bosque, accediendo primero a una zona despejada herbosa con escobas y que concluye en la majada de la Cerra, desde la que se disfruta de excelentes vistas.






Desde la Cerra ahí que continuar por la izquierda por un sendero entre escobas, hacia una pequeña majada, situada metros arriba.






Con el Pozúa luciendo altivo al fondo al noreste, se sigue hasta la collada Becenes (1546 m.), con restos de cinco cabañas totalmente caídas y excelentes vistas de todo el entorno.






Siguiendo desde la misma en línea semifrontal hasta la parte más alta de la collada, debiendo ascender por el amplío valle que forma las estribaciones del Pozúa en dirección al mismo.






El inicio superior del valle lo marca el portillo de Becenes, sito a 1.805 metros de altitud, estribación que delimita con el valle de Retuerto.





A la su derecha se encuentra toda la cordillera del Pármede, con el Parme como máxima referencia, debiendo continuar la ruta girando hacia la izquierda, en dirección noroeste, por toda la cumbrera hasta la cima del Pozúa, ubicado a 1.911 metros de altitud.






Cima en la que luce una cruz con su correspondiente buzón, colocado por el Grupo de Montaña Vetusta, de Oviedo, en junio de 1988, del algún bárbaro borro el nombre de quien lo coloco y su fecha.





Una vez disfrutadas de las vistas, con el pico dominando los horizontes meridionales de Sajambre, el embalse de Riaño al fondo, a su izquierda el pico Yordas y a la derecha los palentinos Espiguete y Peña Prieta, y a los píes el pueblo de Retuerto.









Para el descenso es necesario deshacer la última parte del recorrido, primeramente hasta el portillo de Becenes y seguidamente hasta el collado de mismo nombre.





En el hay que tomar rumbo suroeste por un bosque de piornales a media ladera, por un camino tomado, paralelo a la cordillera del Pármede, con la majada dónde hay una cabaña perfectamente conservada dónde acaba la pista que viene del pueblo leonés de  Polvoredo.





La Cordillera de Pármede, es un notable sistema orográfico de orientación noreste-suroeste, arranca en el pico Pozúa. Desde este relevante hito, que vierte aguas al Esla y al Sella, la cuerda montañosa se despliega cuatro kilómetros y medio, a lo largo de los cuales se eleva hasta su punto culminante, el Parme, para, después, tras mantenerse durante un trecho a considerable altura, diluir su fragosidad en las hazas de Polvoredo.






El camino entra en una zona boscosa, que ahí que afrontar por su parte alta, para una vez pasada una pequeña riega concluir en una zona despejada, en el puerto de Zalambral, ubicado a 1482 metros de altitud, con una pronunciada cortada en su cara norte, con vistas al bosque de mismo nombre a nuestros píes.






Para continuar unos metros más adelante hasta encontrar el camino, que aunque estrecho está perfectamente marcado y muestra su continuidad hasta la majada dónde concluye la mencionada pista.






El placentero transito en descenso por el marcado camino del  bosque de hayas de  Zalambral, es todo un placer para los sentidos, encontrando en su parte final la riega Cascayin, que hay que cruzar sin ningún tipo de dificultad.






El paso por una nueva riega nos sitúa en la llana de Zalambral, zona turbera, que en función del tiempo puede ser más o menos complicada de transitar, por el volumen de agua retenida que tenga.






En la vertiente de la llana brota la fuente el Gúeyo de Zalambral, que es captada para el suministro de energía de Pio, a la que hay que dirigirse, primeramente por un zona boscosa dónde es perfectamente visible la mencionada canalización, y posteriormente por zonas de praderías, a través de un estrecho camino de piedra, en un transitar de un kilómetro aproximadamente.






La central se encuentra ubicada en el recodo alto del valle, a 1.020 metros de altitud, desde dónde parte una pista de tierra y piedra en perfecto estado de conservación,  de unos tres kilómetros, paralela al río Zalambral, que concluye en el pueblo osejambres de Pío, ubicado a 750 metros, después de transitar durante unos tres kilómetros atravesando bosquetes de hayas y zonas de praderías.










Pueblo que hay que cruzar de extremo a extremo, pasando a la vera derecha de la iglesia de Santo Domingo de Guzmán, construida en 1904.









Y de allí dirigirse ya hacia Oseja de Sajambre, la capital municipal sita a 731 metros de altitud, recorriendo los 3,20 kilómetros por la carretera asfaltada que separan ambas, obviando la desviación a Viandres, sita a la mitad aproximadamente, y tomar un sendero enlosado casi al llegar a la capital municipal, que permite evitar varias curvas y contra curvas en ascenso de la carretera en su parte final.










Dónde finaliza la ruta después de recorrer 19,67 kilómetros, con un desnivel de subida de 864 metros y 1332 de bajada, siendo la altura mínima de 668 metros y la máxima de 1911 metros, que se realiza en un tiempo neto de 5 horas y 50 minutos.







VÍDEO DE LA RUTA.











TIEMPOS DE REALIZACIÓN.

LUGAR                                ALTITUD                 TIEMPO       ACUMULADO.
Curva la Patanera.                  1.209 m.                     00.00                          00.00
Posible Sella.                                                             00.18                          00.18
Claro en el bosque.                                                    00.32                          00.50
Majada la Cerra.                                                        00.10                          01.00
Majada siguiente.                                                      00.15                          01.15
Collado Becenes.                   1.546 m.                     00.20                          01.35
Portillo de Becenes.               1.805 m.                     00.30                          02.05
Pico Pozúa.                            1.911 m.                     00.15                          02.20
Portillo de Becenes.               1.805 m.                     00.12                          02.32
Collado Becenes.                   1.546 m.                     00.22                          02.54
Entrada bosque.                                                        00.25                          03.19
Puerto de Zalambral.              1.482 m.                     00.10                          03.29
Riega Cascayin.                                                         00.25                          03.54
Llana de Zalambral.                                                  00.11                          04.03
Central de Pío.                       1.020 m.                     00.34                          04.37
Pío                                             750 m.                     00.38                          05.05
Salida de Pío.                                                            00.05                          05.10
Desviación a Viandres                                              00.20.                         05.30
Desviación camino a Oseja.                                      00.15                          05.45
Oseja de Sajambre.                   731 m.                     00.05                          05.50              

  
         
MÁS INFORMACIÓN. Pinchar en enlaces.




“Hay que interpretar un fracaso en la montaña como una fantástica lección de humildad, la muestra que la montaña siempre manda”. Javier Campos Dueso, himalayista y explorador.




No hay comentarios:

Publicar un comentario