jueves, 31 de mayo de 2012

Exaltación al queso Idiazábal.

De la mano de Luisa Villegas y Jesús Mari Ortmaetxea, ambos de la Cofradía del queso Idiazábal, y del cocinero y pastelero Miguel Sierra, se ha realizado la exaltación del queso por antonomasia en el País Vasco, el Idiazábal.


La sede de la Cofradía de Amigos de los Quesos del Principado de Asturias, vuelve a acoger una nueva reunión del grupo que exaltamos a un queso en nuestras comidas mensuales. Pero esta no ha sido una comida más, sus ingredientes - y no solamente los culinarios -  han hecho que la misma sea difícil de olvidar para los que hemos tenido el placer de asistir.
Todo comienza el 10 de marzo, con motivo de su nombramiento como Cofrade de Honor en el II Gran Capítulo de la Cofradía del Oriciu en Gijón, y en base a una fluida relación de más de una década, propongo a Miguel Sierra la posibilidad de estar con nosotros en una de las comidas mensuales. Mi propuesta es la de repetir su “Merluza a la sidra” con el que había quedado campeón en el “Campeonato de Europa de platos creativos de pescado”,  en la edición del año 2000 celebrada en Holanda. Miguel con su clásica predisposición acepta y como es imprescindible que la receta lleve queso,  me dice que uno ahumado que le va de maravilla, motivo por el cual elegimos el Idiazábal, desechando nuestro Gamoneu, al que le tenemos asignada una “exaltación” especial.




Miguel, con cuatro asiduos a las comidas: Iñaqui, José, Granda y el que suscribe en Gijón.




Ya teníamos a un cocinero, ahora había que conseguir un queso de la máxima calidad y documentarlo históricamente y técnicamente. Así que el 25 de abril me pongo en contacto con Jesús Mari Ortmaetxea, vicepresidente de la Cofradía del Queso Idiazábal, para ver si era posible el envío de información y el asesoramiento para la adquisición del queso. Gratamente sorprendido, el 3 de mayo, me envía la documentación solicitada, solicita la dirección de envió de los quesos y me manifiesta su predisposición de estar con nosotros en dicha comida. El puzzle se completaba.
Y llega el gran día, el 22 de mayo de 2012, con todo listo y preparado para disfrutar de una velada especial, con un grupo más numeroso de lo habitual, siendo en total 23 las personas, que nos damos cita, formando un grupo heterodoxo pero amigable dónde los haya. A los habituales Alfonso Lozano, Gerónimo Lozano, Gustavo Izquierdo, Iñaqui Canga, Ismael Fernández, Jorge Martínez, Josele Quirós, José Luis Corripio,  José Suárez, Juan Granda, Manolo Secades, Pachi Colunga, Pepe Doncel y el que suscribe, se suman Luis Alberto Abascal, Pascual Cabañas (queso Rey Silo) y de nuevo Enrique Nuño. De fuera del Principado recibimos a los cofrades del Idiazábal, Jesús Mari y Luisa Villegas, está última también en representación de la Asociación Artzai Gazta; Tino Sampedro y Santi Flor, de las Cofradías de la Anchoa de Cantabria y del Hojaldre de Torrelavega respectivamente; Enrique Ojanguren, empresario asturiano en Barcelona, en la que comercializa quesos asturianos, y como no nuestro invitado de lujo, Miguel Sierra. La presencia de Luisa, motivo la de Ojanguren –que también le comercializa a ella sus quesos en Barcelona- y la de Pascual, colega de profesión.









Con todos los asistentes previstos ya en la sede, la mesa elegantemente vestidos con alegorías del producto a exaltar, así como un dossier informativo y ficha de cata del mismo, se realizan las presentaciones pertinentes y se da la bienvenida a nuestros numerosos invitados, comenzando con las intervenciones explicativas, mientras el bueno de Miguel se preparaba para dar el último toque a sus elaboraciones y el montaje de las mismas.
Jesús Mari abrió la amplía rueda de intervenciones, nos trasladó 500 años atrás, fecha en la que Juana la Loca concedió a Ordizia la realización de la feria todos los miércoles del año, en el que siempre se ha comercializado el queso; nos explicó el porqué de la fundación de la Cofradía del Idiazábal en el año 1990 y sus actividades;  nos hablo del concurso de los quesos anual y la subasta del queso ganador, por el que se ha llegado a pagar //12.200// € y  al que acuden como invitados lo más granado de la gastronomía y de la crítica especializada, haciendo especial hincapié en la importancia que tienen los medios de comunicación para transmitir las bonanzas de un producto y facilitar su conocimiento y comercialización;  acabando emplazándonos a su Gran Capítulo en julio y a la feria y concurso de quesos en septiembre.





Jesús y Luisa, de pie, con el uniforme de su Cofradía,  dirigiéndose a los asistentes.




Luisa Villegas, tomo el relevo, para explicar como se creo la Asociación, las funciones que realizan y el fin de la misma; explico las peculiaridades de la oveja Latxa (de la que nos trajo una muestra de su lana), de la que se obtiene la materia prima necesaria para la elaboración del queso; la elaboración de este y los diferentes tipos del mismo; así como el papel del Consejo Regulador de la Denominación de Origen Protegida, y de ellos mismos en defensa del auténtico Idiazábal.  Resalto la importante evolución que en los últimos cinco años,han tenido las queserías certificadas en la Denominación de Origen Protegida, en la que se han incrementado de forma exponencial las explotaciones artesanas en detrimento de las industriales, lo que redunda en una importante economía rural, viviendo en la actualidad más de 500 familias en el entorno productivo del queso. También puso en valor los parámetros diferenciadores de un queso certificado por la DOP, como por ejemplo la marca de caseína que debe de tener cada pieza, y que permite todo su trazabilidad.




 Luisa mostrando una de las piezas, con la marca de caseína identificativa.





La Asociación está formada en la actualidad por 116 pastores-elaboradores de queso, de las provincias de Álava, Guipuzcoa, Vizcaya y Navarra, que es el ámbito de actuación de la D.O.P. Idiazábal. Surgió a mediados de la década de los ochenta del siglo pasado, con el objetivo de trabajar por la mejora de la calidad del queso de pastor y por la defensa de su identidad: queso elaborado por el pastor con leche cruda obtenida de las ovejas latxas de su propio rebaño.
Las funciones que desarrolla son, entre otras, la asistencia técnica y formación a los socios, la compra-venta de consumibles de quesería, la promoción, organización de concursos, catas comentadas, asistencia a ferias, presentaciones y comercialización del queso de sus socios, y todo ello en estrecha colaboración con el Consejo Regulador de la D.O.P Idiazábal.
Mientras intervenía Luisa, Jesús Mari comenzaba con el corte de los tres quesos  y el reparto de las cuñas de las piezas, momento en el que Luisa comenzó con la realización de la cata y las explicaciones de la elaboración y peculiaridades de cada uno de ellos, mientras nosotros disfrutando con su maravillosa ingesta, completada con las magnificas y concretas explicaciones que nos realizaban.
Los quesos seleccionados expresamente para la ocasión, han sido:
** Artzai Gatza Beizama. Elaborado por Patxi Otaegi Labaka, en Biezama (Guipuzcoa), y  con apenas cuatro meses de maduración (lote 28-01-2012).
** Artzai Gatza Entzia. Elaborado por Nieves Pérez de Albéniz, en Salvatierra (Álava), con una maduración de un año (lote 20-05-2011), y
** Artzai Gataza Basondo. Elaborado por los Hermanos Audikana Sáez de Bikiña, S.A. en Gereñu (Alava). Este queso con cerca de un año de maduración (lote 09-06-2011) tiene la peculiaridad de estar ahumado con espino negro, durante una media de 5 horas.








Luisa explicó con detalle cada queso y contestó a cuantas preguntas se le formularon, despejando entre nosotros las dudas sobre este peculiar y grandioso queso, dejándonos claro –en contra una opinión muy generalizada- que los quesos que más se elaboran en la DOP no son los ahumados, sino al contrario, estos son los mínimos. Ahumados con las maderas propias de cada zona de elaboración, son pequeñas obras de arte que se hacen en lo que ellos denominan “armarios” de una pequeña capacidad, utilizándose maderas tan dispares como la haya, el cerezo o el degustado de espino negro.
Con las explicaciones y degustación de las tres piezas, el siguiente en tomar la palabra fue Tino Sampedro. Él estaba presente en mi conversación con Miguel en Gijón y no dudó en mostrar su predisposición en acompañarnos este día. Tino fue uno de los fundadores de la Cofradía de la Anchoa de Cantabria en Santoña en el año 1996, y uno de sus más entusiastas cofrades y embajadores, siendo raro el evento que no sorprenda a sus contertulios sacando octavillos del exquisito manjar de sus bolsillos. En este caso no fue un octavillo con el que nos agasajo, sino una pandereta extra de unas 80 piezas, de anchoas del Cantábrico en aceite de oliva de la costera 2011, de la firma santoñesa Anchoas el Capricho, S.L. En su turno, y mientras dábamos cuenta de las tres-cuatro piezas que nos tocaban por cabeza, explicó los peculiares rasgos característicos que debe de tener una buena anchoa en aceite y  los pasos correctos para su conservación y degustación. Seguro que más de uno tomó buena nota para una mejora ingesta.




