domingo, 24 de febrero de 2013

I Exposición de camelias de Luarca. Febrero 2013

Luarca ha acogido los días 23 y 24 de febrero de 2013 la I Exposición de Camelias, que se ha realizado en la sala municipal Álvaro Delgado. Descripción, fotos, pregón y vídeo de la misma.

Bajo la organización del hotel & restaurante La Casa de las Camelias, de Busto (Valdés), el patrocinio de: Turismo Luarca Valdés, Aviatur, Macysa, S.L. BBVA, Cajastur, Banco Herrero, Caja Rural de Asturias y la Caixa, y con la colaboración de la Asociación Gallega da Camelia, Sociedad Española de la Camelia, Asociación de Comerciantes de Luarca, los Jardines de la Fonte Baixa y el Ayuntamiento de Valdés, se ha celebrado la I Exposición de Camelias de Luarca y del occidente del Principado de Asturias, que ha acogido a veintisiete expositores procedentes de las provincias de A Coruña (4), Pontevedra (9), Lugo (1), Cantabria (1) y del Principado de Asturias (12), que han mostrado más de 500 variedades del género Camellía.
 
 
 
Los expositores presentes, por orden alfabético con su lugar de procedencia, han sido:
1.- Alberto Castro y María Otero. Rianxo. A Coruña.
2.- Alfredo Blanco. Canero (Valdés). Principado de Asturias.
3.- Ana Calo. Boiro. A Coruña.
4.- Antonio Seoane. Boiro. A Coruña.
5.- Amelia Mirás Fojo. Caldas de Reis. Pontevedra.
6.- Aurora Méndez. Brieves (Valdés). Principado de Asturias.
7.- Benedicto Parto. Gijón. Principado de Asturias.
8.- Carmen Costas. Benbrive (Vigo). Pontevedra.
9.- Daniel y Suska Marqués. Trevias (Valdés). Principado de Asturias.
10.Elena Fernández. Busto (Valdés). Principado de Asturias.
11.- Evaristo Lombardero. Ribadeo. Lugo.
12.- Federico Muñiz. Cadavedo (Valdés). Principado de Asturias.
13.- Francisco Ovalle Garrido. La Roda (Tapia de Casariego). Principado de Asturias.
14.- Isabel Salinero Corral. Saians (Vigo). Pontevedra.
15.- Jaime Escofer y Rosa Crespo. Valga. Pontevedra.
16.- Jardines de la Fonte Baixa. Luarca. Principado de Asturias.
17.- José Freire Cruces. Padrón. A Coruña.
18.- Juan Carrasco. Tapia de Casariego. Principado de Asturias.
19.- Juan y Trini. Barcia (Valdés). Principado de Asturias.
20.- La Casa de las Camelias. Busto (Valdés). Principado de Asturias.
21.- Manuela Couso. Cuntis. Pontevedra.
22.- Mara Fariña. Marín. Pontevedra.
23.- Marco Cobo. Jardín de la Rabia. Cantabria.
24.- Margarita Suárez. Pravia. Principado de Asturias.
25.- María del Carmen Corral Luengo. Saians (Vigo). Pontevedra.
26.- María Jesús Melón. Villagarcía de Arousa. Pontevedra.
27.- María Teresa Justo Pintor. Redondela. Pontevedra.
 
 
Expositores miembros de la Asociación Galega da Camelia, con el organizador Rafael Ovalle,  a la izquierda en segunda fila.
 
La inauguración ha tenido lugar en la mañana del día 23, en el salón de actos del Círculo Liceo, edifico anexo a la sala, formando la mesa presidencial:
** José Manuel Vallejo, alcalde del Ayuntamiento de Valdés.
** Patricia Menéndez, concejal de Cultura del Ayuntamiento de Valdés.
** Laura Ovalle, representante de la Casa de las Camelias.
** José Manuel Alba, representante de los Jardines de la Fonte Baixa, y
** Carlos Cuesta, pregonero de la Exposición.
y que ante sí tenia bellos ejemplares de la especie “Torre del Ama”, especie desarrollada por José Diego Maziñeiras, en Mañas (A Coruña) dónde llegó a tener un bosque de camelias de más de veinte hectáreas.
 
 
De izquierda a derecha: Alba, Carlos, Vallejo, Patricia y Laura.
 
