domingo, 3 de junio de 2012

XII Concurso de quesos azules y pasta veteada "Memorial Manuel Arroyo".

La cabraliega localidad de Sotres, acogió el 23 de mayo de 2012 la entrega de este prestigioso concurso, celebrado con motivo del XXVIII Capítulo Internacional de la Cofradía del Queso de Cantabria.
Por primera vez Sotres, uno de los templos del queso Cabrales y por tanto de los quesos azules y de pasta veteada, ha acogido la entrega de estos premios, aunque no el concejo de Cabrales. Y es que ya son muchas las ediciones en las que queseros cabraliegos copan los primeros puestos, y el Consejo Magistral de esta ejemplar Cofradía, ha tenido a bien hacer entrega de los premios en el concejo, y así también conocer de primera mano la realidad de nuestro queso más conocido exteriormente.
A la entrega de estos premios, acudimos por primera vez, por gentileza del matrimonio amigo César Cobo y Consuelo Solano, santo y seña y auténticos embajadores de esta Cofradía. Con un precioso día primaveral nos sumamos en Arenas de Cabrales, a los veinte cofrades que se desplazaron desde Santander, no sin antes hacer una pequeña parada en el “pozo de la oración” de Poo, para admirar (jamás me cansaré) el esbelto picu Urriellu. Desde allí se le ve lucir esplendoroso en mitad del macizo central de los Picos de Europa, y una vez más pude “saludar a mi viejo amigo”, como le gustaba decir a Pedro Pidal y Bernaldo de Quirós, primer escalador del picu el 5 de agosto de 1904 con Gregorio Pérez “el cainejo” cuando ya mayor, acudía todos los años a este lugar a observarlo.

Al empresario Zacarías Puente Herboso, le deben mucho los quesos de Cantabria y los amantes de los mismos, no solo de la comunidad vecina sino del resto del país. Él fue el creador en 1981, junto al periodista Mann Sierra, de la Feria del Queso de Cantabria, en su establecimiento “El Risco” en Lared, feria que realizó durante 10 años, y de la que posteriormente surgió “La quesucada de Laredo” en el año 1997 y que estos días celebrará su XVII edición. A él también se le debe la fundación de la Cofradía de los Quesos de Cantabria en 1985, que realizó su I Gran Capítulo en 1986 en Laredo, y de la que es su Gran Maestre desde esa fecha. Y a él también la creación de este concurso, cuya primera edición se celebró en el año 2001, coincidiendo con el XVII Capítulo de la Cofradía.
El amplío programa del día, después de la parada en Arenas de Cabrales, continúo en Sotres, dónde le teniente de alcalde de Cabrales -Francisco González- esperaba nuestra llegada para dar la bienvenida a todos los asistentes. La visita a una cueva de maduración de quesos, el acto de entrega de premios con coloquio posterior y la comida de hermandad, para concluir la estancia en tierras cabraliegas en Asiego, eran las actividades previstas.
El Horcadieyu, sita debajo de las últimas casas en el lado oeste del pueblo, fue la cueva visitada. Guiados por Rubén Fernández -buen conocedor de la misma al ser su hermana una de las que la utiliza- pudimos visitar in situ uno de los templos que hacen que el Cabrales sea un queso especial. La parte habilitada de la cueva, cuenta con una capacidad para 10.000 quesos a la vez, en las que pasan al menos dos meses, en unas condiciones optimas para  su maduración, gracias a su temperatura constante de 8-9º C y a una humedad del 90 %, facilitada por existir en ella un manantial. Visita ilustrada que ha permitido una visión más cercana del queso, y conocer el porqué de la peculiar maduración que lo hace diferente.
Con Jesús Villota, Consuelo, Emeterio y señora, César, Adolfo y señora y Moisés Cortes en la cueva.

Sotres, cuenta con cinco elaboradores de los treinta acogidos a la Denominación de Origen Protegida Queso Cabrales, de ellos Cristina Fernández González, Dionisia López Sánchez y Rogelio López Campo, maduran sus quesos en la cueva el Horcadieyu, mientras que Jessica López Fernández y Victorino López López, lo hace cada uno en cuevas independientes.
Concluida la visita, realizada en tres grupos, la escuelona –antiguas escuelas de la localidad- acogió el acto oficial de entrega de los premios, que estuvo presidido por Francisco González, Zacarías Puente, José Bada y Joaquín Blanco, como teniente de alcalde de Cabrales, Gran Maestre de la Cofradía, presidente del Consejo regulador de la DOP Cabrales y patrocinador de los premios respectivamente, y el posterior coloquio.
En la XII edición del concurso -que lleva el nombre desde la edición pasada del recordado Manuel Arroyo- celebrada el día 14 de abril del 2012 en Santander, contó con la participación de 47 quesos, procedentes de Alemania, Dinamarca, Suiza, Italia, Inglaterra, Francia, Austria e Irlanda, además de los españoles, de acuerdo con el acto leído por el gran notario de la Cofradía y presidente del jurado, Miguel Ángel Díaz. El jurado compuesto por 24 miembros, entre periodistas, restauradores, gastrónomos y representantes de la Cofradía organizadora y de otras cofradías gastronómicas, previamente selecciono los 10 quesos más valorados entre los 47 presentados, y entre ellos a los tres triunfadores. De los diez quesos finalistas, cinco pertenecían a la DOP Cabrales, de los que tres quedarían entre los cuatro primeros, dos a la DOP Picón Bejes-Tresviso, uno a la IGP Valdeón, uno a la AOC Roquefort y el otro a un industrial de Argüelles, en Siero.
El primer premio fue para José Bada Herrero, de Tielve, acogido a la DOP Queso Cabrales y que es la tercera ocasión que obtiene el premio. El segundo fue para Cristina Fernández González, de Sotres, acogido a la DOP Queso Cabrales y que repite el puesto de la edición anterior. El tercer puesto fue para Queserías Picos de Europa, S.L., de Posada de Valdeón (León) acogido a la IGP Queso de Valdeón. Estos premios cuentan, con el patrocinio de Ramón González y Hermanos, S.L., concesionario Peugeot en Torrelavega, recibiendo los tres primeros clasificados trofeo, diploma y 250 €, 100 € y 50 € respectivamente.
De izquierda a derecha Leticia Alonso, José Bada, Cristina Fernández y Joaquín Blanco.

A continuación se celebro un ameno coloquio “Sobre los Picos de Europa: el queso y el turismo”, que permitió acercarse a la realidad de uno de los quesos emblemáticos españoles, a través de diferentes intervenciones, con involucrados directos.
Zacarías puso énfasis en que a pesar de las dificultades sanitarias que oprimen al sector, el queso no se puede perder y hay que salvarlo entre todos; que cuando las administraciones se separan, se juntan los productores; el atractivo turístico del queso y su entorno, para terminar reclamando la colaboración de las administraciones, y que todos los quesos de los Picos de Europa –Cabrales, Picón y Valdeón- tuviesen una Denominación de Origen Protegida única.
Ignacio Gracia Noriega, como uno de los miembros del jurado, puso en valor el concurso, hizo una disertación histórica sobre los Picos, para manifestar que aunque los Picos de Europa pertenezcan a tres comunidades diferentes, hay que poner en valor lo que los une y el queso es sin duda el mayor de ellos, queso con carácter propio que bien se tiene ganada su fama.
Miguel Ángel Fuente, también miembro del jurado, abogo por una DOP conjunta del queso, en lugar de haber tres, y por un trabajo en común.
José Bada, en su triple condición de quesero, ganador del concurso y presidente de la DOP, resalto que este concurso es de carácter internacional, y que a pesar de participar numerosos países, nunca gana ninguno, por lo que entiende que venden una calidad que no tienen, y reclamo una mayor defensa para el queso y las instalaciones queseras a las administraciones, para que el mismo pueda subsistir, y resalto que el Cabrales mantiene la fórmula de toda la vida en su producción, a pesar de todas las dificultades que tienen.
Con José Bada y César Ruiz, presidentes respectivos de la DOP Cabrales y Nata de Cantabria.

Javier Campo Campo, en su condición de alcalde de Tresviso y quesero, hizo hincapié en que los pastores y los queseros son socialmente de poca importancia y que están marginados por las administraciones, que dan mayor importancia a la recuperación del oso –por ejemplo- que a la fijación de una población que se encuentra en extinción, sin relevo generacional, y con un claro abandono de actividades; terminando haciendo ver que el turismo rural por sí solo no es suficiente, poniendo de ejemplo que el mayor activo del concejo de Cabrales es el queso.

Javier Campo y Estela, buenos conocedores del queso Picón y Cabrales desde su infancia.
Adolfo Alonso, alcalde de Gurienzo, puso en valor el territorio de los Picos de Europa, su paisaje y su paisanaje, en el que una parte fue creada por Dios, pero otra por la gente que siempre los habitó. Hizo énfasis en los importantes recursos procedentes de Europa para actividades agrarias, que muchas de ellas van a parar a grandes terratenientes y no a los pueblos, donde realmente se necesitan.
Leticia Alonso, representante de la firma que obtuvo el tercer premio, hizo ver las enormes dificultades existentes para poder llevar a cabo inversiones en infraestructuras, dentro del parque nacional de los Picos, que redunden en sus habitantes, poniendo de ejemplo el intento baldío de abrir la pista forestal de Remoña, al público en general, lo  que redundaría en una corta comunicación de Valdeón con Potes.
A la conclusión del coloquio, el colectivo entono al ritmo que marcaba un gaitero local "Si vas a Reinosa"canción campurriana cuyo son es idéntico a nuestro "Chalaneru", "el himno de la Cofradía de los Quesos de Cantabria" y el himno de Asturias, Asturias Patria Querida, previo al ágape gentileza del ayuntamiento cabraliego, en el que pudimos degustar diferentes quesos de Cabrales, para deleite de todos nosotros, y que precedió a la comida realizada en el hotel restaurante Cares, compuesta por fabada y cabritu, platos que nunca faltan en las mesas de los restaurantes sotrenses.

Concluida la comida, se dejaba Sotres para ir hacia Asiego, dónde se realizaría una breve parada en el mirador Pedro Udaondo Echevarría,  que hizo de los Picos de Europa su segunda casa, con múltiples vías abiertas en diferentes picos, y en los que falleció a la edad de 73 años, mientras ascendía por el Jou de los Asturianos. El mirador, abierto el 7 de octubre de 2007, tiene magníficas vistas sobre todo el macizo central, con el Urriellu en el centro de todo él, mostrando todo su esplendor, y lleva el nombre del mítico alpinista vasco, que consiguió por primera vez hacer cumbre en el Urriellu en invierno, picu que ascendió en más de 150 veces.
Leticia, Consuelo y Estela, en el mirador, con el Urriellu altivo al fondo.

En el mirador, Javier Niembro esperaba al grupo, para dar las primeras explicaciones sobre lo que desde él se divisaba y de lo que significa en Cabrales la elaboración del quesu. Javier junto a su hermano Manuel, es artífice de la puesta en marcha de un peculiar proyecto empresarial, la Casería Pamirandi,  en el que haciendo honor a su abuela Guillermina, muestran a través de su “Ruta´l quesu y la sidra” un viaje a través del paisaje, cultura y gastronomía asturiana.  
La visita permite conocer el pastoreo en los puertos del Cuera y los Picos de Europa; la gestión colectiva de las tierras de labor; el cultivo y las variedades de manzana de sidra asturiana; los elementos y organización del hábitat rural asturiano; la visita a una quesería elaboradora de Cabrales y a una cueva de maduración, con la explicación de su elaboración y la visita a un llagar de sidra, para explicar el método de elaboración artesanal de la misma.
El grupo sólo realizó la visita al llagar, dónde se le acercó al mundo de la sidra, poniendo punto final a la estancia en el concejo cabraliego, en un día en el que se pudo disfrutar de su paisaje, paisanaje y gastronomía en su máxima expresión.

Enhorabuena a la Cofradía de los Quesos de Cantabria, por el magnífico concurso que realizan, que permite año a año conocer la realidad de los quesos azules y de pasta veteada, no solo a nivel nacional, sino también internacional. Y a César y Consuelo, por hacernos participes e invitarnos a pasar el entrañable día vivido con ellos.
“La tierra no la heredamos de nuestros padres, la tomamos prestada de nuestros hijos”. Anónimo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario