lunes, 18 de febrero de 2013

Fabricación artesanal de la navaja de Taramundi.

Proceso seguido en la elaboración de una navaja artesanal de Taramundi. Descripción, fotos y video del mismo.
Taramundi es un concejo del Principado de Asturias, ubicado en su zona más occidental, a una altitud media de 276 metros, de pequeñas dimensiones -82,16 kilómetros cuadrados- dividido en cuatro parroquias: Bres, Ouría, Taramundi y Veigas y que cuenta con una población de 792 habitantes (censo de 2011), formando parte desde 2007 de la Reserva de la Biosfera río Eo, Oscos y terras de Burón.
Ser pionera del turismo rural en España, con la apertura del primer establecimiento –Hotel La Rectoral de Taramundi- en 1984 para tal fin, y la elaboración artesana de cuchillería y navajas, son dos de los pilares en los que se sustenta su economía y que le han dado fama fuera del territorio geográfico del Principado de Asturias.
La abundancia de mineral de hierro y de agua, así como de frondosos bosques de donde se podía obtener el carbón vegetal para alimentar las fraguas, ha facilitado sin duda la existencia histórica de una importante industria de elaboración de cuchillos, navajas y similares, siendo los siglos XVIII y XIX los de mayor esplendor, como una derivación de las actividades que se desarrollaban en las ferrerías. A principios del siglo XX existían en el concejo cerca de centena de talleres artesanos, entrando el sector en la década de los sesenta en un proceso casi de extinción,  superado en la actualidad con la existencia de trece talleres artesanales que mantienen esta actividad como una de la más importante.
El gobierno del Principado de Asturias por ser esta artesanía de especial relevancia y por la repercusión que la misma tiene en el P.I.B (producto interior bruto) del concejo, le ha otorgado la denominación Z.I.A (zona de interés artesanal), siendo el primero  obtenerla.
Estos artesanos, además de ser herreros (ferreiros en la zona) necesitan poseer conocimientos de carpintería, ya que son también los elaboradores de parte de los materiales con los que se confeccionan los cuchillos y navajas, combinando técnicas y maquinaria ancestrales con otras nuevas, que les permiten mantener su base artesanal adaptada a los nuevos tiempos.
Actualmente son trece los talleres existentes, cuya titularidad y localidad de ubicación, son:
n      Cuchillería de Taramundi. Taramundi.
n      CQ Navallas de Taramundi. Pardiñas.
n      Díaz y Bermúdez S.C. Veiga de Llan.
n      Fermín Lombardero Riopedre. Abraído.
n      José Luis Bermúdez Revordela. Taramundi.
n      José Luis García Corveiras. Mousende.
n      Luis Bermúdez. Taramundi.
n      M. Lombardía. Os Esquios.
n      Manuel Calvín García. Vilanova.
n      Manuel Martínez Martínez. Vilanova.
n      Pedro Conde Bermúdez. Veiga de Llan.
n      Pedro Lombardero Llenderrozos. Abraído.
n      Pedro Bermúdez Cotarelo. Bres.
Precisamente al taller de este último en Bres, me he desplazado el pasado día once de febrero de 2013, acompañando a los amigos Baltasar Fanjul y Armando Alonso, dónde nos esperaba Ignacio Castelao, para que Armando mostrase y aprendiese técnicas del sector mecánico dental a Pedro, para aplicarlas en la confección de las navajas.



Sentado, con Pedro, entre Armando (a su izquierda) e Ignacio detrás.




Ignacio, natural del cercano pueblo de  Teixo, orgulloso defensor de las navajas de Taramundi, había mostrado a Pedro técnicas aplicadas por el “virtuoso manitas” Armando a parte de su amplia colección de navajas, y una vez vistas este manifestó su interés en conocerlas. Con las herramientas y materiales adecuados, le enseño técnicas de mejor acabado en el canal que contiene la hoja, y la aplicación de resinas y pulidos en mangos y materiales diferentes, que sin duda le aportarán un mayor valor añadido a sus elaboraciones.




Tino, puliendo una incrustación en un mango, en una muestra realizada, con su maquinaría.





Aprovechando la clase magistral, he podido conocer de cerca el proceso productivo de este artesano, que lleva haciendo navajas desde hace dieciocho años, oficio que aprendió de su padre Pedro Bermúdez Braña, aunque éste solamente elaboraba cuchillos. En este período y siempre en el mismo taller, aunque restaurando en el año 2007, elabora unas 1.500 unidades anuales, cuya venta realiza en un 70 % fuera del Principado, del que un 30 % aproximadamente se efectúa a través de Internet, a pesar de no tener tienda virtual.
En el pequeño taller, se encuentra perfectamente ubicado, toda la maquinaria, herramienta, útiles y materiales necesarios para realizar su trabajo, entre los que se encuentran:
n      Forja (A forxa).
n      Torno.
n      Pulidora.
n      Sierra de cinta.
n      Sierra circular.
n      Muela de afilar (a moa afiar).
n      Pulidoras.
n      Todo tipo de herramienta de forja y carpintería.




Vista general del taller.




PASOS ELABORACIÓN DE LAS NAVAJAS.
1.- Para la elaboración de la hoja, se parte de la adquisición del acero laminado, que viene presentado en chapas de 2 x 1 metro. Las chapas se cortan en tiras del tamaño necesario para confeccionar las hojas con cizallas, adecuando la anchura del corte al tipo de navaja a realizar.
2.- En la forja, se afina la hoja mediante golpes de martillo con el acero caliente, dándoles la forma de hoja deseada.








3.- Se marca la hoja, bien personalizado o bien con la marca del artesano, en función de que sea un pedido personalizado o sea una elaboración genérica. Proceso que se realiza a base de martillo y molde personalizado con las letras o símbolos a marcar.







4.- Se hace la argolla, que envuelve el mango, para lo que se parte de acero inoxidable de un milímetro de grosor, que tiene forma de trapecio. Se trabaja con un molde con la ayuda del tufo –herramienta-, marcándola previamente a elección del artesano.



De izquierda a derecha: trapecio de acero, argolla acabada, tufo y molde para trabajarlo.



5.- Se trabaja la parte lateral final de la hoja con un lima, haciendo la forma de píe, agujero para el eje que es la parte que se engancha al mango y permite doblar la hoja contra el mango.
Hoja con la marca del artesano ya realizada, preparada para su enganche.



5.- Se selecciona el material para realizar el mango. Este puede ser de maderas nobles: boj, tejo, ébano, etc, así como de astas, hueso, cuernos de animales, azabache, plata u otros materiales. Pudiendo realizarse de cualquier  material pedido o suministrado por el cliente.
El material más habitual utilizado, y que se utiliza en producciones estandarizadas es la madera. Para ello se cortan la misma en función del mango de la navaja, y se le da forma cónica en el torno.









6.- Una vez confeccionado el mango, se engarza la argolla en el mango y se realiza el canal en el mango, en el que encajara la hoja cuando la navaja este cerrada.










7.- Se monta la hoja con el pie en el mango con la argolla puesta y se da la forma que se desee a la hoja.
8.- Teniendo a la hoja como apoyo, se de la al mango la forma que se desee utilizando las limas.
9.- Una vez realizado este proceso, se desmonta la hoja y se trabaja la misma al temple, proceso que da dureza al acero, que se realiza en la forja, con la ayuda del calor para empaparse posteriormente en aceite o en agua, en función del acero.











10.- Una vez fría la hoja, se vuelve a montar y se afila en la muela de agua compuesta de piedras naturales, por las que se pasa el filo quitándole la posible rebarba y asentando el mismo, dejándola preparada para el corte, a falta del remate final.










11.- Con todo desmontando se pule la argolla.
12.- Se realiza el proceso de montaje: argolla, hoja, mango y remache definitivo.
13.- En el caso de los mangos de madera, y previamente encintando la argolla, se alisa el mismo a mano y se barniza.
14.- Se pule la hoja, de forma definitiva, dando por concluido el trabajo.







Dando por concluido el proceso de elaboración, para la que se emplean un tiempo de 2 horas si se trata de una navaja realizada de forma individual y de 40 minutos en el caso de realización por lote.








Sirva este trabajo como reconocimiento a un oficio artesanal ancestral, que gracias al trabajo y al esmero de estos profesionales ha salido de su letargo, gozando de un reconocido prestigio en todo el territorio nacional, así como mi agradecimiento a Pedro Bermúdez, por mostrarme las técnicas de su elaboración y su permiso para la publicación de la misma.


MÁS INFORMACIÓN.
Pedro Bermúdez Cotarelo. Bres s/n. Taramundi. Tel. 985646867 / 659930398  pbartesania@yahoo.es


Video del proceso de elaboración.








“La navaja no tiene culpa alguna del mal uso que se haga de ella y de sus virtudes y vicios: con una navaja se puede matar es cierto y también con una almohada, y con las manos y con un bate de béisbol y con un palo de escoba y con una plegadora y una piedra y con todo lo que mueve la mala voluntad”. Camilo José Cela (1916-2002) escritor español, premio Nobel de Literatura.

1 comentario:

  1. el navajero de azuqueca1 de marzo de 2013, 23:47

    muy interesante el blog,el verano pasado estuve en una casa rural en vega de zarza y estuve visitando a varios artesanos de la navaja, entre ellos a Pedro Bermudez, muy buen artesano y mejor persona,espero volver pronto por esas tierras.yo tambien soy navajero,si lees esto Pedro, sabrás quien soy,el amigo de Benjamin e Ivan Allonca, mi blog :httphttp://elnavajerodeazuqueca.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar