jueves, 28 de julio de 2016

Queso los Beyos, primer etiquetado de quesos con IGP

El 27 de julio de 2016, tuvo lugar el etiquetado de los primeros quesos con el distintivo europeo.


En el año 2013, el 11 de noviembre, la Comunidad Económica Europea publicó en su diario oficial el reglamento de ejecución nº 1110/2013, por el que se inscribía en el “Registro de Denominaciones de Origen Protegidas y de Indicaciones Geográficas Protegidas” la IGP Queso de los Beyos. Publicación a propuesta del Gobierno de España, que publico en el BOE de 24 de febrero de 2010, la resolución de 4 de febrero, en la que aprobaba la misma.
Resoluciones que consideraron los parámetros identificatorios del queso de los Beyos, como un producto de calidad diferenciada, reconociendo y legislando la IGP para el mismo, proceso que se había iniciado en el año 2008.
Distintivo supra autonómico que acoge a los productores del municipio leonés de Oseja de Sajambre y de los asturianos de Ponga y Amieva, aunque en la actualidad sólo hay productores en el último de ellos. 
Esta peculiaridad de ámbito, que dificulta los múltiples trámites burocráticos, junto con el escaso número de productores y los problemas de financiación han retrasado el momento de su entrada en funcionamiento.
Transcurridos tres años del reconocimiento, y superados todos los problemas de diferente índole a los que se tuvieron que enfrentar, la Asociación de Promotores Queso de los Beyos, ha conseguido que su IGP pueda a dar sus primeros pasos y sacar al mercado las primeras piezas con el sello distintivo europeo en su etiquetado.
La “Agencia de Información y Control Alimentario (AICA)” dependiente del Ministerio de Agricultura del Gobierno de España, será la encargada de tutelar la misma, así como realizar el control alimentario del producto a través de la realización de las inspecciones pertinentes, que tendrán una periodicidad de seis meses.
Mediante la Indicación Geográfica Protegida, quedan amparados los quesos elaborados con leche de vaca, oveja o cabra, cruda o pasterizada, sin mezclar y madurados durante un periodo mínimo de 20 días si es pasteurizada y 60 si es cruda, que de momento elaboran las queserías Jaime, La Collada y Picu´l Sella, con sede en el concejo de Amieva.









El 27 de julio de 2016, tuvo lugar la presentación pública de los primeros quesos que llevan en su etiquetado el mencionado distintivo europeo, en el ateneo de Sames, en la capital del concejo de Amieva. En un acto que contó con una mesa presidencial compuesta por Fernando José Burgaz Moreno, director general de Industria Alimentaria del Ministerio de Medio Ambiente, del Gobierno de España; de José Félix Fernández, alcalde de Amieva, y de Marino González, presidente de la Asociación de Promotores Queso de los Beyos.




De izquierda a derecha José Félix, Fernando y Marino.




Y con la presencia de Marta Alonso, alcaldesa de Ponga, y Josefina Fernández, teniente de alcalde Oseja de Sajambre, así como de Ana Álvarez y Carlos Calleja, Aurora González y José Antonio Teleña, representantes de las queserías acogidas Jaime, La Collada y Picu´l Sella, respectivamente.
Marino, fue el primero en intervenir, agradeció la presencia de los asistentes y del representante ministerial, congratulándose por el motivo de la reunión, resaltando el gran trabajo realizado por los artesanos queseros durante casi una década para alcanzar el sello de calidad europeo.
Fernando Burgaz, manifestó el total apoyo del Ministerio de Agricultura al queso y a sus productores. Puso en valor las ventajas que la IGP acarreará para el queso, ya que significa que las autoridades públicas reconocen el valor de su área geográfica y su calidad única, motivo del reconocimiento en el ámbito internacional. Mostró su convencimiento de que la puesta en marcha será un completo éxito y que desde el punto de vista comercial tendrá mayor valor en el mercado, porque el consumidor sabrá que hay mucho que contar detrás de esta contraetiqueta. Animó al resurgir de la actividad quesera en la zona y que esta contribuirá a fijar población, demandando políticas de desarrollo rural y de potenciación de la vida de los territorios. Y concluyó destacando el gran trabajo que desarrollan los queseros, que en su lucha por conseguir comercializar su producto bajo el amparo del sello, han conseguido poner en valor una zona, una forma de elaborar característica y, en definitiva, una tradición.







El alcalde anfitrión cerró el acto, congratulándose que el proceso haya visto por fin la luz, así como que los tres productores acogidos a la IGP en la actualidad tengan sus instalaciones en el concejo, augurando que de cara al futuro la presentación será un punto de partida hacia un rotundo éxito del queso, deseando que sirva para conseguir más volumen de producción y de precio. Resaltó la importancia de que se sumen nuevos artesanos queseros a la marca europea para reforzar su fuerza y reconoció el trabajo realizado durante muchos años por otras personas, entre ellas su antecesor Ángel García.








La foto de los representantes institucionales con los queseros, que se mostraron ilusionados y esperanzados en que la nueva identificación repercute en un mayor volumen de ventas, ante el bodegón con los primeros quesos etiquetados, puso el colofón al acto oficial.




Queseros y autoridades presentes.

Queseros con representantes del Círculo Gastronómico de los Quesos Asturianos.





El sello identificativo europeo, lleva dos series de número, la primera correspondiente a la quesería elaboradora y la segunda al tipo de leche con la que fue elaborado el queso.




De izquierda a derecha: Aurora, José y Ana.




Los Sebarguinos SAT, que tiene su quesería en Cirieñu, y comercializa sus elaboraciones bajo el nombre comercial de “La Collada”, tiene el número como quesería, aunque dicho número no figura en la etiqueta. Las piezas con numeración desde la 00001 a la 20000, son las producidas con leche de vaca; de la 20001 a la 25000 de cabra y de la 25001 en delante de las de oveja.









Carlos Calleja Amado y Ana Álvarez, que tienen su quesería en Pregondón, y comercializan sus piezas bajo el nombre comercial de “Quesos Jaime” en honor del padre de Ana, tienen el número de quesería  2  y sus piezas numeradas del “0001 al 6000”, siendo del 0001 al 2000 las elaboradas con leche de oveja, del 2001 al 4000 de vaca y del 4001 al 6000 las de cabra.








Y Productos Covadonga, SA. con quesería en La Fresneda, y que comercializa con el nombre de “Picu´l Sella”, lo hace con el número de quesería 3 y desde la 00001 en adelante corresponde a las elaboraciones realizadas con vaca, las únicas de momento elaboradas.









Queserías todas ellas que elaboran con leche pasteurizada, procedente del entorno cercano o del norte de la provincia de León, en función del tipo de leche. Y es que si en una Denominación de Origen Protegida, tanto el producto como el método de elaboración utilizado debe de ser del territorio acogido a la misma, en las Indicaciones Geográficas Protegidas, el producto puede ser externo, primando el método y la tradición empleada en la elaboración.




De izquierda a derecha: José Luis Suárez, Juan Granda y L. Javier del Valle, representantes del Círculo Gastronómico de los Quesos Asturianos; Juan Casero -abogado de la Asociación- y Marino González.





MÁS INFORMACIÓN. Pinchar en enlaces.



“Calidad significa hacer lo correcto cuando nadie este mirando”. Henry Ford (1863-1947) empresario norteamericano, fundador de Ford Motor Company



1 comentario:

  1. Un buen comienzo para que estos quesos tan autóctonos puedan ser apreciados, no sólo localmente, sino Nacional e internacionalmente. Enhorabuena!!!

    ResponderEliminar