 
Las intervenciones de Laura, y Patricia, precedieron al pregonero, cerrando el acto el alcalde valdesano. Laura agradeció la asistencia de lo expositores y los apoyos recibidos de patrocinadores y colaboradores, en especial a las Asociación gallega, a la española y a la internacional de camelias; Patricia daba la bienvenida a todos, en especial a los foráneos y agradecía a los organizadores la puesta en marcha de este importante evento; mientras que el regidor felicitaba a la organización y se comprometía por mantener y potenciar este proyecto, que ha conseguido un eco muy importante en los medios de comunicación regionales y nacionales, y que sin duda será un elemento diferenciador y competitivo turístico del municipio.
El periodista y presidente de ASPET (Asociación asturiana de periodistas y escritores de turismo) en un pregón que tituló “Territorio camelia” realizó todo un canto a la auténtica protagonista del evento,  y con su verbo fácil, ágil, pausado y directo deleitó a los presentes,  no faltando referencias históricas ni mención al occidente, el territorio asturiano en el que está más presente. El pregón integro se reproduce al final del presente, por gentileza de su autor.
 
 
Carlos, dando lectura a su pregón.
 
El acto concluyó con la entrega de un presente a los expositores, consistente en una planta de la bella camelia “Fentifolia Alba”, ejemplar de color blanco de múltiples pétalos, procedente de Viveros Oballe, en Busto (Valdés), propietarios a su vez del Hotel restaurante La Casa de las Camelias, fundados en 1983 y que con sus más de veinticinco hectáreas íntegras de viveros de camelias, son toda una potencia europea en el sector, cuya producción va destinada casi íntegramente a exportación.
Ya por la tarde, se abrió al público esta peculiar exposición, segunda de este tipo que se realiza en el Principado, que se suma a las ocho realizadas por la “Asociación de amigos de la camelia del valle de Turón” en Turón (Mieres), en la que hemos podido disfrutar de un espectáculo de color y estética único, en la que colores, formas y presentaciones dejaron perplejos a más de uno, entre los que me incluyó.
 
Vista general de la exposición.
 
El género Camellia agrupa a más de 250 especies diferentes, sumando cerca de 30.000 variedades, son originarias de las regiones tropicales y subtropicales de Asia sudoriental, China y Japón, y su introducción en Europa se debe al botánico y misionero jesuita Georg Josephus Kamel, que en el siglo XVII las transporto desde Filipinas. Las camelias tienen múltiples aplicaciones alimentarias e industriales, por ejemplo la de su aceite que contiene componentes de la línea del olivo como el ácido oleico y de las hojas y brotes de la especie Sinensis se obtiene el té, siendo la Japónica la más extendida en jardinería, siendo muchas de las expuestas de esta especie.
Este evento, al que he acudido por invitación de la organización y para arropar al amigo y presidente Carlos en su pregón, me ha permitido acercarme un poco más a está llamativa y preciosa especie botánica, cuyo primer acercamiento a la misma se debe a las diferentes visitas que cursó a los Jardines de la Fonte Baixa en el Chano (Valdés) que con sus más de 10.000 ejemplares –uno de ellos catalogado entre los tres más antiguos de Europa- y 200 variedades, posiblemente se encuentren entre los que contengan mayor número de unos y otras de Europa.
 
 
Con los valdesanos Manolito, Rubén, Paloma, Conchita y José y el pregonero, de izquierda a derecha.
 
 
Conocer de mano del expositor Evaristo Lombardero el aprovechamiento maderero que ofrecen las camelias, exponiendo como ejemplo una caja tallada confeccionada con la misma. Que el descubrimiento en el año 2004 en la región de Yuman en China, de la especie Changuii que florece todo el año, implica la existencia de camelias florecidas durante todo el año, aunque la inmensa mayoría florecen de septiembre a mayo, de la mano de Rafael Ovalle o de la enorme afición existente en Galicia, dónde se constituyó en el año 2001 la Asociación Gallega y la Española, que cuenta con más de 400 asociados de todo el mundo, que organizan unas 30 exposiciones anuales, a las que hay que sumar el Concurso-Exposición anual, que se realiza rotativamente en Vigo, Pontevedra y Villagarcía de Arosa, así como la específica organizada en Boiro, de la especie “Sasanqua”, la única con olor, y que no alcanza al 10 % de las existentes, a través de los expositores llegados desde Galicia, completaron la bonita experiencia vivida en mi visita a la querida villa blanca de la costa verde.
 
 
Caja tallada, confeccionada con madera de camelia.
 
 
La organización completo el evento con una visita guiada diaria a los “Jardines de la Fonte Baixa” y contó con la colaboración de los restaurantes asociados a Turismo Luarca-Valdés, que ofrecieron atractivos menús especiales confeccionados específicamente para la ocasión,  a un precio único de 15 €, así como la de los alojamientos de dicha Asociación y los de Avatur con ofertas especiales para el fin de semana.
Con los amigos Carlos y José Manuel, he disfrutado del magnífico y amplío menú elaborado por hermanos Menéndez en su emblemático restaurante Sport, compuesto de: ensalada de manzana, fabada asturiana, jarrete de buey y arroz con leche, complementado con bodega de las D.O.P. Rueda y Navarra, que ya de por sí bien merecía una visita a Luarca.
 
 
Con Carlos, Mayte, Juan Carlos y José Manuel, de derecha a izquierda.
 
Mi más sincera felicitación a la organización por esta estupenda iniciativa y el éxito alcanzado, animándoles a continuar el camino emprendido, a la vez que animo y espero que la administración y asociaciones turísticas locales continúen apoyando un evento, que ha transcendido fuera de nuestras fronteras y puede ser un excelente dinamizador de la comarca anualmente en el duro mes de febrero.
 
MÁS INFORMACIÓN.

Video de la camelias expuestas.
 
 
PREGÓN DE CARLOS CUESTA.
Todo Valdés y una parte estimada de este concejo marinero como por ejemplo El Chano, Busto, Trevías, Barcia…forma parte del territorio Camelia. Ese entorno de la Marina local donde brotan las Camelias, ese arbusto mágico y placentero cargado de sentimiento, paz, sosiego, belleza, delicia, lirismo, olor, estilo y verdad floral…
La Camelia tiene un nominativo eufónico, gracioso y responde a una flor de infinidad de colores, marcada en la familia de las teáceas. Algunos la llaman Rosa del Japón, quizá por su procedencia.
Es plena en el parterre infinito de la costa asturiana. Siempre busca el placer oloroso de la vida natural. La Camelia es flor invernal,  aristócrata con base popular. En los Palacios, Castillos y Casonas de la España medieval las damas exquisitas ya gustaban de esta natural flor. Jimena la esposa del Cid Campeador, Berenguela de Castilla e Isabel La Católica eran amantes de las Camelias y siempre tenían a mano esa flor alegre y vistosa para adornar sus piezas o envolver sus vestidos. Lo mismo que la emperatriz Eugenia de Montijo quien hizo de las Camelias su santo y seña y proyectó por toda Francia la esencia y atractivo de esta flor universal…
Esta flor llamada Camelia vuela por el jardín de la dicha con ánimo natural y belleza eterna. Se abre a la vida con el humus agrícola que le da abrigo, consistencia y materia gris. Su presencia regia y directa adorna la fiesta de las flores y en su caminar por el vergel de los sentidos busca la complacencia de sus naturales para anunciar que la marca japonica está en su terreno y  lugar.
Todo su fruto es alegría, viveza, sentimiento, manto floral, color, efluvio, calor, emoción, gozo, impresión y atmósfera. La Camelia, las camelias… siguen ahí sujetas al arbusto del placer, enganchadas a unas hojas verdinegras bien definidas y que siguen la pauta de lo notable y natural. Y esta exposición apunta bien a las claras lo que el terreno de estos contornos litorales ofrece para echar la flor.
Flor de la Camelia, pureza abierta, madrigal de galantería, yema y brillo…Su observación da lustre y ornato a la vista. Y eso es mucho.
A mí las Camelias me enganchan. Tienen un buen nombre, son bellas y espléndidas como un edén, adornan los senderos de la existencia, huelen a sahumerio, son fuente de salud natural, tienen lozanía en la floración y se extienden al universo floral como la enredadera eterna que quiere envolver con su verdor ramero la esencia iniciática de un pensil frondoso y acicalado.
La rosaleda busca amistad en las Camelias, estas son amigas de todo el vergel y pienso yo…, ahí está la grandeza de estas flores de color distinto y peristilos amplios… En el bosquete de la amistad, las camelias disfrutan con su gracejo y su alma natural agarradas a la suerte de su formación y al trabajo sentido de su floricultor que les da paciencia, manutención y las presenta con planta en el aguedal de la divinidad. Todo aquí es fruto de Camelia, contento, disfrute y encanto. La huerta florida se esfuerza en recibir las últimas plantaciones de ese árbol dichoso y acuático. Y esos capullos aguerridos están esperando su genética y su vida para adornar con su base natural la estupenda muestra que los expertos florales de Valdés quieren mostrar a su pueblo. Y ya se sabe, donde hay Camelias hay vida, existencia, consenso, amistad, verdad y flor de la edad… Lo mustio para otros, aquí abunda la floración, lo florido, el auge, lo multifloro, el brote, la florescencia, el parque, la lozanía, el desarrollo y la sutileza. Me lo dicen Las Camelias o mejor dicho la Casa de las Camelias en Busto, organizadora de este acontecimiento floral…
 
 
Anónimo: “La camelia le pidió a Dios dos deseos, pero esté le concedió uno: ser la flor más hermosa y bella, pero también  la menos duradera”.
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario