lunes, 27 de julio de 2015

Asociación Conservadora Asturcones del Sueve celebra una comida de hermandad con Cofradías.

Celebrada en el prao la Pomarada,  de la Asociación en Vallobal (Piloña), el 25 de julio de 2015.

En el oriente del Principado de Asturias, se encuentra el concejo de Piloña, que tiene una extensión de 283,89 kilómetros cuadrados  y cuenta con un censo poblacional cercano a las 8.000 personas. El concejo limita al norte con los concejos de Villaviciosa y Colunga y al este con el de Parres, está vertebrado en 24 parroquias, una de las cuales es Vallobal.
Esta pequeña aldea se encuentra en el norte del concejo, con acceso por carretera a través de AS-258 que comunica Colunga con Piloña, muy próxima a las también parroquias y aldeas piloñesas de Borines y Miyares, en las faldas de la sierra del Sueve.
A pesar de su pequeño tamaño fue referencia comarcal al estar en ella ubicado la malatería de San Lázaro durante cinco siglos, y encontrarse en sus inmediaciones la Cueva del Sidrón. En esta peculiar estructura geológica, declarada Reserva Natural Parcial, se descubrió en 1994 uno de los asentamientos humanos más importante de la península ibérica, datados de la época del Neardental, con una antigüedad de unos 49.000 años.
Su cercanía a la sierra del Sueve y su menor altitud con respecto a esta, ha sido el motivo por el que la ejemplar Asociación Conservadora del Asturcón del Sueve (A.C.A.S) adquiriese en 1990 en la localidad el prau o finca conocido como la Pumarada, para acoger a los caballos asturcones de la Asociación cuando las condiciones climatológicas les fueran adversas o alguno de ellos necesitara de atenciones específicas.
Y fue en este prau, dónde la directiva de ACAS quiso celebrar una comida de hermandad con aquellos colaboradores y Cofradías gastronómicas con las que mantiene cordiales relaciones y son fieles colaboradores para que la fiesta del Asturcón, de la majada de Espineres se consolide y crezca año a año, eligiendo como fecha de celebración de este primer encuentro el día de Santiago, el 25 de julio de 2015.
Atendiendo a su cordial invitación acudimos una representación del Círculo Gastronómico de los Quesos Asturianos,  Cofradía de Amigos del Quesu Gamoneu, Cofradía de la Buena Mesa de la Mar y Cofradía del Oriciu, así como una representación institucional del Ayuntamiento de Piloña y de la Asociación Piloñesa de Turismo Rural (Aspitur), encontrándonos a la entrada de la finca con el recibimiento del bello ejemplar de Asturcón de cuatro años,  de nombre Makarty, que había sido bajado de la sierra para la ocasión.











Estando la representación del Círculo Gastronómico de los Quesos Asturianos, compuesta por Aquilino Suárez, Jesús Solis, José Luis Suárez, Jorge Martínez, Juan Granda y el que suscribe, mientras que Javier Escobio en esta ocasión ejerció como anfitrión en su calidad de secretario de ACAS.




De izquierda a derecha con: Manolo Roza -presidente de ACAS-, Aquilino, Juan, José Luis, Jesús, Javier y Jorge.




Con todos los invitados ya presentes dio comienzo la comida de hermandad, que se celebró bajo la protección de la carpa que habitualmente alberga la comida de la fiesta del Asturcón en Espineres, instalada para la ocasión.











Comida compuesta por empanadas, tortillas, chorizos y el típico boroñu oriental –harina de maíz rellena de chorizo, tocino, costilla y morcilla-, también llamado en la zona “boroña de forna”; paella de marisco y arroz con leche y queso azul.







Comida con diferentes colaboraciones, así Victorina Llera, cónyuge de Manuel Roza uno de fundadores de ACAS, elaboró la exquisita y contundente “boroña de forna”; Fernando Díaz, elaboró la paella al puro estilo de su difunto padre Alfonso, el recordado empresario restaurador propietario del restaurante la Pérgola, de Sevares; aportando el Círculo Gastronómico de los Quesos Asturianos, el queso azul, que elabora la quesería Tierra de Tineo.












En la sobremesa tuvo lugar una serie de intervenciones de los diferentes representantes de los colectivos presentes, ejerciendo el encargado de comunicación  de ACAS, Víctor Pis, como maestro de ceremonias, entregándose previamente a José Manuel González Gutiérrez, cofrade de la Cofradía de la Buena Mesa de la Mar, una placa de la Asociación en reconocimiento a su colaboración con la fiesta del Asturcón desde 1982, que recibió de Javier Escobio, secretario de ACAS.




Javier Escobio, entregando la placa a José Manuel.

José Manuel, asando sardinas en la XXXIII Fiesta del Asturcón, celebrada el 24 de agosto de 2013.




Víctor explicó someramente el objeto de la comida, la primera que se hacía y fue cediendo la palabra a los diferentes representantes de los colectivos presentes, y presentó el programa que tendrá en la edición XXXV el festival del Asturcón, que se celebrará el sábado, 22 de agosto de 2015, y que fue presentado oficialmente el pasado 10 de julio en el Centro Asturiano de Oviedo.











