lunes, 10 de octubre de 2011

Museo de las ciencias del vino en Almendralejo

Precioso museo, perfectamente diseñado y muy didáctico. Digno de una capital mundial del vino. Descripción, fotos y video.

Almendralejo, localidad extremeña, ubicada en el centro de la provincia de Badajoz, ostenta la titularidad de capital del vino, que con la localidad de riojana de Haro, son las únicas que lo ostenta. Igualmente se considera la capital de Tierra de Barros, zona por excelencia vitivinícola y en ella está ubicada la sede de la Denominación de Origen Protegida Ribera del Guadiana, única denominación en vinos que tiene Extremadura.
Gran parte de su término municipal está plantado con vides, la localidad alberga un buen número de bodegas elaboradoras de vino, y hasta años recientes, tenía con Tomelloso, en Ciudad Real, el mayor número de alcoholeras de España. Almendralejo llegó a tener doce alcoholeras, que suministraban el alcohol vínico a una gran parte de las bodegas elaboradoras de vinos de Jerez y de Oporto. Cambios en la legislación europea y en tendencias de mercado, han hecho que en la actualidad solo quede una, cerrando el resto de instalaciones.Precisamente en una de esas instalaciones, en la “Alcoholera Extremeña”, una de las más importantes que había, está ubicado el “Museo de las Ciencias del Vino”.
Corría el año 2005 cuando la Consejería de Cultura de la Junta de Extremadura, en muy estrecha colaboración con el Ayuntamiento de Almendralejo, comienza a realizar las obras para construir el museo, dentro del programa denominado “Museos de Identidad” de la Red de Museos de Extremadura. La inauguración del mismo se realizó el 3 de abril de 2009.
Un doble objetivo era el que se pretendía alcanzar. Por un lado promocionar y difundir la cultura del vino de la ciudad de Almendralejo y de la región de Tierra de Barros, a través de una oportuna oferta de programas públicos y educativos. Por otro, el poner en valor el patrimonio etnográfico e industrial del mundo vitivinícola de la región, y para ello se ha llevado a cabo un trabajo de recopilación de piezas, ubicadas actualmente en el mismo.
Esta ubicado, en la zona alta de la ciudad, junto a la plaza de toros -única en el mundo que cuenta con una bodega debajo de su graderío- y junto al Santuario de Nuestra Señora de la Piedad, patrona de la ciudad.









Para su construcción se ha llevado a cabo una importante rehabilitación y ampliación de lo que eran las instalaciones de la “Alcoholera Extremeña”. Se ha recuperado la estructura inicial del edificio, así en el espacio expositivo se han conservado los antiguos depósitos de vino y alcohol y las cerchas originales del mismo. Su torre de destilación, en la actualidad, alberga la zona administrativa del museo y los aseos. La intervención arquitectónica ha consistido en abrir los depósitos por la parte frontal, de tal manera que los mismos se han convertido en parte expositiva del museo.
El museo es un proyecto integral, donde confluyen la historia y la tradición con la tecnología de un futuro que promueva el vino como producto de calidad. Esta orientado para que el visitante se adentre en un mundo de sensaciones, de aromas, de colores y de sabores, ofreciendo además, material de estudio para quienes quieran profundizar en conocer las culturas del vino. También abre sus puertas a todas aquellas personas e instituciones que pretendan organizar jornadas o actividades con este producto.
Consta de dos partes. Una es la exposición permanente, que consta de cinco salas. La otra son unas instalaciones para desarrollar actividades paralelas a la anterior, como la “Vendimia de ideas” un espacio destinado a talleres y actividades con los más pequeños. También dispone de salón de actos, sala de exposiciones temporales y sala multiusos, rodeados por un jardín de viñas con todas las variedades de vides de la zona de Tierra de Barros.
La exposición permanente, esta dividida en:
1- ARQUEOLOGÍA. En esta sala se hace un recorrido por la Historia de Extremadura, a través del eje conductor del vino desde los Tartesios hasta la Edad Media, todo ello contextualizado con piezas arqueológicas originales de los yacimientos extremeños.
Secciones como el transporte del vino, el banquete funerario, el vino en el cristianismo o el vino en la cultura hispanomusulmana, con piezas de diferentes materiales, trasladan al visitante a otros tiempos.
Piezas como las halladas en Mérida, en los siglos II-III a.C de cerámica, como una placa en relieve con una tabernera sacando vino de un tonel o el ara circular del obelisco de Santa Eulalia, muestran claramente la importancia del vino en la cultura romana.










2- CIENCIAS DEL VINO. Mediante paneles informativos muy completos, se expone y explica como afecta cada una de ellas a la vida de la uva y del vino.
Un recipiente que muestra el tipo de tierra de la región en el que se ve el desarrollo de una vid, es un buen ejemplo de lo que se pretende mostrar en esta sala, que no es otro que acercar el mundo del vino al que lo desconocen.
Paneles que de forma sencilla, pero muy didáctica, explican lo que es la fermentación, la destilación, la composición química del vino, características de los vinos carbónicos, procesos físicos en los vinos espumosos, el gusto o el porqué se marea uno con el consumo del vino.
Paneles manipulativas, profundizan mediante juegos en los conocimientos sobre las variedades cultivadas, que vinos se elaboran con cada una de ellas, sobre el proceso de fermentación de los vinos espumosos, botes con aromas o caramelos con sabores característicos, atraen la curiosidad de pequeños y mayores.
Muestras de tipo de botellas, copas, de un laboratorio de una bodega, son el complemento perfecto de la información anterior.










3.- ANTROPOLOGIA. El CAMPO. En la parte superior del edificio se encuentran dos apartados, los correspondientes a la Antropología del Vino. Uno de ellos dedicado al campo, en el que se muestra todo el proceso de viticultura y el otro a la bodega, con los distintos procesos para la elaboración de vinos y cavas.
En el apartado del campo, se muestran herramientas necesarias para la realización de las labores. Vides, tipo bonsái, sirven de base para mostrar el trabajo en las mismas, sistemas de poda, sulfatado, etc. Herramientas como arados de diferentes tipos, palas, alambres, o tijeras para realizar las podas son algunas de las piezas que se pueden observar. Todo ello con paneles informativos y carteles identificativos.










4.- ANTROPOLOGÍA. LA BODEGA. En consonancia con el anterior apartado, en esta sección se pueden encontrar todo tipo de piezas y herramientas existentes en las bodegas. Desde una espectacular pesa (tipo romana) de hierro, bronce y madera, pasando por máquinas para trasegar el vino, lavadoras, prensas continuas (diseñada por el maestro Morón) o embotelladoras y taponadoras, son algunas de las piezas que nos trasladan a un pasado reciente en el mundo del vino.
Paneles explicativos e ilustrativos, con piezas usados en los mismos, sobre los depósitos y recipientes del vino, la elaboración de los vinos y del cava, o lo que significo el destilado en la zona, se encuentran también en este apartado. Cabe recordar que las bodegas de Almendralejo pueden elaborar cava con la garantía de la Denominación de Origen Cava, gracias a la insigne labor realizada en su defensa por el bodeguero Marcelino Díaz.
Otro subapartado es el referente a la tonelería, paneles, herramientas, y piezas, muestran como se fabrican los toneles y barricas de madera.
Decir Almendralejo y decir vino es sinónimo, y el Museo, tiene un apartado documental que recoge parte de su historia vitivinícola. Explicaciones sobre las sociedades creadas en la localidad; carteles de la fiesta de la vendimia -la primera se celebró los días 8,9 y 10 de septiembre de 1972- sobres, sellos de correos conmemorativos; otra documentación y libros de contabilidad, se pueden observar en vitrinas.










5.- ALCOHOLERA. En ella a modo de mirador se pueden ver los depósitos originales del edificio, recubiertos con azulejos refractarios, explicándose a su vez, como era el edificio cuando estaba destinado a alcoholera.










Completo museo, justo de pretensiones, pero profundo de contenidos. Visitar el mismo, es un complemento estupendo a una de las múltiples bodegas elaboradoras que existen en la localidad. Está abierto en horario de mañana y tarde, cierra los domingos tardes y los lunes, y es de acceso gratuito. Si pueden no se lo pierdan.




VIDEO DEL MUSEO.





Anónimo: “Siempre hay un contenido, que hay darle una forma”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario