viernes, 12 de agosto de 2016

María Neira, jamón de plata negra Grande Covian 2016

Galardón entregado el 5 de agosto de 2016, en la sidrería Yumay, de Avilés.


En el año 2011, la sidrería Yumay de Avilés, la entidad Gastrónomos del Yumay y la Fundación Grande Covián, acordaron instaurar el premio “Jamón de plata negra Grande Covián”. Así como que la entrega del galardón anual tuviese lugar en el acto de colofón de las “Jornadas internacionales del jamón ibérico Grande Covián”.
En la I edición, la del año 2011, el galardón recayó en Gloria Grande Mingo, hijo del doctor Grande Covián, y presidenta de la Fundación que lleva su nombre. En la II edición, se galardonó a  Rafael Anson Oliart, presidente de las Academias de Gastronomía Internacional y de España. Gregorio Varela Moreiras, médico y catedrático de la Universidad San Pablo y presidente de la Fundación Española de Nutricia, fue el elegido en la III edición. En el año 2014, Margarita Salas Falgueras, científica asturiana y presidenta de la Fundación Severo Ochoa, fue la galardonada. Y Miguel Pocovi Mieras, bioquímico y catedrático de la Universidad de Zaragoza y secretario de la Fundación Grande Covián, lo fue en la quinta edición.







El jurado encargado de elegir al premiado, se decantó por la doctora María Neira González, directora de Salud y Medio Ambiente de la Organización Mundial de la Salud, como galardonada de la sexta edición, por “Su decidida lucha contra las enfermedades en cualquier rincón del mundo y por su esperanzada promoción de la salud y el bienestar global”. Realizándose la entrega el 5 de agosto de 2016, en un acto que puso el broche a las mencionadas jornadas.
María Llamazares, ejerció de maestra de ceremonias, siendo el primero en intervenir el propietario y director del establecimiento Justo García, quién brevemente felicitó a la galardonada, agradeció la presencia de los invitados y explicó que el premio responde a un intento por parte del colectivo que tiene su sede en el establecimiento, de conseguir un mundo más cordial.









El coordinador de las jornadas, Carlos Guardado, destaco que las mismas se hacen en honor del doctor Grande Covián, del que no se olvidan, destacando que era un amante de Asturias dónde veranea y disfrutaba comiendo sardinas.









A Alberto López-Asenjo, se le cedió la palabra para glosar la figura de la premiada. Amigo personal de María, este funcionario de la administración central española, que ocupo altos cargos en diferentes organismos nacionales e internacionales, es en la actualidad el Consejero de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, en la embajada de España en Francia, su intervención fue un cantó a su profesionalidad y a las mujeres.







Felicito a la Fundación por el premio; al padre de María allí presente en un discreto segundo plano; se congratuló de haber presentado también a Margarita Salas premiada; dio pinceladas de su etapa formativa y profesional; destacó sus vivencias profesionales personales en trabajos en común, destacando la situación vivida cuando el hundimiento del Prestige; su asturianía, ejerciendo de presidenta del Club de Gastronomía de Asturias en Madrid; y el orgullo que sintió durante la II Conferencia Global de Salud Pública y Nutrición, que se celebró en Madrid, con ella como protagonista y la reina Leticia, dos asturianas de referencia.







.

Realizada la emotiva glosa, fue el momento de la entrega de los distintivos que acreditan el premio que se concede. Lola Sánchez y Justo García, propietarios del Yumay, hicieron entrega del cuadro y la estatuilla del galardón; Santiago García –rector de la Universidad- del cuadro que lucirá en el establecimiento y Amada Pico –presidenta del Club de Guisanderas de Asturias- del libro con el recetario del Club.



   








María en su emotiva intervención tuvo palabras de gratitud hacia la Fundación Grande Covián, la sidrería Yumay, los Gastrónomos del Yumay y hacia su glosador, recordando a este le recordó una espicha gourmet que organizaron en Madrid con gran éxito. Destaco que lo importante son las pequeñas iniciativas locales, y está por el recordado Grande Covián es el mejor ejemplo. Recalcó que ella siempre vuelve a sus raíces, hay que estar enraizados, pero ser flexibles y no quedar bloqueados. Su pasión es promover la nutrición, y hacerlo por la gastronomía, pero previniendo la obesidad. Y destaco que la sostenibilidad tiene que ver con la salud.








A continuación hubo una serie de intervenciones, antes de cerrar el acto oficial. Santiago García, recién nombrado rector de la Universidad, destacó el premio HDL de la Cofradía del Colesterol en el año 2008, con motivo de cumplir 400 años la Universidad que a él le toco recoger y reivindico una Universidad de Verano en Asturias, que no existe.









El alcalde de Colunga, Rogelio Pando, disculpó la presencia de Gloria Covián, que aunque se encuentra en la localidad obligaciones personales le han permitido asistir, transmitiendo su felicitación a la premiada y a la organización.








El acto fue cerrado por Mariví Monteserín, alcaldesa de Avilés, que felicito especialmente a la premiada y a Justo; definió a la premiada como un referente internacional de Asturias; recordó los momentos en que pudo disfrutar de coincidir con Severo Ochoa y Grande Covián y deseo grandes éxitos a la Fundación que lleva el nombre de este último.









Concluido el acto oficial, se pasó al comedor anexo dónde tuvo lugar la comida de hermandad en honor a la premiada. En su inicio, Vicente Prado –el Pravianu- cantó el himno del Yumay y el cortador Raúl José Garrido, embajador de la firma 5J, explicó a los presentes varias de las connotaciones que debe de tener un buen jamón ibérico.











A su conclusión María, en compañía de Justo y Guardado, colocó el cuadro que recoge su nombramiento en la pared del comedor, a continuación de los galardonados en las cinco ediciones anteriores.








Y a su petición, la velada concluyo cantando el “Asturias Patria Querida” a los sones de la gaita del Pravianu.











MÁS INFORMACIÓN. Pinchar enlaces.





"Al final siempre acabo volviendo a mis raíces, a Asturias. Hay que tener raíces profundas, pero al mismo tiempo que den ramas y se expandan, para salir fuera". María Purificación Neira González (1960 - ), médico española, directora del departamento de Salud Pública y Medio Ambiente de la Organización Mundial de la Salud.


No hay comentarios:

Publicar un comentario