Programa que en el acto oficial, en la entrega de las distinciones Espineres 2015, se entregara una de ellas a Tito Gomez Pérez, propietario de la entidad mercantil Steel Metal Norte, S.L., cofrade de la Cofradía de la Buena Mesa de la Mar y colaborador de la fiesta, en la que se hace cargo de los costes de la bonitada y sardinada que edición tras edición se realiza en la majada, presente en la comida y cuya altruista colaboración fue reconocida por todos los presentes.
Seguidamente se le cedió la palabra a Alejandro Fernández, secretario de la Cofradía del Oriciu, de Gijón, que colaborarán por primera vez en la fiesta. Ellos serán los encargados de elaborar una paella de marisco que se degustará durante la comida de la misma.
Vicente Quintanilla, en su calidad de presidente de la Cofradía de la Buena Mesa de la Mar, se congratuló de la celebración que se estaba realizando y renovó el compromiso de colaboración que se mantiene con ACAS desde prácticamente los inicios de ambas asociaciones.
Una nueva Cofradía se ha sumado a las dieciséis ya existentes en el Principado de Asturias, la de la Avellana de Piloña, que se presentó ante los medios de comunicaciones  el 11 de noviembre de 2014, pero que aún no ha realizado su presentación oficial. Y a Juan Roberto Pérez -presidente de la misma - se le cedió la palabra, congratulándose de pasar a formar parte del colectivo y comprometiénmdose a divulgar las excelencias y bondades de la avellana piloñesa.
A continuación se cedió la palabra al que suscribe, en representación del Círculo Gastronómico de los Quesos Asturianos, renovando también el compromiso de acudir a la fiesta y llevar a la misma quesos de Asturias, al igual que se hizo en la edición anterior, en la que el Círculo fue reconocido con una de las distinciones que anualmente realizan.
La Junta directiva de ACAS debía de tener protagonismo, y en su nombre se le pidió intervenir a Chelo, vocal de la misma, quién pidió compromiso a los jóvenes de la Asociación presentes para seguir manteniendo una tradición por la que lucharon y se desvivieron sus antepasados.




De izquierda a derecha con Alejandro, Vicente, Víctor, Juan Roberto, Manolo, Iván, José Manuel, Escobio y Martín.




En su labor de involucrar a todos los colectivos que apuestan por divulgar y difundir la fiesta y al Asturcón, no se olvidó de la Asociación piloñesa de turismo rural (Aspitur), cediendo la palabra Nacho Montes, su representante, quién presentó la placa distintiva de sus establecimientos asociados y que forma parte del acuerdo de colaboración con la Asociación de comerciantes y servicios de la villa de Infiesto (Coservi) para impulsar el plan estratégico de comercio y turismo local. Placa que bajo el slogan “Piloña, tierra de asturcones” figurara en los 70 establecimientos propiedad de los 40 asociados que componen la misma.








Al recién electo alcalde de Piloña, Iván Allende, tomo el relevo y en su intervención mostró el compromiso y la predisposición de la corporación que preside con la fiesta y el colectivo, para poder dimensionar la misma y alcanzar los reconocimientos que la misma se merece.
A Manuel Roza, como presidente de ACAS, le correspondía cerrar el turno de intervenciones, pero ante su indecisión los presentes no dudamos en solicitarnos que nos deleitara con una canción de tonada, de la que es un consumado especialista, petición que atendió gustoso.








La sorpresa del acto fue el órdago lanzado en su final por Javier Escobio, como secretario de ACAS, proponiendo la creación de una Hermandad Montaña-Mar, o cómo se quiera llamar, entre ACAS y las diferentes Cofradías gastronómicas del Principado de Asturias. Propuesta que contó con el beneplácito inicial de los representantes presentes, que de salir adelante serían los fundadores de la misma.
Estupenda y novedosa reunión de confraternidad que puede tener importantes consecuencias a corto plazo para el movimiento social de la gastronomía, siempre y cuando las diferentes Cofradías aprueben internamente la propuesta realizada.
Vaya desde el presente mi enhorabuena por la iniciativa y mi agradecimiento personal por la invitación cursada a toda la directiva de ACAS, y en concreto a Manolo, Javier, Saúl, Chelo, Pablo, Abel, Rubén, David y Jonathan, presentes en la comida. ¡¡¡ Nos vemos el sábado 22 de agosto en la majada de Espineres  !!!




Manuel Roza -uno de los fundadores de ACAS-, Victorina Llera -esposa de Manolo y elaboradoradora de la borona de forna- y Chelo, vocal de la junta directiva de ACAS.




MÁS INFORMACIÓN. Pinchar en enlaces.





“Piloña, tierra de asturcones. El tiempo se para en la comarca del Sueve”. Slogan de la Asociación Piloñesa de Turismo Rural

No hay comentarios:

Publicar un comentario