 Tino realizando las explicaciones pertinentes entre Enrique R. Nuño e Iñaqui.




Un Miguel expectante detrás de la pequeña barra, a pie de fogón, cuando concluyó Tino, comenzó a montar el plato estrella de la velada, la mencionada “Merluza a la sidra” en este caso aromatizada con el queso ahumado Basondo. Montaje sencillo, pero con una tremenda elaboración detrás, que sólo ha sido posible gracias a la complicidad de Luis Alberto con Miguel y con nosotros, cediéndole sus instalaciones en Casa Fermín para poder realizar sus elaboraciones y concluirlas ante nosotros.










En mi presentación de Miguel, solamente he realizado unas leves pinceladas de su amplío curriculum. Con él no puedo ser imparcial, es mucho el aprecio y reconocimiento que tengo a uno de los más grandes de nuestra gastronomía, y bastantes las vivencias con él disfrutadas, por eso como un pequeño homenaje a su figura, en el anexo del presente, tienen mi pequeña “exaltación” a Miguel.
En su intervención nos explicó lo que le motivo en su momento la elaboración de este plato, y cómo fue presentado a concurso. Perfeccionista como pocos, en muchas ocasiones le escuche que hay que buscar siempre el 10, el plato fue presentado a concurso sobre una pieza –por él realizada- de madera sacada de un llagar asturiano de más de 400 años, y la sopa presentada en un tubo de ensayo, sobre una base de cobre –también realizada por él- para que cada comensal se sirviese. Han pasado 12 años de aquél éxito, y los materiales utilizados (como otros muchos utilizados durante estos años)  descansando en algún lugar que desconoce del  domicilio de sus padres, consiguiendo rescatar uno de los tubos, que se llevo para mostrarnos.
Dos veces nos ha manifestado que ha preparado este plato después de obtener el campeonato, y en las dos he tenido el placer de poder degustarlo. La primera en noviembre del 2000, después de impartir una clase magistral a los alumnos del 3º curso de la Escuela de Hostelería del Principado de Asturias, con posterior presentación y degustación con los medios de comunicación, y la segunda como reconoció -para mi sorpresa- en esta ocasión.




 Miguel, con su chaquetilla de MMAPE 01 (Mejor maestro artesano pastelero de España 2001) explica con la sopa en el tubo la elaboración realizada.




Una vez dado cuenta del exquisito plato, le tocó el turno a Santiago Flor. Santi tampoco dudo en apuntarse a la comida, cuando nos escucho a Tino y a mi hablar de ella, y en Oviedo se nos plantó con una buena bandeja de polkas de hojaldre, a quienes rinde pleitesía la Cofradía del Hojaldre de Torrelavega, fundada en el año 2000 entre otros por él y por Tino. Ciclista amateur en sus años jóvenes, y por ello buen conocedor de nuestra tierra, es un reconocido empresario hostelero, propietario del restaurante La Venta de Castañeda, ubicado en el pueblo de mismo nombre, sito en la carretera nacional 634, a escasos kilómetros de Torrelavega en dirección a Solares. Su establecimiento  fundado en 1991, es uno de los más conocidos y apreciados de Cantabria, formando parte del Club de Calidad Cantabria Infinita desde su fundación en el año 2000.




 Santi con su bandeja de polkas.



Santi, como gran comunicador mientras Miguel realizaba el montaje del postre, puso en valor el hojaldre de Torrelavega, y lo que el mismo significa en la industrial ciudad cantabra, de la que es uno de sus símbolos. Los hojaldres parece ser fueron introducidos en la ciudad por el burgalés, Ángel Blanco Merino, a finales del siglo XIX, cuando se instaló en la ciudad procedente de Vitoria, montando en ella su obrador y negocio. También puso en valor la existencia de diferentes establecimientos acreditados en hacer no sólo este emblemático dulce, sino otros afamados postres como las tartas de hojaldre, las de hojaldre y bizcocho o los almendrados. En esta ocasión las elaboraciones  procedían de la confitería Hojaldres.
Concluido el montaje del postre, se sirvió el mismo y Miguel volvió a tomar la palabra para describir una de sus múltiples creaciones, que le han valido para ser considerado como uno de los siete mejores pasteleros confiteros de España y entre los veinte mejores del mundo, según la prensa especializada. El postre diseñado fue un canto al queso Idiazábal, utilizando el queso de menos curación para hacer con él una espuma que acompaño con diferentes texturas, en las que no podían faltar el chocolate y el maíz, dos de sus productos preferidos. En el anexo del presente, está el vídeo del montaje de este plato y del de la merluza.









Como todo postre de Miguel, su visión e ingesta es toda una sensación para los sentidos, en la que su vena artística se da la mano con la más perfecta técnica y con una innovación al alcance de muy pocos. Miguel ha dicho en una ocasión que “hoy en un postre de complejidad media puede haber 6 ó 7 técnicas diferentes, unas más vistosas y otras más básicas, pero lo importante es que haya coherencia en el conjunto” y a fe que en este lo había.
Viendo el plato, recordé a los presentes la agridulce sensación que había tenido en enero del 2003, cuando acompañe a Miguel Sierra con una pequeña delegación del Principado de Asturias a Lyón (Francia) con motivo de la “Copa del mundo de pastelería”, en la que Miguel junto con Xavier Saguer y Jesús Ruiz formaron el equipo español, siendo él su capitán. En aquella ocasión sus obras fueron tan atrevidas y tan magníficas, que el jurado les otorgo el premio al “equipo innovador” pero inmediatamente les destruyeron sus obras, mientras las del resto del equipo se mostraban en la feria anexa al recinto. Chocolate y azúcar que se pudiese mover y rotar sin romperse, era un atrevimiento para los chovinistas franceses.
¿Y con qué maridar todo estas viandas? Como eran productos con una personalidad propia, y elegir un vino para cada uno de ellos podía ser una locura, se optó por una opción única que fuese un digno acompañante, y que no distorsionase los mismos. La elección ha sido una elaboración realizada en la D.O.P. Manchuela, por la bodega Alto Landón, SAT en Landete (Cuenca), de nombre Rayuelo, añada 2006, un tinto con ocho meses de barrica, elaborado con las varietales Bobal (50 %), Malbec (40 %) y Monastrell (10 %).










Llegaba la hora del café, pero no el fin de la reunión, aún quedaban más sorpresas. A Gerónimo Lozano se le cedió la palabra, y haciendo una vez más gala de su amplía cultura y saber estar, esbozo unas pinceladas sobre el paisaje y el paisanaje que hay en los terruños que ampara la DOP Idiazábal. Su esposa Sonsoles es del cercano valle de Mena burgalés, limítrofe con el de las Encartaciones en Vizcaya y el de Ayala en Álava, lo que le permite ser un profundo conocedor de la zona. En su breve, pero espléndida  intervención hizo un canto al queso, a la singularidad del  territorio y de sus habitantes y una descripción técnica de los caseríos vascos como muy pocos lugareños podrían realizar, constituyendo su disertación un complemento perfecto a las intervenciones de Luisa y Jesús.




 Gerónimo, de píe, durante su intervención.




Con su intervención dimo paso a la entrega de unos presentes a nuestros invitados, como muestra de agradecimiento por su presencia entre nosotros. A Luisa y Jesús se les hizo entrega de sendos quesos de Cabrales de tres leches, acogidos a la D.O.P. Cabrales, elaborados en Tielve por Ángel Díaz. Gerónimo e Ismael, realizaron la entrega y este último dio también unas pinceladas sobre nuestro queso más universal.









Luis Alberto fue el encargado de entregar el recuerdo a su alumno aventajado, en este caso el voluminoso “Gran Atlas del Principado de Asturias”. Fue su profesor en la Escuela de Hostelería de Gijón, dónde se formo Miguel, lo tuvo en su establecimiento en prácticas y en nómina, y su cocina siempre a disposición (como en esta ocasión) cada vez que Miguel la precisa. Destaco su figura y dejó muestras de su afecto hacía él, como bien dijo la materia que se imparte cada año es la misma, pero la capacidad de absorción depende de los alumnos y este el mejor ejemplo, Miguel ha sido su mejor alumno en los más de veinte años de docencia.








También Santi quiso hacerles su pequeño reconocimiento a todos nuestros invitados y a su colega Luis Alberto, entregándoles un ejemplar del libro del “Club de Calidad Cantabria Infinita”.
Para concluir tan estupenda velada, se le cedió de nuevo la palabra a Luisa, que nos mostró su agradecimiento y satisfacción, concluyendo mostrándonos un pequeño vídeo de lo que es el territorio de la DOP y de la elaboración del estupendo queso que habíamos tenido el placer de degustar.








Como es costumbre, los asistentes hemos hecho posteriormente una valoración de los productos degustados, siendo las clasificaciones medias obtenidas, de 0 a 5 puntos, las siguientes:
n      Queso Idiazábal Beizama: 4,29 puntos.
n      Queso Idiazábal Entzia: 3,82 puntos.
n      Queso Idiazábal Basondo: 4,53 puntos.
n      Anchoas El Capricho: 4,28 puntos.
n      Merluza a la sidra con aroma de Idiazábal: 4,56 puntos.
n      Cremoso de Idiazábal: 4,40 puntos.
n      Polkas “Hojaldres”: 4,22 puntos.
n      Vino Rayuelo 2006:  3,77 puntos.
Puntuaciones que hablan por sí solas de la calidad de los mismos. Quesos excelentes,  platos difícilmente repetibles, dos de los mejores embajadores gastronómicos cántabros y un vino que dio la talla ante tales compañeros de viaje, hará que esta comida permanezca largo tiempo en nuestras retinas, o al menos en la mía.
Nuestro más sincero agradecimiento a Miguel Sierra, Luisa Villegas y Jesús Mari Ortmaetxea, por su colaboración desinteresada con el “grupo”,  así como a Tino y Santi por estar con nosotros y traernos los productos que sus cofradías defienden.
Las recetas de las elaboraciones de Miguel Sierra, y de las polkas, gentilmente facilitada por Germán Erquecia, propietario de la confíteria Hojaldres, son:
Merluza a la sidra aromatizada con queso Idiazabal.
Ingredientes, para 23 personas:
n      23 lomos de merluza.
n      2 kilos de chipirones.
n      5 kilos de mejillones frescos con cáscara.
n      2 kilos de berberechos.
n      6 sobres de tinta de chipirón.
n      250 gramos de queso Idiazabal ahumado.
n      2 kilos de manzana Golden.
n      1 kilo de cebolleta fresca.
n      1 cabeza de ajo.
n      1 botella de sidra natural Tareco, D.O.P. Sidra de Asturias.
n      1 botella de aceite de oliva virgen.
n      Una pizca de pimentón.
n      Una pizca de azafran.
n      Tomate frito.
Elaboración:
1.- Elaborar un caldo con los mejillones y la mitad de la cebolleta, bien emulsionado.
2.- Retirar la carne de los mejillones.
3.- Echar al caldo el resto de la cebolleta, el pimentón, el tomate frito y los chipirones. Dejar hervir bien.
4.- Retirar los chipirones del caldo.
5.- Emulsionar bien el caldo con aceite de oliva y la sidra.
6.- Trocear finamente los chipirones.
7.- Cortar la manzana en cuadrados y saltearla en sartén.
8.- Disolver la tinta de calamar y hacer un crujiente con ella en el horno.
9.- Elaborar los berberechos al vapor. Retirar de la cáscara.
10.- Trocear el queso en lascas del tamaño de los dados de manzana.
11.- Marcar los lomos de merluza en sartén y hornearlos a una temperatura de 180º C durante 3 minutos.
Presentación:
1.- Sobre un plato sopero, colocar 5 dados de manzana.
2.- Sobre los dados una lasca de queso.
3.- Repartir entre los dados 5 berberechos.
4.- Sobre la manzana y el queso, poner el lomo de merluza.
5.- Sobre el lomo de merluza colocar unos chipirones.
6.- Pinchar el crujiente de tinta calamar en el lomo de merluza en vertical.
7.- Calentar bien el caldo de sidra y con una jarra verter sobre el plato como una sopa.
Observaciones: El coste de los ingredientes por ración es de: 6,50 €
Cremoso de Idiazabal con maíz.
Ingredientes:
1.- Queso Idiazabal de una maduración de 3 meses aproximadamente, sin ahumar.
2.- Chocolate con leche en tableta.
3.- Avellanas molidas.
4.- Chocolate 70 % cacao de Valrona.
5.- Harina de maiz.
6.- Nata montada.
7.- Pistacho de Siria verde.
8.- Fresas.
Elaboración:
1.- Hacer una espuma con el queso y un poco de nata montada.
2.- Elaborar un bizcocho con la harina de maíz.
3.- Hacer una mousse de gigianduja (mousse de chocolate con leche y avellanas).
4.- Hacer una mousse de chocolate 70 % cacao.
5.- Hacer una praliné de avellana.
6.- Trocear las fresas en rodajas.
7.- Picar muy fino el pistacho.
Montaje, sobre plato de postre:
1.- Con manga pastelera, un churro de mousse de gigianduja.
2.- Colocar una rodaja de fresa en los extremos opuestos del churro.
3.- Colocar en el centro del churro una cucharada de la espuma de queso.
4.- Colocar al lado de la crema unos dados del bizcocho de maíz dos texturas.
5.- Sobre una parte del bizcocho colocar praliné de avellana.
6.- Sobre la otra parte colocar la mousse de chocolate.
7.- Espolvorear la espuma con el pistacho de Siria.
Receta de Polkas, de Germán Erquicia, confitería Hojaldres.
Ingredientes:
- 1100 g. de harina (1000 g. floja y 100 g. fuerte)
- 1000 g. de mantequilla
- 100 g. de manteca de cerdo
- 25 g. de sal
- 1/2 litro de agua fría
- 25 g. de sal
Elaboración:
1.- Se amasa la harina, el agua fría, la manteca de cerdo y la sal.
2.- Después en esta masa envolvemos la mantequilla ( previamente trabajada para homogeneizarla)
3.- Se estira en forma de rectángulo y plegamos de un extremo hacia el centro y luego por el otro, cerramos bien los bordes, estiramos un poco la masa y hacemos un segundo repliegue.
4.- Lo metemos a enfriar y repetimos la operación otras dos veces más (en total serán seis repliegues)
Y ya tenemos el hojaldre que luego estiraremos con un grosor que dependerá de las piezas que vayamos a realizar.
En cuanto a la glasa de las polkas, esta se realiza a temperatura ambiente, mezclando azúcar molido y claras. Se hace en una batidora, pero con la paleta, .trabajando muy bien la mezcla.



MÁS  INFORMACIÓN.

Vídeo de montaje de las recetas de Miguel Sierra.








 “El aburrimiento no puede existir dónde quiera que haya una reunión de buenos amigos”. Giacomo Leopardi (1798-1837) escritor italiano.

6 comentarios:

  1. Javier, esta vez os habéis superado, menudo elenco de personas habéis tenido con vosotros. Me imagino que no será fácil poner de acuerdo a tantas personas, pero muestra la solidez de este proyecto, que promete muchas sorpresas. Lo de Miguel Sierra es espectacular, es todo un fenómeno. Muy bueno el video con las recetas. Manolo Pendas

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias Javier, una gran comida en un gran ambiente, da gusto volver a Asturias y poder asistir a estos actos! saludos desde Barcelona y una vez más gracias por la invitación.
    Enrique Ojanguren

    ResponderEliminar
  3. Vaya nivel que habéis puesto está vez. Que maravilla poder ver recetas con quesos de esta manera. Este fin de semana nos hemos pegado con la receta de la "merluza a la sidra" e incluso la hicimos con el Idiazabal. La sopa creo que no nos salió muy allá, aunque era comible. ¿Podrías dar las cantidades exactas para cuatro personas?. Chema Fernández.

    ResponderEliminar
  4. Esto si que me ha sorprendido, menudo grupo tienen ahí montado, y veo que la Cofradía del Idiazábal se ha involucrado. Buena comida, buena gente y buen queso, poco más se puede pedir, bueno sí, el vino tenía que haber sido de la Rioja Alavesa. Juan Mari. Vitoria.

    ResponderEliminar
  5. Me alegra saber que un grupo de esa Cofradía hace cosas diferentes, ya era que se diese valor al queso y no a otras cosas. Estupenda esa idea de cocinar con queso. Marigel Oviedo

    ResponderEliminar
  6. Una muy buena reunión, buena idea subir el vídeo con los pasos de las recetas. Mary Luz.

    ResponderEliminar