lunes, 26 de marzo de 2012

Puro Ron. El encuentro del ron y los habanos.

Oviedo, acogió el 15 de marzo de 2012, el espacio “Puro Ron” organizado por el diario El Comercio, y la empresa de eventos gastronómicos Gustatio. Descripción del evento y catas de rones.
En unos tiempos en el que la ginebra, las gin y los gin-tonic se han puesto de moda, el ron, reivindica su lugar y gracias a las empresas antes mencionadas, los amantes del mismo, hemos podido disfrutar de este espirituoso y de las últimas novedades de las principales casas elaboradoras, en un evento en el que no ha faltado ninguno de los principales fabricantes.
El rehabilitado palacio gótico “Rua Quince”, cuyos dueños alquilan para diferentes eventos, bodas, convenciones y actos sociales, fue el lugar elegido para llevar a cabo una muestra, en la que se han dado cita 13 fabricantes de ron, cada uno con su propio espacio, y en el que había la posibilidad de degustar más de 30 rones diferentes, que se completaba con dos catas de habanos y rones.


El espacioso palacio, que cuenta con más de 2.000 metros cuadrados, y un espléndido jardín, en el que estaba instalada una carpa, acogió a un numeroso público, que no quisimos desaprovechar la oportunidad de ver y degustar las últimas novedades de un espirituoso, que gana adictos día a día, y que cuenta con un incremento importante en su consumo, tanto en copa sola, como en combinado o en cóctel.
Las marcas que han estado presentes en el evento, por orden de ubicación de stand, fueron: Santa Teresa, Zapaca, Matusalem, Legendario, Flor de Caña, Havana, Dos Maderas, Dictador, Siboney 34, Sailor Jerry, Barceló, Bacardí y Brugal. También tenía stand, la firma gijonesa de equipamientos de vestuario laboral, Monza, y las firmas Borines, como agua oficial,  y Coca Cola. El horario del evento ha sido desde las 16,30 a las 21,30 horas, y al mismo he acudido invitado por los organizadores, en compañía de José Luis Súarez.
Dos fueron las catas de habano y puros organizadas en la capa ubicada en el jardín. Altadis, a través de Ricardo Navarro, gestor comercial para el noroeste de España y de José Andrés Colmena, director del departamento de formación y desarrollo, presentaron el nuevo habano de la casa Partagás, el nº 5 de la serie D. En una primera lo hicieron con los rones 23 años y Centenario XO de la firma Zapaca, y en la otra con Bacardi 8 años y Havana 7 años.
David de pie presentando la cta, con Jon, José Andres y Ricardo sentados de derecha a izquierda.

En mi caso, he participado en la primera de ellas, en la que primeramente Jon Saez, reserve brand ambassador del área norte de Diageo, firma importadora del prestigioso ron guatemalteco Zapacca, impartió con el soporte de un power point, una magnífica exposición sobre las elaboraciones que se iban a degustar. Desde la obtención de la materia prima, la zona de elaboración, la forma y distintas fases de la misma hasta la cata de los dos selectos productos. Por su parte José Andrés, asimismo con el apoyo de un vídeo, nos mostró y explico de manera concisa y didáctica el mundo del habano, la obtención del tabaco y el proceso de elaboración.

Victor Chacón, José Luis Suárez, José Manuel Villabella y el que suscribe en un momento de la cata.
Cata tremendamente didáctica, que nos ha acercado un poco más a esa conjunción casi mística, que componen el ron y los habanos, y es como bien dice José Andrés: “el ron y el tabaco tienen características que conjuntan muy bien en la boca”. En cuanto a los productos, el habano Partagás serie D, nº 5, con una procedencia vegetal, es de cepo 50, y formato corto, elaborado con tres cosechas diferentes de tabaco, transmite espléndidas sensaciones, con notas de cacaos, chocolates y cedros muy presentes.
En cuanto a los rones guatemaltecos Zapaca, elaborados exclusivamente de miel virgen de caña de azúcar, a la que no se le ha extraído nada de azúcar, con posterior destilación en columnas de cobre, que definen el carácter y el perfil de sabor y aroma del mismo, son posteriormente añejados a 2300 metros de altitud sobre el nivel del mar, mediante un sistema de soleras y criaderas, para finalmente ser ensamblado y comercializado.
En cuanto a los expositores, buen despliegue de todas los fabricantes, que han llevado al evento, sus mejores elaboraciones para el disfrute de todos nosotros, con posibilidades de diferentes combinaciones, realizadas por profesionales de la hostelería y de las casas a las que representaban.
La variada oferta del evento y el escaso tiempo disponible, hizo que hubiese que priorizar las visitas a los diferentes fabricantes, visitando solamente a aquellos cuyas elaboraciones son más de mi agrado.
Una primera parada en Zapaca, permitió tener un adelanto de lo que luego tendría en la cata. Zapaca 23 y Centenario XO, son sin duda dos de mis referencias  preferidas y su degustación constituye siempre un placer. Ron Zapaca es un clásico en Cagüelu desde hace casi 30 años, conocidos a través de los regalos de la familia de Estela, que reside en el precioso país centroamericano, sus elaboraciones siempre me han cautivado.
Jon Sanz, en el stand de Diageo con Zapaca Centenario 23 y Zapaca Centenario XO.

La parada en el stand de Matusalem, nos ha permitido disfrutar de dos magnificas elaboraciones, el Matusalem Gran Reserva 23 y Gran Reserva 15. Las dos elaboraciones de mayor gama de la emblemática firma fundada en 1872 en Santiago de Cuba, por los hermanos Benjamín y Eduardo Camp, junto a su socio Evaristo Álvarez, y que desde hace décadas se elabora en la República Dominicana, y que sin duda es una referente en el sector. El Gran Reserva 15, ya me era conocido, pero no así el Gran Reserva 23, cuya elegancia y complejidad me encantó.

Un ron desconocido llamó mi atención, Ron Dictador, elaborado en Colombia desde 1913, y que lleva el nombre con el que era conocido Severo Arango, antepasado de  Julio Arango Parra, fundó la compañía. En esta ocasión los rones degustados han sido el “20 años ron de sistema solera“ y el “XO Perpetual”. Elaboraciones desconocidas e interesantes, pero con menos complejidad e intensidad que los anteriores.

Una rápida visita por la mesa de Sailor Jerry, me ha servido para comprobar que este tipo de elaboraciones no son de mi gusto. Ron para combinar, sin personalidad ni connotaciones buscadas en estos espirituosos.

Barceló, disponía de dos apartados diferentes, uno en el que era posible degustar los rones y el otro dedicado a cócteles. Buena variedad de estos últimos, partiendo del Ron Barceló Gran Platinum, desconocido para mi, elaborado para combinar, y que en el cóctel Aplle Daikiri mostraba posiblemente lo mejor de sí.
La última visita fue la realizada a Ron Santa Teresa, la emblemática firma venezolana, único país que elabora ron con Denominación de Origen Protegida, y en cuyo stand, de la mano del eficiente Jesús Nieto, delegado de la firma para Europa, hemos podido conocer un poco más sus elaboraciones.
Primeramente con la degustación del cóctel Tentación, elaborado con el ron Santa Teresa Selecto, posteriormente con un sorprendente licor de naranja, “Rhum Orange Liqueur” pleno de sabor, en el que el ron se conjuga magníficamente con las cáscaras de naranja en él maceradas y que transmiten al mismo una frescura y carga cítrica que conjuga perfectamente, y finalmente el Ron Santa Teresa 1796. Este ron, sacado al mercado para conmemorar los 200 años de existencia de la marca, elaborado con un sistema de criaderas, mediante una solera de 4 barricas por el método Jerez, y con una medía de 32 años de edad, es una magnífica elaboración, cargada de finura y connotaciones que me ha satisfecho plenamente.

Estupenda tarde, en el que he podido contrastar de cerca las elaboraciones de los mejores fabricantes, de mi destilado preferido. Elaboraciones  procedentes de  Guatemala, República Dominicana, Colombia y Venezuela, con un nexo de unión común, pero diferentes en elaboraciones y connotaciones organolépticas.
Magnífica idea la creación de este evento, primero que se realiza en la cornisa cantábrica, fruto de una nueva colaboración de la firma que de manera espléndida dirige el amigo David Fernández Prada y el diario El Comercio, que una vez más muestra su compromiso con la gastronomía, y sus múltiples campos. Esperemos que la misma, al igual que los eventos Burbujas y Gin Planet, tengan continuidad en próximos años, para deleite y satisfacción de todos los amantes de la gastronomía. Enhorabuena por la iniciativa y el éxito alcanzado.
MÁS INFORMACIÓN.
“Todo es posible para aquél que lo considera tal”. Channing William Elery (1780-1842) teólogo norteamericano.

1 comentario:

  1. Estupendo reportage de una bella iniciativa, que sería estupendo realizarla en más ocasiones. J.L.S.

    ResponderEliminar