martes, 16 de octubre de 2012

IX Gran Capítulo de la Cofradía del Vino de Cangas.

Gran Capítulo, celebrado como es habitual, coincidiendo con la XI Fiesta de la Vendimia. Crónica, fotos y video del mismo.
Cangas del Narcea, es un concejo ubicado en el suroeste del Principado de Asturias, que dista 93 kilómetros de Oviedo y cuenta con una superficie de 825,40 kilómetros cuadrados, lo que le convierte en el de más extensión de la Comunidad  y en el puesto 21 del territorio español; su población es de 14.249 habitantes (censo de 2011), de los que más de 9.000 habitan su capital, ubicada a 376 metros de altitud en el profundo valle donde confluyen los ríos Luiña y Narcea, y que es el centro administrativo y comercial del concejo y también de toda la comarca de Fuentes del Narcea, Degaña e Ibias.
En el año 1255 el rey Alfonso X el Sabio, concedió la carta puebla a la villa de Cangas de Sierra, en la que se tiene por la primera otorgada en Asturias; para posteriormente tomar el nombre de Cangas de Tineo y ya en 1927 adoptar  su nombre actual.
La actividad económica de este concejo siempre estuvo ligada a la ganadería y la agricultura, en la que la viticultura siempre tuvo un papel predominante hasta principios del siglo, en el que se vio relegada por el auge de la minería, sustento de la economía municipal y comarcal hasta finales del siglo XX y principios del XXI, en el que de nuevo volvió a florecer la viticultura que poco a poco va recuperando el potencial perdido.
Casi coincidiendo con esta recuperación, nació la Cofradía del Vino de Cangas, que fue fundada en octubre de 2003, a instancias de la Junta Local de Hostelería, presidida por aquél entonces por Andrés Díaz, propietario de la cafetería Cadillac, y del que un servidor formo parte de la misma desde sus inicios hasta el año 2011.
 
 
 
Dicha Junta, también ha sido la creadora de la Fiesta de la Vendimia, creada un año antes, que se celebra durante el conocido como puente del Pilar, y que dentro de sus actividades acoge el Gran Capítulo de la Cofradía del Vino de Cangas, que en su IX edición se ha celebrado el sábado, 13 de octubre de 2012.
Un total de 18 cofradías acudimos a su convocatoria para arroparles en un Capítulo que alcanzo rango internacional, por la presencia de la Cofrerie de Saint-Romain en Bordelins et pays Libournais y la Cofradía gastronómica de Amadora, en Francia y Portugal respectivamente. A ellas se sumaron las nacionales de Vinos de Rioja, Vinos de la Ribera del Duero, Quesos de Cantabria, Aguardiente y del Vino de la Liébana (Cantabria), Alubia de la Bañeza (León), Bacalao de Eibar (Guipúzcoa) y Amigos de la viña y los vinos de Baena (Córdoba) y prácticamente todas las del Principado de Asturias con la presencia de Amigos de los Quesos del Principado, Caballeros de la Orden del Sabadiego, Amigos de los Nabos de La Foz de Morcín, Colesterol de Avilés, Doña Gontrodo de Oviedo, Oriciu de Gijón y la Sociedad Cultural y Gastronómica la Pegarata de Pola de Laviana. Armando Álvarez, José Ramón Llana y el que suscribe, fuimos los que acudimos representando a la Cofradía de Amigos de los Quesos del Principado de Asturias.
 
Con Armando y Llana en el centro.
 
El día previo tuvo lugar el tercer hermanamiento que realiza esta aún joven Cofradía, si en el VII Gran Capítulo realizaron el hermanamiento con la Orden Serenísima Albariño de Cambados, y en el de la edición anterior lo realizaron con la del Vino de la Rioja de dicha comunidad, en esta el hermanamiento se realizó con la de los Vinos de la Ribera del Duero de Peñafiel (Valladolid) y seguro que en otras ediciones continuarán su hermanamiento con otras Cofradías vínicas.
 
Antonio, Tina y Pablo –con el estandarte-, en el puente medieval, compusieron la delegación de la Ribera.
 
Ya de sábado los actos dieron comienzo con la recepción a las cofradías gastronómicas asistentes en la sede de la Cofradía, sita en la estación de autobuses, y posterior desayuno en la misma servida por la cafetería Criolla, adyacente a la estación. Desayuno copioso como es habitual y regado con los vinos de las bodegas acogidas a la Indicación Geográfica Protegida Vinos de Calidad de Cangas.
A su conclusión comenzó el desfile cívico encabezado por los cuarenta miembros de la Banda de Gaitas Ciudad de Oviedo reforzada en su mayoría por los jóvenes miembros de su banda filial, la Banda de Gaitas Vetusta. La Banda creada en 1992 y que depende directamente del Ayuntamiento de Oviedo, estuvo en esta ocasión dirigida con su maestría habitual por el carismático gaitero Vicente Prado, el Pravianu, que contaba entre sus pupilos con su hija Laura. El repertorio interpretado en los diferentes momentos del Capítulo, estuvo compuesto por: Marcha de Muñalen, Cancios d´Asturies, Muñeira de Tormaleo, Muñeira de Lliberdón, Soy de Verdiciu, Popurri asturiano, Saltón –fondo musical del video que acompaña esta crónica-, Camín de Burdeos, creada hace un par de años por Martín Fernández, de la Banda de Gaitas Marinera Tapiega, y como no el himno de Asturias, que puso los pelos de punta a los asistentes durante la consagración de la santa Misa, y a la conclusión del acto oficial. 
 
Con el Pravianu y Lucia Mateo, en la Banda desde 1995.
Desfile que en su primera parte, concluía en la iglesia del Carmen  en el barrio de Ambasaguas, y que permitió disfrutar de un bello paseo por las principales calles de la villa y que paso por delante de alguno de los edificios más emblemáticos con los que cuenta y que pone de manifiesto su pasado histórico y la existencia de una importante nobleza rural.
De la sede social, sita en la calle Pintor Luis Álvarez, se enfocó la cuesta de la Vega, para desembocar en la plaza Mayor, dónde está ubicada la Basílica de Santa María Magdalena, título otorgado en 1992 por el papa Juan Pablo II y que anteriormente había sido declarada Monumento Histórico Artístico el 13 de agosto de 1982. Emplazada en el lugar que ocupaba un templo románico, es una construcción del siglo XVII,  magnífico ejemplo de la arquitectura clasicista barroca, construida bajo planos de Fernández Lechuga –maestro mayor de la Alhambra- y que fue auspiciada por el cangués Fernando Valdés y Llano, por entonces arzobispo de Granada. Presenta una sobria y hermosa fachada  rematada por dos torres con tejado de pizarra, con su portada de arco de medio punto y con una hornacina que tiene la imagen de la Magdalena y que culmina un tímpano con el escudo del fundador, y cuyo interior completamente abovedado de una sola nave, con capillas laterales y con cúpula en el centro del crucero, en el que destaca el conjunto de retablos barrocos  de los siglos XVII y XVIII, en especial el Mayor, fechado en 1643.
 
Los Amigos de los Nabos, representados por Gil, Edelmiro, Jaime Cachero y Michel, ante la Basilica.
 
Desde la plaza Mayor se enfoco la calle Diz Tirado entre los puestos ambulantes de la fiesta, para girar a la derecha por el segundo tramo de la calle Mayor, para pasar a escasos metros de dónde se encuentra el palacio de Peñalba, del siglo XVIII, declarado también Monumento Histórico Artístico y que destaca por el gran escudo que corona el cuerpo central de la fachada.
En el desfile se pudo ver y vivir el bullicio que vivía la villa por la celebración festiva, con sus calles llenas de puestos para desembocar en la plaza Conde Toreno, dónde está ubicado el palacio de Toreno. Levantado orden de Álvaro Queipo del Llano y Bernaldo de Quirós, conde de Toreno nombrado por Felipe IV, en el siglo XVII, cuenta con la calificación de Monumento Histórico Artístico, y es sin duda uno de los más notables del barroco asturiano. Actual sede del Ayuntamiento local, tiene planta cuadrada, con patio central con columnas que soportan un corredor de madera y tres torres de sección cuadrada, siendo su fachada de composición simétrica de sillería.
 
La numerosa delegación del Colesterol de Avilés, con sus coloridas capas, ante el precioso recinto palaciego.
 
Con la perfecta divisoria de nuestro destino final en la capilla de la Virgen del Carmen a nuestros píes, se encaro la calle Submercado, conocida por los cangueses como Arrastaculos, para dejar a nuestra izquierda el prao del molín, cruzar el puente medieval –mal llamado romano- sobre el río Luiña, y que fue reedificado en 1687 según una inscripción, para ya en el barrio de Ambasaguas llegar a la capilla.
En el mencionado prado se encuentra el monumento a los Tiradores, levantado por la Sociedad de Artesanos de Cangas del Narcea en el año 2002 con motivo de su centenario, por sufragio de sus más de 2.400 socios. La Sociedad es la encargada de coordinar la famosa descarga en honor a la patrona de la localidad, la Virgen del Carmen, fiesta declarada de interés turístico regional, que se inicia a las 20,00 horas del 16 de julio cuando la procesión de la Virgen de vuelta a su capilla  se detiene en la parte más alta del puente medieval. En ella participan más de 300 tiradores a mano con sus porteadores, pertenecientes a las 32 peñas federadas,  a los que hay que sumar las maquinas mecánicas ubicadas en el prao del molín, lanzando entre todos  más de 70.000 voladores de todos los tamaños en un tiempo récord, que no suele superar los seis minutos,  que producen un estruendo ensordecedor que hace vibrar el suelo, cubriendo el valle de una nube de humo causando un efecto sobrecogedor y formando un espectáculo único que es reconocido por los mejores pirotécnicos.
 
José Luis Suárez, Emilio Argente y Juan Granda, de la Cofradía del Quesu Gamoneu, delante del monumento al tirador, en el prao del molín.
 
En torno a la capilla de la Virgen del Carmen, se organiza el barrio de Ambasaguas, que fue parroquia hasta 1892 y que aún conserva su empedrado primitivo, rehabilitado en 1994. La capilla sobresale por su singular silueta y por estar enclavada en uno de los más antiguos y bellos rincones de la localidad, es una construcción barroca del siglo XVIII, que alberga la imagen de la Virgen de la que toma su nombre en su altar.
 
Altar mayor con la Virgen en el medio.
Allí se celebró la Santa Misa, fue oficiada por el sacerdote titular de la localidad, don Jesús Álvarez Bayón, y cantada por la Coral Polifónica de Cangas del Narcea. Fundada en 1981, compuesta por 35 voces y dirigida por Cristina Casielles, interpretó un repertorio compuesto por las canciones: Benedicat Vobis de Haendel; Señor ten piedad, Santo, Padrenuestro y Cordero de la misa de José Pagan; Ave María de Palazón; Este pan y vino; Cibavit Eos de Antonio Pérez Majo, para concluir con el Himno de la Cofradía del Vino de Cangas, compuesto por Javier Sánchez –ex miembro de la coral- con música de Cristina y armonización de su padre Gonzalo Casielles.
 
La Coral antes de a actuación, con su directora en el centro, con vestido negro.
 
A su conclusión el desfile cívico siguió por la parte trasera de la capilla, para cruzar el puente roto sobre el río Narcea, del que toma su nombre la localidad y el concejo y que nace aguas arriba en Fuentes del Narcea, y realizar la foto de todos los cofrades asistentes en el cercano parque Nogales. El desfile continuó, para volver a cruzar el río, en este caso por el puente Nogales, y continuar por la Veguina, de nuevo la calle pintor Luis Álvarez y ya por la calle Mayor, en su tramo inicial, concluir en el teatro Toreno, dónde tendría lugar el acto oficial del Capítulo.
 
 
El teatro en el que destaca su fachada principal divida en dos partes y coronado por un frontón con escudo, fue cedido en 1923 por el conde de Toreno a los habitantes de la villa, bajo la condición de que su destino fuese el uso como teatro. Fue reconstruido en 1927, pasando en 1957 a ser propiedad de una Sociedad Anónima, y funcionar como cine hasta 1983, para ya en 1993 pasar a ser de propiedad municipal, siendo rehabilitado y abierto de nuevo al público en 1998.
La mesa presidencial del acto estuvo compuesta por la junta directiva de la Cofradía,  que estuvo arropada en el escenario por un miembro de cada una del resto de cofradías presentes, ejerciendo de maestro de ceremonias el cofrade Fernando González, correspondiendo a Miguel Ángel Díaz, de la emisora Onda Cero, las presentaciones.
La apertura del Capítulo corrió a cargo del cofrade y alcalde anfitrión, el popular José Luis Fontaniella Fernández, que saludo a todos los asistentes y les solicito su ayuda para promocionar el vino que en este día se exaltaba.
 
José Luis en su intervención, con la junta directiva presidiendo el acto.
Tras concluir su intervención intervino el cofrade mayor Raúl Teimil, para seguidamente nombrar y solicitar la presencia de los cinco nuevos cofrades de número que se incorporaban  y con cuya entrada la Cofradía supera de largo la centena de miembros. María Linde Marrón, M. Cristina Cubillas, Jesús Rolo, David Alba e Ignacio Ciaro, juraron, bebieron el vino y besaron el cachu, rituales de la entronización.
 
 
El momento más esperado ha sido el nombramiento de los nuevos Cofrades de Honor, que en esta ocasión han recaído en:
** Carlos Cuesta Calleja, natural de Pola de Laviana, periodista prejubilado de RTVE, colaborador de diferentes medios y presidente de ASPET (Asociación Asturiana de Periodistas y Escritores de Turismo).
** Antonio Sanz Olmedo, vallisoletano, empresario de publicidad y cofrade mayor de la Cofradía del Vino de la Ribera del Duero.
** Amador Menéndez Velázquez, natural de Oviedo, doctor en Química y prestigioso científico que compagina sus trabajos en el Instituto Tecnológico de Massachussets con el Instituto Técnico de Materiales de Asturias.
** Javier Clemente Lazaro, natural de Baracaldo, ex futbolista y entrenador de conocido prestigio, que ha entrenado a casi una decena de equipos y a tres selecciones nacionales, entre ellas la española.
En sus intervenciones todos se sintieron honrados por su nombramiento, y prometieron cumplir con el compromiso adquirido de ser embajadores del vino de Cangas, que realizaron en su juramento. Emotiva fue la intervención de Amador, con guiños a su época pasado como docente en el Instituto de Cangas del Narcea, su primer destino profesional, y como miembro del Club de Atletismo Narcea. Mi buen amigo Carlos, no dudo en realizar todo un canto al vino y a la comarca, mientras que Antonio aprovecho para dar a conocer los valores de la Cofradía y Clemente para mostrar su reconocimiento a todo nuestro Principado.
 
De izquierda a derecha: Amador, Antonio, Carlos y Clemente con sus atributos.
 
Concluido el acto, dispusimos de un corto espacio de tiempo para poder disfrutar de la fiesta y degustar el vino de Calidad de la Tierra de Cangas, en los puestos habilitadas por las bodegas acogidas a la Indicación Geográfica Protegida y por los bares de la hostelería local, antes de emprender el camino a Limés, en dónde se encuentra el restaurante la Casilla, cuyas instalaciones albergaron la comida de hermandad.
Comida compuesta por unas entradas servido en los jardines, compuestas por: Rollito de cecina con queso Camembert y dulce, Croquetas, Calamares a la romana, Fritos de merluza y Anchoas de Llanes con pimientos, a los que siguió –ya sentados- Patatas con bacalao, Sorbete de manzana verde al orujo de Corias, Cabrito asado en su jugo con patatinas, pimientos y ensalada, para concluir con Requesón con miel, todo ello regado con los vinos acogidos a la IGP: Monasterio de Corias Seis Octavos Blanco 2011, Pesgos tinto 2008, Penderuyos tinto 2011, Obanca tinto 2011 y Muriella Albarín Negro 2009.
 
Con Amador Menéndez a mi izquierda, y Fernando González, José Luis Fontaniella, Carlos Cuesta y Alfredo Fernández a mi derecha, en los jardines de la Casilla.
 
Concluida la comida, nos desplazamos de nuevo a la villa canguesa, en dónde tendría lugar la imposición de la “Cepa de Oro 2012” otorgada por la Junta de Hostelería local, y que le fue impuesta a Javier Clemente Lázaro, que acudió a Cangas del Narcea acompañado por el delegado de la selección española de futbol y tesorero de la RFEF José Luis Larrea y el psicoesteta ovetense y amigo personal Ramiro Fernández. La entrega se realizo en la carpa ubicada a los pies de la escultura de bronce “Mineros de Cangas” realizada en 1984 por el escultor mierense José Manuel Félix Magdalena, ubicada en el parque que lleva el mismo nombre, en la parte posterior del palacio conde de Toreno.
 
Clemente posa con la cepa, rodeado del alcalde, cofrades de honor, amigos y miembros de la junta local, a pies de la escultura que simboliza a los mineros.
 
Con esta entrega, ya sólo quedaba arropar a la Peña la Castaña, en su desfile desde el interior del palacio de Toreno hasta la plaza Mayor, precedida de nuevo por la Banda de Gaitas, con el carro del país tirado por una espléndida pareja de bueyes, llevando consigo los cestos que contenían las uvas recién vendimiadas y que minutos más tarde serían pisadas por el método ancestralmente utilizado en la zona.
Esta pisada que fue realizada delante del palacio de Omaña, levantado en el siglo XVI junto a la Basílica, y que actualmente alberga la casa de Cultura de la localidad. De estilo renacentista, cuenta igualmente con la declaración de Monumento Histórico Artístico desde 1981, ha sido muy reformado y su fachada ha sufrido alguna alteración, pero conserva algunos elementos originales, como la puerta principal de arco de medio punto con amplio dovelaje y los escudos familiares, siendo modernizado en los siglos XIX y XX con ventanas, un mirador y dos puertas.
 
 
Esta pisada, seguida por un numeroso público, puso colofón a los actos de este Gran Capítulo, en el que una perfecta organización permitió el disfrute general en el ambiente de compañerismo y hermandad clásico de los encuentros de las Cofradías gastronómicas, que seguro ha valido para que muchos conociesen de primera mano unos vinos, elaborados con uvas autóctonas, que poco a poco van siendo reconocidos y ya ocupan un lugar en la parrilla vitivinícola de nuestro país.
MÁS INFORMACIÓN.
Video del IX Gran Capítulo.



  
"Es Cangas rincón de vinos, de uvas que el cielo doró, escancia el fruto, mi amigo de este racimo de amor”.  Javier Sánchez García. Estrofa del himno de la Cofradía del Vino de Cangas.

3 comentarios:

  1. Muy bueno el reportaje, como siempre. Lástima no haber podido asistir. El año siguiente no falto a poco que pueda. Ya ves lo que has conseguido con tan buena descripción y fotos.
    Un abrazo
    Toño

    ResponderEliminar
  2. Muy buen reportaje, lo bordas Javier, no falta nada. Lo del video es muy interesante.
    Fernando Álvarez.

    ResponderEliminar
  3. Muchas gracias por dar a conocer de esta manera los monumentos que tenemos en Cangas del Narcea, con motivo del día de la Cofradía del Vino.
    Jorge Juan. Cangas del Narcea.

    ResponderEliminar